Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA La batalla de los estatutos MIÉRCOLES 20 s 6 s 2007 ABC ERC e IU no se creen ya socios preferentes del PSOE en el Congreso J. L. L. MADRID. El final de la legislatura se acerca y los socialistas parecen cada día más alejados de ERC e IU, sus socios preferentes durante en estos últimos tres años en el Congreso. Lo ocurrido ayer en la Cámara no deja lugar a dudas: ante las proximidad de las elecciones generales, el PSOE pretende soltar el lastre de sus aliados independentistas y ecocomunistas. Pocas veces se ha podido ver en esta legislatura a los dirigentes de ERC e IU tan enfadados con la actitud del grupo mayoritario. Esquerra tiene todo un listado de agravios contra el PSOE. Los republicanos se quejan de que Zapatero lleva semanas sin querer responder a sus preguntas durante las sesiones de control. Pero lo que más ha molestado a ERC es la actitud de los socialistas durante la tramitación de la futura ley de la Carrera Militar. En este sentido, el diputado de ERC Joan Puig acusó ayer al PSOE de saltarse la democracia y poner en práctica una pantomima para impedir que el proyecto de ley pueda debatirse y aprobarse en el Pleno del Congreso y no en la Comisión de Defensa, como finalmente se decidió. Esquerra pidió la avocación a pleno del proyecto de ley, pero los socialistas lo impidieron mediante una argucia parlamentaria Según explicó Puig, la Comisión de Defensa se reunió ayer durante apenas cinco minutos con la única intención de que la ley se aprobase allí, ya que el reglamento del Congreso impide que una norma que ha comenzado a debatirse en este órgano con competencia legislativa puede elevarse después al Pleno de la Cámara. Los dirigentes de IU también están indignados con el PSOE. El portavoz de la coalición, Joan Herrera, reprochó ayer a Zapatero que no cumpla sus compromisos medioambientales ni en lo que se refiere a las nucleares ni en otros aspectos como la denominada fiscalidad verde o los retos del cambio climático. En este sentido, aseguró que si el PSOE cierra un acuerdo con el PP en esta materia, se producirá un grave desencuentro que supondrá un punto de inflexión en sus relaciones con los socialistas. El Gobierno se va a encontrar de frente con un grupo ecologista porque no nos vale lo que hacen dijo. La Generalitat ataca a Múgica por no recurrir el Estatuto andaluz El Defensor del Pueblo dice que el fallo del TC sobre el texto catalán vale para otras reformas J. L. LORENTE MADRID. El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, fue atacado con extrema dureza de nuevo ayer por la Generalitat de Cataluña y CiU, que no le perdonan que presentara un recurso contra el Estatuto catalán. En esta ocasión, Múgica ha decidido no interponer un recurso contra el nuevo Estatuto andaluz con el argumento de que el próximo fallo del Tribunal Constitucional sobre el texto catalán servirá para determinar la legitimidad de normas similares. CiU tachó de esperpéntica y sectaria la actitud de Múgica, al considerar que el texto andaluz es prácticamente una copia del catalán. La Generalitat considera penoso y preocupante que priorice los prejuicios políticos a la neutralidad propia de la institución que representa. De este señor no nos extraña lo que pueda hacer dijo el portavoz del Gobierno autonómico. El debate parlamentario continúa hoy, ya que Múgica comparece en el Pleno de la Cámara Baja para dar cuenta de su informe anual. Mediante una nota enviada a los medios de comunicación, Múgica señala que aunque las cuestiones suscitadas por esa norma pudieran ser, en parte, similares a las que motivaron el recurso sobre el Estatuto catalán entiende que su tarea de garantía de los derechos y libertades públicas de los ciudadanos y de vigilancia del principio de igualdad de los mismos, en el marco de las reformas estatutarias, ya se da por cumplimentada con el citado recurso. Para el Defensor del Pueblo, los textos posteriores al catalán no incorporan novedades significativas que precisen de una nueva intervención en ejercicio de su legitimación constitucional A su juicio, no es imprescindible la reiteración procesal de recurrir todos y cada uno de los estatutos para que el TC se pronuncie una y otra vez de igual manera El Defensor del Pueblo entiende que, más allá del pronunciamiento concreto, con su recurso al texto catalán busca una doctrina precisa del Constitucional sobre los principios y los límites del proceso de reformas estatutarias Además, opina que todos los estatutos de autonomía corresponden al bloque de constitu- La pantomima del PSOE El Defensor del Pueblo, en la presentación de su último informe en el Congreso cionalidad, lo que supone que la posición del Tribunal Constitucional tendrá efecto en todos ellos. El Estatuto de Andalucía fue aprobado por las Cortes Generales el 20 de diciembre sin ningún voto en contra y ratificado por el pueblo andaluz en referéndum el 18 de febrero. EFE El PP quiso ayer dar la razón al Defensor del Pueblo con el argumento de que que el texto andaluz está a años luz por debajo del Estatuto catalán Camps plantea retirar su recurso al TC cuando se aclare la financiación ABC MADRID. El Gobierno de la Generalitat valenciana presentará hoy un recurso de inconstitucional contra el nuevo estatuto de autonomía andaluz para que interprete la incongruencia entre éste y el estatuto catalán, pero se planteará su retirada en cuanto se acuerde la cooperación necesaria y la financiación adecuada para todas las autonomías Según un comunicado de la propia Generalitat, se plantea el recurso por ser el único trámite jurídico para que el TC pueda analizar el asunto y no supone poner en duda la constitucionalidad del texto andaluz pactado en su día entre el PSOE y el Partido Popular. El ejecutivo que preside el popular Francisco Camps tiene dudas sobre el apartado segundo de la disposición adicional tercera- -que fija ya un criterio de financiación por población y para un periodo de siete años- -y quiere que el TC siente criterio. Camps tendrá una primera reunión el día 11 de julio con el presidente de la Junta andaluza, Manuel Chaves, y con el responsable del PP en Andalucía, Javier Arenas, que servirá para preparar un acuerdo sobre la financiación. Un pacto sobre el fondo del asunto llevaría a Camps a retirar el recurso. La Generalitat valenciana insistió ayer en dejar claro que, pese a su iniciativa, considera que el Estatuto andaluz reconoce el principio de solidaridad que a su vez defiende la Comunidad Valenciana.