Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 s 6 s 2007 INTERNACIONAL 41 Turismo de guerra en Gaza No se ve un arma en las calles mientras que los civiles están devolviendo el botín de los saqueos. El imperio de la Seguridad impuesto por Hamás compensa, por ahora, las carencias que sufren los civiles de la franja en sus hogares LAURA L. CARO CORRESPONSAL GAZA. Imad el Akad, estudiante del santuario académico de Hamás, la Universidad Islámica de Gaza, se ha reservado la tarde para visitar la celda del Cuartel General de la Seguridad Preventiva donde los de Fatah le tuvieron en 2003 encerrado durante once días por liarse a pedradas contra uno de sus jefes militares que, cree recordar, había violado a un menor. Imad dice que no podrá identificar a ciencia cierta la que fue su mazmorra porque todo el tiempo le tuvieron con los ojos tapados, quizás para que tampoco viera a quien le hizo lo que no que ahora se niega a relatar embriagado, como está, en su nuevo estado de felicidad Vengo a darme una vuelta- -explica- -ahora que sé que nadie me volverá a meter preso aquí El Cuartel General de la Seguridad Preventiva de Gaza, el gran símbolo del poder armado de Fatah, donde en los años noventa sus enemigos de Hamás eran torturados como en un Guantánamo y despojados a cuchilladas de sus barbas para agravar la humillación, se ha convertido en una romería. Mientras Imad se sonríe entusiasmado a punto de empezar su gira, un matrimonio sale encantado de haber mostrado a tres niños la monstruosidad de la sangre seca y la miseria sórdida de los calabozos abiertos al público: el número 11, con su inscripción Al Qaida ha llegado a la tierra de Jerusalén tallado en la pared. El 9, con un kalasnikov dibujado en el muro debajo de la frase sólo tenemos el apoyo de Alá Y también los pasillos sucios del corredor del tormento, invadidos aún por restos de documentos quemados que los agentes leales al rais Mahmud Abbás, dejaron tras de sí antes de rendirse el jueves por la noche temerosos ante la letal embestida que preparaban las Brigadas de Hamás. Han venido docenas de personas, estamos organizando guías para una jornada de puertas abiertas anuncia con la mayor naturalidad Abu Mohammed, comandante de la Fuerza Ejecutiva islamista al mando ahora del edificio, donde por todas partes ondea la bandera verde del Movimiento Hamás. La franja es de pronto el reino de la disciplina y la ley prometido por el primer ministro, -destituido por el presidente palestino, pero primer ministro porque él lo dice- Ismail Haniye. Gaza, vacía ya de los adversarios de Fatah a los que combatir, efervescía ayer a pleno sol de gentes haciendo turismo por los lugares del desastre y de bañistas- -masculinos- -solazándose en la playa. Gozosos de disfrutar del nuevo estado del orden que los de Hamás han impuesto de la noche a la mañana: no se ve ni una sola arma por las calles. El Gobierno de Hamás lo ha prohibido, y no hay más que hablar. En los cruces ha surgido la figura inédita, casi extraterrestre, por estos pagos del agente de tráfico. El Gobierno de Hamás ya no permite anarquías al volante. Los civiles están devolviendo a sus dueños lo que robaron en los saqueos aprovechando el caos de la batalla: Abu Bukra entrega a la Seguridad Preventiva un carro de cañerías, de marcos de ventanas, un inodoro y una regadera que se llevó del cuartel... El Gobierno de Hamás ha dicho que no quiere ladrones, que a cada uno lo suyo. Ha llegado el imperio de la Seguridad. En las casas no hay mucho que comer, ya no hay quien pague los precios multiplicados por cuatro del saco de harina. Nadie sabe muy bien cómo va a arreglar eso Hamás, pero de momento, la ficción de paz compensa cualquier carencia. Con los viejos Gobiernos de Fatah había dinero, pero no seguridad; ahora con Hamás tenemos seguridad, aunque no dinero... Y la seguridad es lo más importante analiza el estudiante Imad el Akad. Ahora, lo