Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 20 s 6 s 2007 ABC Raymond Nakachian acusa a Arabia Saudí de encarcelarlo 99 días en Marruecos No tenían ningún motivo asegura el magnate libanés afincado en Marbella JUAN S. CABELLO MADRID. No hay pruebas contra Raymond Nakachian, el famoso magnate libanés, de nacionalidad española, afincado en Marbella. Su antiguo chófer lo había denunciado en Arabia Saudí por una deuda de 10 millones de dólares. El Ministerio de Interior árabe lanzó inmediatamente una orden de extradición contra él. Durante un viaje a Marruecos, el año pasado, la Policía lo detuvo y lo envió a prisión. Rabat pidió entonces a Riad un expediente incriminatorio que nunca llegó. Después de 99 días en la cárcel, lo soltaron. Ayer anunció en Madrid que emprenderá acciones legales contra Arabia Saudí por encarcelarlo sin pruebas ni sentencia Estoy enfermo de cáncer. En los 99 días en prisión- -de octubre a diciembre del año pasado- -no recibí quimioterapia. Además, la situación en las cárceles es infrahumana: En 40 metros cuadrados dormíamos 70 personas, roedados de excrementos y de cucarachas aseguró Nakachian. Denuncia pública contra Marruecos y, de Arabia Saudí, los puntos sobre las íes. Si bien la familia real no estaba enterada de su caso- -pese a que él mismo, una vez libre, se encargó de enviar un informe a Riad desde el consulado saudí en Málaga- los que están por debajo son unos incultos en un reino sin ley que deciden tu vida o tu muerte Sólo les interesa el petróleo. Es un país de súbditos sin derechos afirmó ayer en el hotel de Madrid donde, precisamente, se aloja parte del séquito del Rey Abdalá, de visita estos días en España. Uno de los bomberos que ayer contribuyó a extinguir el fuego en Carolina del Sur AP Charleston sufre el siniestro de bomberos más grave desde el 11- S Nueve miembros del cuerpo fallecieron al venirse abajo la fachada de una nave de muebles que ardía como una pira ABC WASHINGTON. Nueve bomberos murieron en la noche del lunes al martes cuando combatían un incendio en un comercio de sofás en Charleston, Carolina del Sur, según informó ayer el alcalde de esa ciudad estadounidense, Joe Riley. Nueve heroicos, valientes bomberos de la ciudad de Charleston perecieron mientras combatían el fuego dijo Riley en una rueda de prensa. En el local trabajaban unas 30 personas y, según agregó Riley, todas pudieron salir de la tienda menos una, que tuvo que ser evacuada a un hospital. da el área. Durante las labores de extinción que se efectuaban por la noche se informó de que se desconocía la suerte de varios de los bomberos congregados en torno al local, el Sofa Super Store en la autopista Savannah del área de West Ashley. Ayer por la mañana el edificio se había convertido en un montón de escombros tras el incendio que durante toda la noche levantó una columna de humo visible desde varios kilómetros a la redonda. Tom Olshanski, portavoz de la Administración de Bomberos de Estados Unidos, confirmó que desde los atentados del 11 de setiembre de 2001, cuando 343 bomberos perdieron la vida combatiendo el fuego en las Torres Gemelas de Nueva York, no se habían registrado tantas bajas en un incendio. Es la peor pérdida de vidas de bomberos desde el 11- S dijo Olshanski, que agregó que estaban notificando aún de lo ocurrido a las familias de los nueve muertos. Es un sombrío recordatorio de los peligros del trabajo que hacemos dijo. El propietario de la tienda, Herb Goldstein, expresó ayer también su consternación por la tragedia: Todos nosotros, aquí en la Sofa Super Store estamos destrozados y con el corazón roto por esta tragedia. Nuestros pensamientos y nuestras oraciones se dirigen a las familias y a los seres queridos de estos bomberos heroicos que perdieron la vida dijo emocionado. Goldstein se había hecho con la propiedad de ese local hace aproximadamente 15 años, según declaró su hijo, Jeff. En una plaza pequeña, cerca de la sede de los bomberos, muchos ciudadanos dejaron ayer mensajes de condolencia y flores, en la base del monumento dedicado al heroísmo en la lucha contra el fuego. En una nota se podía leer: Nuestros pensamientos y nuestras oraciones están con todos vosotros y con vuestras familias R. Nakachian CARLOS HERNÁNDEZ Casualidad: En el piso de París del chófer que me denunció, vivía uno de los secuestradores de mi hija Mélodie Una ola de escombros Al anochecer, la fachada del edificio colapsó y se precipitó en una ola de escombros que envolvió a más de veinte bomberos y socorristas. Trozos de madera y cenizas alcanzaron entonces a cientos de curiosos congregados al otro lado de la calle. Decenas de bomberos de la zona trabajaron durante toda la noche y la autopista quedó bloqueada con los equipos y las ambulancias. Poco antes de la medianoche comenzó a llover, lo cual aumentó el humo en to- Tráfico de influencias Conmoción en Carolina del Sur: Han muerto nueve héroes de la ciudad mientras combatián el fuego ABC. es Galería de imágenes sobre el incendio en el local de sofás de Charleston (Carolina del Sur) en abc. es internacional No había ningún motivo para encarcelarme. Ha sido una estafa, denunció Un chófer que tuvo cuando residía en Arabia Saudí- -propietario por casualidad ironizó, del piso de París donde vivía uno de los procesados por el secuestro de su hija, en 1987- -utilizó las influencias de su cuñado, con amigos en Interpol y bien relacionado entre las autoridades saudíes, para que emitieran una orden de extradición- -en virtud de un tratado de cooperación judicial entre 22 estados islámicos, entre ellos, Marruecos- La Policía marroquí, que lo detuvo nada más pisar Tánger, lo metió en prisión a la espera de que Riad enviara su expediente y poder aplicar la extradición. Después de varias moratorias y tres vistas orales, y tras la intervención del cónsul español en Rabat, Luis Fernández, el fiscal decidió finalmente ponerlo en libertad. No existe un informe detallado -dice la sentencia del 10 de enero de este año- -de los delitos que se le imputan a Nakachian. Esto es como la guerrilla colombiana, pero oficial. Ha sido un secuestro aseguró ayer el abogado del magnate, Javier Saavedra. La orden es un borrador sin pruebas Estudiaremos los cauces jurídicos para llevar este asunto ante los tribunales españoles y ante Naciones Unidas avanzó. Raymond Nakachian asegura que pudo morir en la cárcel. Ahora, con 75 años, intenta recuperarse de su cáncer. Sólo quiero que me pidan perdón dice.