Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18- -6- -2007 Victoria menor de lo esperado del partido de Sarkozy en las legislativas francesas 31 El brazo armado de Hamás tiene 100.000 armas llegadas por los túneles de Egipto con dinero de Irán El nuevo Gobierno de Abbás jura pese a no contar con posibilidades de éxito El presidente publica un decreto que pone fuera de la ley a las milicias de Hamás HUGO MEDINA SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. El nuevo primer ministro palestino, Salam Fayyad, y los diez ministros designados por él, juraron ayer sus cargos en la ciudad de Ramala ante el presidente de la Autoridad Palestina (ANP) Mahmud Abbás. Han formado un Gobierno de emergencia que tiene la misión, prácticamente imposible, de reconducir la situación en Palestina. Simultáneamente, Abbás publicó un decreto que pone fuera de la ley a las milicias de Hamás- -las Brigadas Izz alDin al- Qasam- -y a la fuerza ejecutiva o Policía que Hamás creó hace varios meses en la franja de Gaza. dos. Y que, dentro de la estrategia doméstica de Hamás, querrá ser convertido en un régimen islamista aunque, en su opinión, tal proyecto se desplomará antes de cuatro meses Según el coronel, los problemas arrancarán cuando se empiece a repartir el poder. Hamás va a perder el control de su gente, los conflictos entre su brazo armado, las Brigadas de Azzedin Al Kassam y la Fuerza Ejecutiva, que son muchos, explotarán cuando toque repartir puestos a la hora de formar un Gobierno En sus manos- -añade- -tienen 100.000 armas que han ido llegando por los túneles de Egipto gracias al dinero de Irán, y no habrá forma de sujetar las tensiones: demasiadas ideas, demasiadas armas, todos reclamando su recompensa. En ese momento, el oficial vaticina que Ismail Haniye no tendrá mucho que hacer frente a los extremistas el ala dura de Hamás que ha sido más permeable a las enseñanzas de los combatientes extranjeros que operan en la franja. Hablo de Mahmud al- Zahar y Said Siam -ex ministros de Exteriores y de Interior que Haniye sacrificó para dar paso a la coalición con Fatah, y que esperan su revancha- y también de Ahmad Jabary líder de las Brigadas de Al Kassam. Fatah La decisión del presidente de sacar fuera de la ley a las milicias y la Policía de Hamás sólo se aplicará en Cisjordania, que sigue estando controlada por Fatah, a pesar de que en las elecciones de hace un año y medio Hamás obtuvo un clara victoria. Hamás tiene un serio problema en Cisjordania, puesto que aunque las urnas le respaldan, los fundamentalistas carecen de las armas que poseen en Gaza, donde es más fácil meterlas de contrabando. Quince mil hombres de Ha- El presidente Abbás (a la izda. da la mano al nuevo primer ministro, Fayyad, ayer en Ramala más armados consiguieron la semana pasada dar un vuelco a la situación y se hicieron con el control de toda la franja de Gaza a pesar de que las distintas policías de Fatah y sus milicias, las Brigadas de los Mártires de Al- Aqsa, contaban con más de 45.000 hombres armados. El flamante primer ministro de Palestina, Salam Fayyad, manifestó ayer que sus prioridades serán establecer la seguridad y poner fin al boicot internacional que pesa sobre los palestinos, y que Estados Unidos dijo el sábado que piensa levantar esta misma sema- REUTERS No pudimos hacer nada Desde su experiencia en la Muhabarat, a la que pertenece desde 1993, el oficial reconoce que la Autoridad Nacional sabe de infiltraciones y de preparativos desde hace unos seis meses Pero no pudimos hacer nada- -se lamenta- cuando el mundo castigó al Gobierno de Hamás imponiéndole un boicot, en realidad castigó a las Fuerzas de la Autoridad Nacional Palestina, que tenían que haberlos parado, porque Hamás ha recibido dólares e instrucción de Irán, y los Cuerpos de la Seguridad pública desgastados tras seis años de Intifada, apenas un goteo de dólares concluye. Islamistas palestinos lanzan desde el Líbano dos Katiusha contra Israel H. M. JERUSALÉN. Dos cohetes Katiusha lanzados desde el Líbano cayeron ayer en la población de Kiryat Shmona, en el norte de Israel, causando algunos daños materiales de escasa consideración pero llevando a cientos de vecinos a los refugios antiaéreos. Se trata del primer ataque de este tipo desde la guerra que Israel declaró contra el Líbano hace ahora casi un año. Hizbolá, que en el pasado ha bombardeado con frecuencia la localidad de Kiriyat Shmona, negó cualquier implicación en el ataque. Fuentes libanesas indicaron que los cohetes fueron disparados por milicias palestinas, y no por Hizbolá, desde la localidad libanesa de Taybe. Otros dos cohetes lanzados contra Israel cayeron dentro del territorio libanés, uno de ellos en una instalación de Unifil, los cascos azules desplegados en el sur del país de los cedros. Funcionarios israelíes dijeron que no se dejarían provocar por lo ocurrido, dando a entender que por el momento no prevén una escalada en la frontera norte. Sin embargo, fuentes de la seguridad israelíes afirmaron que las milicias palestinas que dispararon los cohetes no se habrían atrevido a realizar la operación si no hubieran contado con el visto bueno de Hizbolá. Después de la amarga experiencia de la guerra del verano pasado, Israel no parece estar en condiciones de lanzar un ataque de gran envergadura contra el Líbano. La comisión Winograd, que examinó la pasada guerra, dictaminó recientemente que una parte importante de la responsabilidad de aquel fiasco recae sobre el primer ministro, Ehud Olmert. na. Salam Fayyad se ha reservado las carteras de Economía y Asuntos Exteriores y ninguno de los ministros del nuevo Gobierno pertenece a Fatah o a Hamás. No deja de ser una ironía que el nuevo Gobierno pretenda establecer la seguridad porque durante los últimos años la Policía no ha tenido en cuenta la seguridad y ha reinado la ley de la selva. Atendiendo a los precedentes, existen serias dudas de que el gobierno de Fayyad sea eficaz. De hecho, desde que Yaser Arafat entró en Gaza en 1994, ningún Gobierno palestino ha gobernado, y todos y cada uno de ellos han contribuido al caos actual. Hamás ha calificado de ilegal al nuevo Gobierno y parece muy difícil que Salam Fayyad logre alguna influencia en Gaza. Para complicar más las cosas, el presidente Mahmud Abbás ha publicado otro polémico decreto que permite gobernar al nuevo Ejecutivo sin contar con el visto bueno del Parlamento, ya que la mayoría de la Cámara pertenece a Hamás. Dudas sobre la eficacia ABC. es Vídeo sobre el nuevo Gobierno palestino en abc. es internacional