Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN MIÉRCOLES 20 s 6 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro SIN AVANCES EN EL SAHARA AS primeras negociaciones directas en siete años entre Marruecos y el Frente Polisario han terminado sin progresos, a no ser que se considere un avance que las dos delegaciones fueran capaces de cenar juntas. Pero el mero deseo de alcanzar una solución no basta para lograrla, y las alegrías con las que la diplomacia española ha ayudado a que se celebrase este encuentro bajo los auspicios de la ONU no sirven, al fin y al cabo, de gran cosa. Decir ahora que será un proceso largo cuando lleva más de treinta años en danza resulta sencillamente sarcástico. Mientras no se produzca un cambio fundamental- -sea en Marruecos, en el seno del Polisario o en Argelia- todo lo que se puede esperar es volver sobre las mismas posiciones de unos y otros, que por su naturaleza son mutuamente excluyentes. A España le interesaban dos cosas: garantizar que en un proceso como éste se respete escrupulosamente el Derecho Internacional y que se obtenga una solución que no genere más inestabilidad en la zona. Además, habría sido necesario honrar los compromisos históricos con quienes fueron ciudadanos españoles y a los que se debe, al menos, cierto respeto. Pero con sus gesticulaciones, el Gobierno ha hecho mucho más complicada la posición española en el Magreb- -hasta nos han subido el precio del gas- -y no ha obtenido ninguna ventaja sólida a cambio. L POLÍTICA DE OCULTACIÓN BC se ratifica en la información publicada ayer sobre la participación del secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, en las últimas reuniones celebradas con ETA en mayo. Tanto León como el titular de su departamento, Miguel Ángel Moratinos, desmintieron esta información, que tacharon de falsa Sin embargo, a estas alturas de mandato socialista, los desmentidos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero sobre el proceso de paz y de diálogo con ETA carecen de valor, porque han quedado al descubierto por los hechos en unas ocasiones, y por el silencio sumiso en otras, cuando han aparecido informaciones similares en medios de comunicación a los que el Ejecutivo no osa contradecir. El PSOE viene faltando a la verdad desde 2002, año en que empezaron los contactos del presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, con el líder batasuno, Arnaldo Otegi. Dichas conversaciones tenían carácter político, buscaban un acuerdo básico para propiciar un alto el fuego de ETA y comprometían negociaciones sobre el futuro institucional del País Vasco. Luego han faltado a la verdad el Gobierno socialista y su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, negando los encuentros directos con ETA desde junio de 2005, bajo los auspicios de un centro internacional- -el Henri Dunant, en Ginebra- -y de diversos gobiernos europeos. Y han faltado todos a la verdad- -el PSOE, el Gobierno y Rodríguez Zapatero- -al negar nuevamente los encuentros con ETA y Batasuna celebrados después del atentado terrorista contra la T- 4 de Barajas, en donde fueron asesinados dos ciudadanos ecuatorianos y tras el cual, el ministro del Interior anunció que el proceso quedaba roto El tal proceso de diálogo se ha asentado, por tanto, sobre una política de ocultación de la realidad y de discursos falsos a la opinión pública. Se ha hurtado a los ciudadanos el derecho a un verdadero control democrático de la acción del Gobierno, pero también se ha cercenado su derecho a ser informados verazmente acerca de la dirección política del país. Y lo peor es que estas prácticas de desinformación han recaído A en la lucha antiterrorista, mientras el PSOE y Rodríguez Zapatero decían ser leales al pacto contra el terrorismo suscrito con el PP en 2000. Los socialistas han frivolizado con las ansias de paz de los españoles, tratando a los ciudadanos como menores inmaduros, ocultándoles una política subterránea de contactos clandestinos con Batasuna, incluso cuando ya estaba ilegalizada, y con ETA, mientras seguía atentando. Pocas veces una democracia ha sido tan ninguneada por un Gobierno. En pocas ocasiones se ha constatado tan claramente la responsabilidad política a la que se debe un Gobierno por faltar a la verdad a los ciudadanos, confundir a la Prensa y defraudar la lealtad al principal partido político de la oposición. En un sistema democrático con recursos eficaces, un cúmulo tal de falseamientos y desmentidos mendaces habría dado lugar, como mínimo, a una comisión parlamentaria de investigación, como la que se constituyó para investigar las mentiras del 11- M. Ni Richard Nixon dimitió por espiar al Partido Demócrata, ni Bill Clinton fue investigado por su relación con Mónica Lewinski. Uno y otro se enfrentaron a las consecuencias de sus mentiras. La mentira reiterada se convierte en una espiral que no es fácil abandonar cuando resulta rentable o nadie se encarga de pedir cuentas por ella. Pero no por esto deja de ser una manifestación de