que falta es la unidad palestina- -inventa divertido- -que Fatah y Hamás se junten, y así tendremos dinero y seguridad El Vaticano aconseja que el conductor rece y critica la vanidad al volante EFE CIUDAD DEL VATICANO. El Vaticano expresó ayer su preocupación por los numerosos muertos en las carreteras, denunció que el automóvil se ha convertido en un objeto de ostentación y vanidad para suscitar envidia, invocó la prudencia e hizo público un decálogo del conductor cuyo primer mandamiento es no matarás Así se destaca en el documento Orientaciones para la pastoral de la carretera presentado ayer por el cardenal Renato Martino, presidente del Consejo Pontificio para los Emigrantes e Itinerantes. El documento resalta que la carretera y el ferrocarril deben estar al servicio del hombre, cuyos comportamientos cambian- -precisa- -radicalmente si es conductor o peatón. Denuncia que a muchas personas cuando conducen les aflora el instinto de dominio, prepotencia y poder y el automóvil lo usan como objeto de ostentación de sí mismos, para eclipsar a los demás y suscitar envidias. El Vaticano propone un decálogo del conductor a semejanza de los Diez Mandamientos. El primero es No matarás segundo: La carretera sea para ti un instrumento de comunión entre las personas y no de daño mortal; tercero: Cortesía, corrección y prudencia te ayuden a superar los imprevistos cuarto: Sé caritativo y ayuda al prójimo en la necesidad, especialmente si es víctima de un accidente y quinto: El automóvil no sea para ti expresión de poder y dominio y ocasión de pecado El sexto mandamiento del automovilista es Convence con caridad a los jóvenes y a los que ya no lo son a que no se pongan al volante cuando no están en condiciones de hacerlo el séptimo: Brinda apoyo a las familias de las víctimas de los accidentes el octavo: Reúne a la víctima con un automovilista agresor en un momento oportuno para que puedan vivir la experiencia liberadora del perdón El noveno: En la carretera tutela al más débil y décimo: Siéntete tú mismo responsable de los demás El documento resalta que no está de más que el viajero se haga la señal de la cruz antes de emprender un viaje. Asimismo señala que también es fructuoso orar y rezar el rosario durante el viaje. Decálogo para el coche Calabozos Tres palestinos detenidos por Israel se desnudan para mostrar que no llevan armas AP Bush y Olmert se comprometen en Washington a apoyar a Abbás AFP WASHINGTON. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y el primer ministro israelí, Ehud Olmert, respaldaron ayer el nuevo gabinete palestino moderado y afirmaron que constituía una oportunidad para reanudar las estancadas conversaciones de paz. Bush dijo que confiaba en que el presidente palestino, Mahmud Abbás, y su primer ministro Salam Fayad se fortalecerán hasta estar en condiciones de liderar a los palestinos en una dirección diferente Quiero fortalecer a los moderados y cooperar con Abbás, dijo por su parte Olmert, que conversó con Bush en Washington por tercera vez en poco más de un año. Ambos dirigentes insistieron en que el nuevo gabinete tiene la oportunidad de reanudar las conversaciones de paz entre Israel y los palestinos, suspendidas desde 2000. Compartimos una visión de los dos Estados viviendo en paz como vecinos- -señaló Bush- Nuestra esperanza es que el presidente Abbás y el primer ministro Fayad se fortalezcan hasta el punto en que puedan liderar a los palestinos en una dirección diferente, con diferentes aspiraciones El primer ministro israelí añadió que: Voy a hacer todos los esfuerzos posibles para trabajar conjuntamente a fin de dotar a los palestinos de una oportunidad real y genuina tener su propio país Olmert dijo a comienzos de esta semana que estaba listo para mantener contactos regulares con el presidente palestino, resolver los principales problemas cotidianos y encontrar caminos para resolver los grandes temas