Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 17 de Junio de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.422. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. Irene Lozano DEL PARNASO A FRÁNCFORT a razón literaria, la única pertinente, indica que los autores pertenecen al territorio de lo universal, intemporal y trascendente, inequívocas señas de identidad de la gran literatura. La patria de los escritores es la República de las Letras o el Parnaso. Ninguna figura en el mapamundi de la Generalitat. La razón nacional induce a creer majaderías tales como que la literatura ha de clasificarse según el país de producción. Esto resulta muy cómodo para los funcionarios que confeccionan los programas de Educación Secundaria, pero da quebraderos de cabeza a los redactores de libros de texto, al menos en mi época. De repente, en el manual de Literatura Española, aparecía Rubén Darío, porque si no aquello no había forma de entenderlo. En todo caso, y aprovechando que el Pisuerga de la lengua española pasaba por Managua, se trataba de rentabilizar para el orgullo patrio. Lo que resulta estrafalario es pasearse con la razón lingüística desde el Rosellón francés hasta el último rincón de L Alguer, para recoger autores que escriban en catalán, mientras se hacen mohines antes de invitar, en el último minuto, a autores que escriben en castellano. Como era de esperar, han declinado el ofrecimiento, dando a entender que no se sienten cómodos en la Cataluña de Bargalló. Lo de esta Generalitat no es ni siquiera nacionalismo: cualquier patriota serio arrimaría a Marsé a su sardina sin dudarlo, como hacen los checos con Kafka aunque escribiera en alemán. Esto es la burocracia de la pureza lingüística en fase agónica y autodestructiva. ¿De verdad no hay nadie en el Gobierno catalán que piense en lo que podría ganar la cultura catalana si ampliara sus horizontes espirituales más allá de la lengua? L Clinton, en campaña a favor de su mujer Hillary, junto a un mural en un lateral del restaurante Merrimack, en New Hampshire REUTERS Los bolos dorados de Clinton Difícilmente, la expresión pico de oro podrá tener mejor aplicación que en la persona de Bill Clinton. Sólo en 2006, el ex presidente se embolsó más de diez millones de dólares en charlas y conferencias POR JOSÉ LUIS DE HARO Este sorprendente sueldo le exige a Clinton recorrer buena parte de la geografía mundial. No es extraño verle en destinos paradisíacos, como Australia y Sudáfrica o, incluso, en lugares más próximos a la península ibérica, como las Islas Canarias, donde, hace algo más de un año, el ex jefe demócrata no dudó en demostrar sus habilidades con los palos de golf, rodeado de empresarios patrios, eso sí, a golpe de talón bancario. Sólo hace falta apuntar una fecha: el 26 de septiembre de 2006. Ese hermoso día, Bill Clinton se dejaba caer por la capital británica para ofrecer dos discursos al precio de 450.000 y 280.000 dólares. Como el ex presidente de EE. UU. es un trabajador nato y la holgazanería no forma parte de su vocabulario, al día siguiente voló a Dublín, donde ganó otros 280.000 dólares. El hecho es que no ha podido evitar que se presencia sea una aspiración para todos los grandes nombres del corporate estadounidense, y, aunque en alguna ocasión esto le ha causado más que un quebradero de cabeza, firmas como Lehman Brothers, Citigroup, General Motors o Cisco Systems se lo rifan a diario para que amenice a las exigentes audiencias con sus dinámicos speech Como las palabras se las lleva el viento, qué mejor que atarlas bien atadas a modo de biografía. Por supuesto, Clinton sólo vende su vida a cambio de grande sumas de dinero, y los derechos de autor de su obra Mi vida y una segunda entrega aún por ver la luz contribuirán a sanear su saludable cuenta corriente. E ste vivaracho ex presidente de Estados Unidos tiene mucho que decir. Ocho años al frente de la locomotora que mueve el mundo han cargado la alforja de Bill Clinton con mil y una historias que contar. Entre anécdotas, recuerdos y consejos para el futuro, el marido de la candidata presidencial demócrata, Hillary Rodham Clinton, ha decidido hacer una segunda carrera de su faceta de trovador que, sólo en 2006, le ha permitido engordar su cuenta con más de 10,24 millones de dólares. Aún así, dado que sus palabras se venden a precio de oro, no todo el mundo puede permitirse el lujo de verse embelesado por sus discursos. En un solo día, el marido de Hillary es capaz de embolsarse cerca de 750.000 dólares por tres simples charlas, como bien hizo durante un aireado tour por Nueva Zelanda y Australia, en febrero del año pasado. Abanderado de los temas sociales, hay quien apunta que podría regresar a a la Casa Blanca de la mano de su guerrera esposa, algo que, cómo no, ha disparado su caché hasta límites insospechados. Hasta 750.000 dólares en un día