falta de ética, personal y política. Desde su comienzo en 2002, el proceso de contactos del PSOE y del Gobierno socialista con ETAy Batasuna, se ha nutrido dela doblemoral socialista, tan carente de freno alguno que les ha permitido jugar a dos barajas, cuando la sociedad confiaba en que sólo se atenían a una, la de la derrota de ETA y la cooperación con el PP Es lamentable la situación en la que un Gobierno no tienecrédito paradesmentir informaciones. Peor es aún cuando se muestra contumaz en negar la verdad conocida. Por lo querespecta alderechoa la información, ABC siempre tendrá muy claro que la derrota del terrorismo no exige, en absoluto, silenciar los errores del Gobierno ni su estrategia de ocultación a la opinión pública. Y sus fuentes son sagradas y, a la vez, certeras. La trayectoria de ABC, antes y ahora, así lo acredita. VETO CULTURAL EN FRÁNCFORT A decisión del tripartito catalán de no invitar al periodista, escritor y articulista de ABC Valentí Puig a la prestigiosa Feria del Libro de Fráncfort en otoño revela un sectarismo injustificable. Su exclusión- -como la de otros muchos autores que escriben en castellano- -no se debe a una torpe infravaloración del talento y la trayectoria intelectual de Puig, reputado como uno de los mejores conocedores de la literatura catalana. No. Se debe a una lamentable muestra del sectarismo con el que se manejan las instituciones culturales de la Generalitat, muchas de las cuales agonizan en manos de ERC, con el PSC haciendo la vista gorda. Marginar el castellano en Cataluña es una irresponsabilidad por la que la sociedad catalana debería pasar factura a sus políticos; pero descargar esa inquina hacia la principal lengua de España castigando a autores ampliamente reconocidos es tirar piedras contra el tejado de la cultura catalana. En el caso de Puig, como en el de otros escritores excluidos, no rigen criterios objetivos de selección, sino una manipulación de la realidad, un vergonzoso ejercicio de nepotismo y el castigo al discrepante por la vía del desprecio. Con decisiones así, la Generalitat se muestra sumisa al pensamiento único que caracteriza a la parte más radical y anacrónica de una izquierda que sólo es capaz de concebir la cultura desde la censura y los vetos. La cultura catalana merece un mejor trato. L ESPERANZA AGUIRRE, NUEVA ETAPA SPERANZA Aguirre obtuvo ayer la confianza de la Asamblea de Madrid, confirmando así la rotunda victoria electoral del PP en las elecciones autonómicas. Pocas sorpresas cabía esperar en el debate de investidura, con un PSOE que empieza una larga travesía del desierto e IU en la posición secundaria que le corresponde por su porcentaje de votos. Aguirre presentó un programa de gobierno atractivo, basado en una eficacia más que acreditada por los populares en su larga etapa al frente de la comunidad autónoma. En Madrid no hay problema alguno de identidad, ni se pierde un solo minuto en debates estériles. El resultado de la buena gestión es una comunidad próspera, dinámica, activa y cuya economía crece sin parar y absorbe con holgura a muchas gentes que llegan en busca de un futuro mejor. En este contexto, como dijo la presidenta en su discurso, Madrid está en condiciones de dar el salto que la coloque a la cabeza de las regiones europeas Es importante que se renueve la confianza en la sociedad civil frente a cualquier tipo de intervencionismo y de arrogancia en el ejercicio del poder. En efecto, frente al tópico que habla de una región dominada por la burocracia y el empleo público, Madrid es hoy el prototipo de la fortaleza empresarial y del establecimiento de un marco adecuado para la creación de riqueza. E Por eso, en el debate de la Asamblea se habló de las cosas que verdaderamente importan. Aguirre prometió bajar los impuestos, en concreto, aumentando las deducciones por adquisición de vivienda y revisando el anacrónico impuesto sobre patrimonio. Planteó nuevas infraestructuras, como la M- 61, sin olvidar el desarrollo del transporte público, que tanto éxito ha tenido en la pasada legislatura. Libertad de horarios comerciales, más hospitales y becas para estudiar en el extranjero son compromisos muy positivo en beneficio de la vida cotidiana de los ciudadanos. En el mismo sentido se orienta el propósito de reforzar la seguridad ciudadana, lo que exigirá una dura negociación con el Gobierno para abordar en serio un problema que reclama soluciones eficaces. Más complejo será llevar a la práctica el compromiso- -anticipado en el Foro ABC inmediatamente antes de la campaña electoral- -de limitar las alturas en las nuevas urbanizaciones. Convendría también estudiar con cuidado la anunciada creación de un consejo consultivo que sustituya al Consejo de Estado como órgano de asesoramiento jurídico. Aguirre ganó por goleada las elecciones a Rafael Simancas, retirado ya por los suyos de la primera línea. Se dispone ahora a comenzar una segunda legislatura que, a juzgar por lo anunciado, sigue en el buen camino al servicio de los madrileños.