Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA LUNES 18 s 6 s 2007 ABC La fuga de los google marroquíes Ocho moqadems los ojos y las orejas del Ministerio del Interior marroquí en cada barrio, se han ido de clandestinos a España s Mueven tanta información que les llaman los google TEXTO Y FOTO LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. Son los que vigilan a los infieles maridos que se la pegan a su mujer con otra- -o al revés- son los que siguen los pasos de los periodistas o los extranjeros que se adentran en el barrio, son los que dan la voz de alarma ante actitudes sospechosas de terrorismo o delincuencia... A la calle marroquí no le falta humor al haber bautizado a los moqadems como los google por toda la información que amasan. Se trata de una figura que nació en la época del protectorado como portavoz de una tribu o un grupo ante la autoridad colonial. Pero con el paso de los años han pasado a ser vistos como los chivatos oficiales. Tienen fama de corruptos y de engrosar su sueldo- -de unos 180 euros al mes- -a base de sobornar a aquellos a los que vigilan. Pero estos funcionarios de Interior están cada vez más desprestigiados y son muchos los que han acabado en manos de la Justicia por ir más allá de su cometido. Incluso han llegado a levantar las iras de sus superiores cuando en su zona de influencia se ha organizado una célula terrorista y no han avisado a tiempo. En las últimas semanas ocho moqadems de Tetuán, a 40 kilómetros de Ceuta, han logrado pasar a España como emigrantes clandestinos, según el bien informado semanario Tel Quel El primero en fugarse, a primeros de mayo, acababa de purgar tres meses de cárcel por falsificar certificados de residencia. Llamó a sus colegas desde una cabina en Algeciras para anunciar que se había quitado del medio. Su contacto había sido supuestamente un guardia civil de la frontera de Ceuta, según la revista. A este le han se- El tráfico de mercancías entre Ceuta (al fondo) y Marruecos es una especialidad de los google guido siete más, todos ellos con causas pendientes con la Justicia por falsificación de documentos, que ya se encuentran asentados entre El Ejido y Barcelona gracias a la ayuda de su red de contactos. Nos cuentan que tres de ellos han pasado en patera, mientras que los otros se habrían beneficiado de un cómplice en el lado español relata una fuente tetuaní a Tel Quel La revista llega incluso a decir que este perfil de funcionario convertido en emigrante clandestino es recibido con los brazos abiertos por las autoridades españolas y que el Ministerio del Interior en Madrid ya anda tras los pasos de estos moqadems para reclutarlos. Sea esto verdad o no, lo cierto es que un google de Tetuán que realice bien su trabajo está al día en tráfico de hachís, envío de terroristas a Irak y Europa y otros trapicheos fronterizos. Claro que los españoles tendrán que tener cuidado al reclutarlos, porque lo mismo es Marruecos quien gana orejas y ojos al otro lado.