Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es MARTES 19- -6- -2007 ABC El número dos de Moratinos representa a Zapatero en las negociaciones con ETA Bernardino León acumuló experiencia en el proceso de paz entre israelíes y palestinos abierto en Oslo s Es considerado como un diplomático discreto y con cintura J. PAGOLA MADRID. El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, un diplomático forjado en el conflicto entre israelíes y palestinos, es el interlocutor que ha representado al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero en las reuniones mantenidas con ETA durante el proceso de paz al menos, en las celebradas los pasados días 14, 15 y 16 de mayo, que tuvieron como escenario Ginebra, según aseguran a ABC fuentes de la máxima solvencia. Su condición de número dos de la Diplomacia española otorga a León una justificada razón para desplazarse en cualquier momento por el extranjero. Así, entre el 14 y el 16 de mayo estuvo en Ginebra sin llamar la atención, pese a que pidió a la representación española apoyo logístico para moverse con el suficiente margen de maniobra. La ciudad suiza ya acogió en 2005 los encuentros preliminares entre Eguiguren y Ternera trasladados después a Oslo. Precisamente Eguiguren fue uno de los representantes del PSOE que esos mismos días de mayo, y también en Ginebra, se reunieron entorno a la mesa política con una delegación de Batasuna encabezada por Otegi. bía relegado como referencia para su estrategia negociadora el modelo irlandés, por su estancamiento, y prefería imitar el ejemplo noruego, que había suscitado una euforia poco después frustrada. Hasta el punto de que desde HB se proclamaba a los cuatro vientos que la izquierda abertzale tiene su Arafat- -en alusión al equipo de interlocución de ETA- -y ahora hace falta que el Gobierno encuentre su Isaac Rabin- -en referencia al entonces primer ministro de Israel- La etapa de Moratinos como Enviado Especial para Oriente Próximo concluyó en 2003. Pero una vez nombrado por Zapatero máximo responsable de la Política Exterior española, rescató a Bernardino León de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo para convertirlo en número dos del Ministerio. De 42 años de edad, y natural de Málaga, en junio de 1990 ingresó en la Carrera Diplomática tras licenciarse en Derecho. Antes de realizar labores de mediación en el conflicto de Oriente Próximo, estuvo destinado en las representaciones diplomáticas españolas en Liberia, Argelia, Grecia. Bernardino León es considerado un diplomático ponderado, discreto, paciente y con cintura. Probablemente, el presidente del Gobierno se fijó en estas cualidades, pero sobre todo, en su condición de mano derecha de Moratinos y en su experiencia en el conflicto entre israelíes y palestinos, para de- Secuencia del vídeo distribuido por ETA entre sus bases, mientras negociaba con el Gobierno ABC Enviado de la UE Bernardino León Grosso es, desde hace al menos diez años, la mano derecha del actual ministro de Asuntos Exteriores. Cuando Miguel Ángel Moratinos- -tras su breve paso por la Embajada de España en Israel en 1996- -fue nombrado Enviado Especial de la Unión Europea para el proceso de paz en Oriente Próximo, lo primero que hizo fue ficharle como consejero personal. Ambos tuvieron un papel destacado en las negociaciones que palestinos e israelíes mantuvieron a finales de los años noventa a partir de la vía abierta en Oslo, bajo el auspicio de la UE. Se da la circunstancia de que por aquel entonces ETA ha- Jesús Eguiguren TELEPRESS Bernardino León E. AGUDO León niega haberse reunido con la banda El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, recién aterrizado precisamente en Ginebra, desmintió ayer a este periódico, de forma rotunda y categórica haber mantenido contacto alguno, directo o indirecto, con miembros, representantes o enviados de la banda terrorista ETA o de su entorno. En conversación telefónica, León aseguró que la única gestión realizada respecto de ETA ha sido la de explicar a nuestros aliados europeos e internacionales, siempre bajo la supervisión del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, la situación después de la ruptura de la tregua por parte de la banda terrorista El número dos de la diplomacia española insistió desde Suiza en su desmentido, a la vez que comentó estar muy centrado hoy en día en las negociaciones con países africanos sobre inmigración y en el tema del gas con Argelia signarle como su representante secreto en la mesa técnica la que, según la hoja de ruta propuesta en Anoeta, debe negociar paz por presos El número dos de Exteriores despacha personalmente con Zapatero para darle cuenta por vía directa de sus encuentros con ETA, aunque Moratinos está al corriente. A ello ayuda el hecho de que su esposa trabaja en La Moncloa, en el equipo de colaboradores formado por Sonsoles Espinosa. Al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se le supone puntualmente informado, aunque, como responsable de las Fuerzas de Seguridad, encargadas de combatir a los terroristas, queda estratégicamente al margen. Pero con independencia de las virtudes negociadoras que ha podido observar en la persona de Bernardino León, también es cierto que desde un primer momento José Luis Rodríguez Zapatero ha querido dar al proceso de negociación con ETA un carácter internacional. De hecho, ha conseguido implicar a varios países de Europa, que se han prestado a