Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17- -6- -2007 CIENCIAyFUTURO 99 cies Al tomar como inspiración el Turia se evitan los problemas de denominación para especies encontradas en provincias diferentes. Por muy pocos metros, el gran dinosaurio no es valenciano ya que el yacimiento está muy cerca del límite entre Teruel y Valencia. Un género que haga referencia a una amplia zona geográfica, como un río, permite que se le asignen especies con más comodidad, independientemente de en qué provincia aparecen Debió ser un animal impresionante. Treinta y seis metros de longitud de la cabeza a la cola, por no menos de cinco de altura era algo achaparrado bromea Alcalá) y un peso entre 40 y 50 toneladas. A diferencia de otros saurópodos más pequeños y ágiles, este gigante no podía levantarse sobre sus dos patas traseras, por lo que su dieta Luis Alcalá Paleontólogo y director de Dinópolis PARA TODOS LOS PÚBLICOS E l momento actual de la Paleontología en Teruel se aproxima más al sueño de cualquier paleontólogo que a una realidad cotidiana: no sólo se encuentran yacimientos excepcionales, como el que está proporcionando los fósiles del dinosaurio gigante de Riodeva- -zona calificada por un colega suizo como el National Di- nosaur Monument europeo- sino que un equipo de paleontólogos radicado en Teruel dispone de un magnífico laboratorio, publica sus resultados en revistas internacionales y, fundamentalmente, comparte este patrimonio paleontológico con los visitantes de Dinópolis. Todo ello contribuye tanto al aprecio de la ciencia por parte de la sociedad, mediante el atractivo que se genera desde sus instalaciones, como al desarrollo económico de la zona donde están ubicadas. La posibilidad de continuar los trabajos de investigación y la generosidad de los yacimientos turolenses permiten aventurar nuevos hallazgos de importancia global para completar el peculiar planeta espacio- temporal que conforman los dinosaurios y su entorno. no incluía tallos de las copas de los árboles y dependía de la vegetación baja. Se trata- -explica Alcalá- -del mayor dinosaurio de Europa y, dentro del grupo de los gigantes, del más completo Frente a otros grandes dinosaurios, de los que apenas se han encontrado huesos aislados, han aparecido numerosas partes del Turiasaurus. Dientes, vértebras del cuello, costillas, una pata delantera y otra pata trasera, cola... Es muy espectacular- -dice Alcalá- pero hallar un dinosaurio grande es sólo una anécdota desde el punto de vista científico. Da igual grande o pequeño. Lo importante es que es una nueva especie, y un nuevo género Una importancia que mereció un extenso artículo en la revista Science en diciembre de 2006. También el momento en que vivió Turiasaurus ha supuesto una sorpresa para los científicos. El animal vivió hace unos 145 millones de años, en el límite entre el Jurásico y el Cretácico. Mientras que los demás gigantes hallados hasta ahora son decenas de millones de años más modernos, más cerca del Cretácico superior. Sólo la pata delantera de este coloso mide tres metros y medio de altura, y el fémur, dos me- Da igual el tamaño BC A ODOY ÓN G SIM CG Localización de las piezas encontradas 32- 36 metros tros y quince centímetros. Ahora, el equipo de paleontólogos aspira a encontrar el cráneo y las vértebras dorsales y de la cola que aún no han aparecido. También nos falta una parte del fémur afirma Alcalá. Los de Turiasaurus no son los únicos fósiles hallados en este espectacular yacimiento. Muy cerca de él hay otro saurópodo más pequeño, un estegosaurio, varios ornitópodos y representantes de los terópodos, que engloba a los carnívoros formidables que ocupaban el vértice de la pirámide trófica. En palabras de Alcalá, este yacimiento es el sueño de cualquier paleontólogo. Además, en prospecciones paralelas hechas en la misma zona hemos encontrado otros 35 yacimientos potenciales más Esta privilegiada región es la Atapuerca de los dinosaurios Cuando aparece un hueso, se aísla todo el bloque de terreno y se recubre con escayola. Luego se traslada hasta el laboratorio, en Dinópolis. En estos momentos, el equipo de Alcalá trabaja en dos bloques diferentes. El mayor, contiene el hueso sacro de Turiasaurus y pesará unas diez toneladas. El pequeño, algo más de la mitad, guarda una vértebra del tamaño de una rueda grande de camión. Tardarán dos meses sólo en terminar de prepararlos.