Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 DEPORTES El Real Madrid, campeón de Liga s La temporada LUNES 18 s 6 s 2007 ABC La eficacia, la llave de un éxito poco lucido La condición física y anímica, clave en un irresistible final de temporada ENRIQUE ORTEGO MADRID. ¡Tantos litros y litros de tinta negra vertidos a lo largo de la temporada en unas crónicas repetitivas y muy críticas con el juego del Real Madrid para terminar cantando la victoria final de los blancos! Fútbol en estado puro. Al fin y al cabo el Madrid ha ganado la Liga de la única forma que la podía ganar. Explotando unos valores que precisamente Capello reclamó que había que recuperar desde el primer día que se sentó en ese banquillo. Mientras pedía cincuenta días de tregua para dar forma a su equipo, el italiano exigía lucha, coraje, entrega, unión, profesionalidad, corazón... Uno de los últimos en llegar, que desconocía absolutamente esas virtudes innatas al madridismo a las que aludía Capello, ha sido bien claro hace unos días en una entrevista en L Equipe. El equipo está donde está porque cambió su mentalidad. No somos los de principio de temporada. Entonces el entrenador pedía que corriéramos cien metros y nos parábamos a los ochenta. Ahora, hacemos cincuenta más. Todo comenzó en Barcelona Y así ha sido el Madrid, sobre todo el de final de temporada. Un conjunto eficaz, solidario, guerrero, que cuando sintió en sus carnes el desgarro de la eliminación de la Champions a primeros de marzo, se abalanzó sobre la Liga. Susto o muerte. No tenía otra solución. Juraría que entonces, cuando visitaron el Camp Nou, ni el más osado de los jugadores pensaba que podían ganar el título. Su objetivo era asegurarse una plaza entre los cuatro primeros y si podía ser entre los dos de arriba mejor para no jugar previa de la Champions Divisar las opciones de título llegó con el tiempo, según pinchaba el Barcelona, dudaba el Sevilla y ellos encadenaban Todos los jugadores de la plantilla blanca se arrodillaron ante Roberto Carlos para rendirle homenaje victoria tras victoria. Con su mismo fútbol de siempre, directo, sin arabescos, con una buena disciplina táctica que se apoyó en una inimaginable mejora en la condición física cuando el equipo se quedó en una sola competición y pudo trabajar a diario para afrontar un sólo partido a la semana. Capello ha sido fiel a su concepto de juego a lo largo de toda la temporada, pero ha probado todo lo que se puede probar y más. Muchos trajes para un mismo modelo, como se puede comprobar en el gráfico superior... y no están recogidas todas las alternativas, sino las más comunes. El técnico ha rectificado en decisiones mayores- -suplencia de Helguera, castigo caprichoso a Beckham, posición de Raúl, calidad de Robinho- -y ha corregido sobre la marcha múltiples situaciones límites Correr cincuenta metros más LOS CAMPEONES UNO A UNO Casillas NOTABLE. Ha jugado todos los partidos y otra vez ha sido uno de los grandes protagonistas del equipo. En los peores momentos sus intervenciones salvaron muchos puntos. La regularidad ha sido una de sus grandes virtudes. El puesto ya no tiene secretos para él. Diarra BIEN. Mucho mejor en la segunda vuelta que en la primera con la sensación de que una vez acoplado al fútbol español va a resultar un jugador interesante por su presencia física en el medio campo y su dominio del juego aéreo. Aún así, no ha sido casi nunca el del Olympique Míchel Salgado REGULAR. De titular a ni concentrado con una larga lesión incluida a principio de curso que le cortó el ritmo y le hizo perder presencia ante Capello a pesar de que Cicinho, su competidor directo, también estaba lesionado. La llegada de Torres también le afectó. Emerson MAL. A pesar de la plena confianza de Capello su pésimo rendimiento le llevó al banquillo con la llegada de Gago. El Bernabéu no le quería ni ver. Mejoró su condición física en los últimos partidos y recuperó la titularidad. Nunca brilló. Se esperaba mucho más de él. Cicincho REGULAR. Se lesionó la cuarta jornada, justo cuando se había hecho con la titularidad. Largo paréntesis para recuperar el puesto en cuanto estuvo bien y perderlo en el partido contra el Español. Ha demostrado que ataca bien, pero tiene problemas para defender. Guti BIEN. Es la media que se puede sacar de sus partidos brillantes y sus apariciones menos vistosas. Ha jugado 13 partidos de titular y casi siempre ha lucido más y ha sido más desequilibrante cuando ha entrado en la segunda parte. Decisivo en muchos partidos. Sergio Ramos MUY BIEN. El año de su consagración. Indiscutible e imprescindible, bien como central, donde empezó al lado de Cannavaro, como de lateral cuando entró en escena Helguera. Brilla aún más en la banda, donde tiene más libertad de movimientos y sube más. Gago REGULAR. No ha terminado nunca en ser el de Boca. De más a menos hasta perder la titularidad que se encontró nada más llegar. No se acostumbra a jugar con un segundo medio centro a su lado. Físicamente no está en su mejor nivel después de empalmar dos Campeonatos. Cannavaro REGULAR. Capello ha confiado ciegamente en él a pesar de que su rendimiento no ha estado a la altura de lo que se esperaba. Su primera vuelta fue desastrosa con errores de bulto y abundancia de tarjetas hasta el punto de que se ha perdido cuatro partidos por sanción. Robinho NOTABLE. Tuvo que convecer al entrenador de que es algo más que un pinturero de la bicicleta y el regate y lo hizo. De menos a más, en cuanto tuvo la confianza sacó lo mejor que tiene dentro, que es mucho. Incluido el gol. Desde la izquierda, con movilidad, ha sido de los más rentables.