Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 DEPORTES El Real Madrid, campeón de Liga s El día siguiente MARTES 19 s 6 s 2007 ABC Israel espera con ansiedad a los campeones para verles jugar en el partido por la Paz HUGO MEDINA JERUSALÉN. Los aficionados israelíes esperan con ansiedad la llegada del equipo merengue para jugar un partido amistoso que le enfrentará hoy a un combinado de jugadores israelíes y árabes que ha organizado el Centro Peres para la Paz. La prensa hebrea y palestina se deshicieron ayer en elogios al ganador de la Liga. El suplemento deportivo del diario Yediot Ahronot, el de mayor difusión en el país, llevaba en su portada una fotografía de los jugadores merengues celebrando el tercer gol contra el Mallorca bajo el título Vienen los Campeones Los dos canales deportivos de la televisión hebrea difundieron simultáneamente los partidos de Real Madrid y el Barcelona y los aficionados se pasaron la tarde zapeando de un canal a otro. Uno de los canales, que es de pago, transmitió el del Madrid, mientras que el otro, que es gratuito, lo ofreció el del Barcelona. En este país se sigue la Liga española con gran atención desde hace años. Muchos aficionados se reúnen en los bares y pubs que disponen de pantallas gigantes para ver los encuentros y conocen las anécdotas de la Liga tan bien como puedan conocerlas los aficionados españoles. El Real Madrid llenará el mayor estadio de Israel, que en realidad es de mediano aforo, donde jugará contra el combinado que ha preparado el Centro Peres. El precio de las entradas oscila entre los cinco euros que pagarán niños y militares y los 60 euros que corresponden a las entradas más caras. Calderón regaló al alcalde de Madrid una camiseta con el número 30, el de la Ligas ganadas Paseo con Copa por todo Madrid La plantilla regaló sendas camisetas con el 30 a Esperanza Aguirre y a Gallardón, y ofreció el trofeo a la Patrona de la ciudad G. MUÑOZ MADRID. Notables ausencias y euforia desenfrenada. Esos fueron los datos más destacados del recorrido oficial- festivo que hizo ayer la plantilla del Real Madrid por las instituciones madrileñas para ofrecer la victoria en la Liga a su afición. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, recibió a los blancos, encabezados por el presidente del club, Ramón Calderón, y por el entrenador, Fabio Capello, pero con las ausencias de David Beckham, Roberto Carlos, Antonio Cassano, Emerson, Marcelo, Robinho y Fernando Gago. Los tres primeros adujeron motivos personales para perderse la fiesta (Beckham y Roberto Carlos dejan el equipo este año para jugar en Estados Unidos y Turquía, respectivamente, a partir de la próxima temporada) mientras que los demás tuvieron que ausentarse al estar convocados por sus selecciones nacionales. La presidenta madrileña entregó a cada jugador una medalla conmemorativa de la visita al emblemático edificio del reloj de la Puerta del Sol, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid. No faltaron los discursos: Agradezco un día tan bonito para la Junta y para mí. Hemos conseguido el primer título de fútbol, que tanta pasión produce en nuestros aficionados. Gracias, presidenta, por haber sufrido en el estadio con nosotros y también por emocionarse señaló Ramón Calderón. Hoy celebramos la Liga 30 del equipo que más Copas de Europa ha conquistado. El segundo en Ligas tiene 18, casi les habéis doblado, por eso sois el mejor equipo del mundo. Lo sabemos todos los madrileños. Para la Comunidad de Madrid es un honor extraordinario contar con un equipo como el Real Madrid dijo Esperanza Aguirre en su discurso. La plantilla blanca correspondió a la presidenta con una camiseta del equipo con el número 30 a la espalda sobre el que se podía leer Esperanza que Aguirre no dudó en enfundarse para posar ante los fotógrafos. Después llegó la primera parte de la ofrenda a la afición, cuando la presidenta regional y algunos miembros de la plantilla salieron al balcón del edificio del reloj. Varios miles de aficionados agradecieron y aplaudieron las palabras que les dedicaron Casillas y Sergio Ramos, y pidieron al capitán, Raúl, un discurso que fue excesivamente breve por la afonía que sufría el delantero, consecuencia de la fiesta de la noche anterior. Tras botar, cantar, saludar a los aficionados y atender a la Prensa, jugadores y directivos subieron al autobús para encaminarse al Ayuntamiento. José Antonio Reyes fue uno de los más vitoreados por el público, mientras las jovencitas pedían a gritos la presencia de un David Beckham ausente. La calle Mayor era un auténtico espectáculo, con cientos de aficionados en las aceras para ver pasar el autobús y una plaza de la Villa (sede de la Casa Consistorial de la capital) abarrotada de aficionados. De nuevo Reyes fue al más aclamado, aunque jugadores como Guti, Casillas, Diarra, Mijatovic, el propio presidente Calderón y, por supuesto, el entrenador, Fabio Capello, tuvieron que saludar una y otra vez ante la peticiones del personal. Los capitanes, Raúl y Guti, volvieron a ofrecer la copa de la Liga desde el balcón de la Casa de la Villa, como antes habían hecho en la Puerta del Sol, y de nuevo corrieron los micrófonos de mano en mano. Aquí sí se arrancó Raúl, quien, pese a sus problemas de voz, agradeció a la afición su apoyo durante toda la tempora- El año pasado, el Centro Peres organizó un partido similar con el Barcelona. En el combinado que se enfrentó al equipo catalán no figuraba ningún jugador árabe puesto que los palestinos se negaron a jugar al fútbol con jugadores israelíes en protesta por la ocupación militar de Cisjordania y Gaza. Los palestinos sostienen que este tipo de espectáculos se utilizan para ocultar la inhumana realidad que se vive a diario en la franja de Gaza y Cisjordania, donde la población civil ni siquiera puede desplazarse de una localidad a otra y vive encerrada en sus pueblos por los soldados israelíes. Este año, sin embargo, los palestinos están dispuestos a participar en el espectáculo, al menos por ahora. El año pasado, el Barcelona Gracias por haber sufrido Reyes, aclamado El alcalde pidió al Real Madrid que sea un gran embajador para conseguir los Juegos Olímpicos del 2016