Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 s 6 s 2007 ESPAÑA 23 Un secuestro aéreo... ficticio El aeropuerto coruñés de Alvedro fue el escenario escogido por Interior para desarrollar el primer simulacro español de rapto de una aeronave s Se trata de mejorar los dispositivos de urgencia en situaciones extremas POR ÉRIKA MONTAÑÉS LA CORUÑA. ¿Qué hacer cuando un individuo armado hasta los dientes y con manifiestos signos de desequilibrio mental ha decidido tomar por la fuerza una aeronave CN- 235 con toda su tripulación a bordo? Afortunadamente en esta ocasión se trataba de un simulacro y no iban pasajeros al borde de la histeria dentro del avión. El comandante y las azafatas, así como el personal de la torre de control y de seguridad del aeropuerto coruñés de Alvedro sí tuvieron que enfrentarse ayer a ese duro trance ficticio. El aeródromo herculino fue el escogido por el Ministerio del Interior para realizar el primer simulacro de secuestro aéreo en España. Y todo salió a pedir de boca. Claro que las circunstancias jugaban a favor del resultado final, porque ni los viajeros cometieron ninguna imprudencia, ni el secuestrador osó disparar ni rehusó negociar. Además, el aeródromo había sido el elegido a sabiendas de que no se producirían interferencias en el desarrollo de la actividad normal del aeropuerto y del transporte aéreo. El protocolo establecido por la Dirección General de Aviación Civil, en este caso, se cumplió escrupulosamente paso por paso. El ensayo simulaba un vuelo comercial con salida de Madrid. Cuando el controlador aéreo tuvo conocimiento de lo que estaba acaeciendo en el interior de la nave, se activaron los dispositivos de seguridad Simulacro de secuestro de un avión en Estados Unidos habilitados para estos casos y se permitió el aterrizaje inmediato del avión para su posterior estacionamiento en la zona de aislamiento del aeropuerto de La Coruña. Esta zona de aparcamiento fue la idónea para que los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado rodearan en círculos la aeronave. Al mismo tiempo, se reunieron los comités de intervención especializados en secuestros aéreos, segun detalló el Ministerio del Interior, tal y como estipula la normativa internacional en vigor. Rodeado el avión, y con los agentes en alerta, se procedió a negociar las condiciones que ponía el secuestrador, que acabó entregándose una hora y media después de iniciar las conversaciones con los policías, escenario, sin duda, idílico del que podían tomar nota los se- AP Dispositivo policial cuestradores reales. El último paso fue el más sencillo: se comunica a los viajeros y efectivos el final del secuestro y se desactivan todos los dispositivos de seguridad y control. El departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba señaló que el objetivo de este primer ensayo cronometrado era mejorar el operativo aplicable en situaciones extremas de este tipo. Reales, claro.