Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17- -6- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 97 Una manada de elefantes refrescándose en una charca de un parque nacional de Suráfrica EPA Los países africanos acuerdan suspender la venta de marfil durante nueve años La conferencia sobre el comercio de especies amenazadas regula la cría de tigres en granjas y la pesca de la anguila europea A. ACOSTA MADRID. La conferencia del Convenio sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas (Cites) que terminó el viernes en La Haya, acordó una suspensión de nueve años para el comercio de marfil a escala mundial, aunque permite la venta de las reservas actuales de la República Sudafricana, Namibia, Botswana y Zimbabue siempre y cuando sea de elefantes que hayan fallecido de muerte natural. Estas reservas podrán salir al mercado en una venta única a un solo comprador: Japón, que no podrá revenderlo. Tras 19 años de punto muerto, en el que las ventas desmesuradas de marfil en algunos países, especialmente en África y Asia, potenciaban su caza furtiva y su comercio ilegal internacional, el acuerdo logrado en la reunión de Cites fue adoptado formalmente por el plenario de la organización casi inmediatamente después de que fuera presentado por Chad y Zambia en nombre de África Esta solución africana para un problema africano constituye un gran paso al frente para la conservación de la vida silvestre afirmó el secretario general de Cites, Willem Wijnstekers, quien agregó que es una buena noticia para los elefantes y para las comunidades que viven junto a ellos Y es que se calcula que tras un siglo de matanzas, tanto en caza deportiva como furtiva, la población de elefantes africanos ha quedado reducida a unos 500.000 ejemplares, cuando antes ascendía a millones. Los expertos estiman que entre 12.000 y 20.000 elefantes son cazados ilegalmente cada año, y sus colmillos son enviados a los mercados ilegales de marfil del este asiático. Pero estos paquidermos no son los únicos que han salido beneficiados de la reunión de Cites. Para proteger de la caza ilegal a los tigres salvajes, que se encuentran en grave peligro, se ha instado a no criar estos felinos con fines comerciales. Y es que, según la organización ecologista WWF Adena una vieja amenaza parece estar reactualizándose en China y podría aumentar el peligro de desaparición de los últimos tigres. Se trata de la reapertura del comercio de tigres procedentes de granjas, pues la medicina tradiconal china utiliza sus huesos y otros órganos. En cuanto a las especies marinas, la anguila europea fue incluida en el Apéndice II, que permite el comercio bajo la condición de que los especímenes se obtengan legalmente y que el comecrio no resulte dañino para la población silvestre. Por su parte, el comercio del pez sierra, muy apreciado en China para consumo y usos medicinales, fue completamente prohibido. No corrió la misma suerte el marrajo sardinero (un tiburón de tamaño medio apreciado por su carne y aletas) ni el mielga, un pequeño tiburón también conocido como salmón de roca pues se rechazó la propuesta alemana de controlar su comercio. En el último día de la conferencia, Japón fracasó en su in- Otras medidas Se prohíbe el comercio del Lori perezoso pigmeo, un pequeño mono buscado como mascota en el sureste asiático. También son capturados por su carne y por su uso en la medicina tradicional asiática. El helodermo de Guatemala, uno de los dos únicos lagartos venenosos del mundo, tampoco podrá ser objeto de mercadeo. Lo mismo que las gacelas de Cuvier del norte de África. Por el contrario, la protección que ha ejercido Cites durante muchos años sobre el caimán negro de Brasil ha permitido la recuperación de la población. Se calcula que ahora existen 16 millones de ejemplares. En la reunión se decidió un comercio controlado que aporte beneficios a la población local. tento de trasladar el debate sobre la caza de ballenas a la Cites. Después de su fracaso en el seno de la Comisión Ballenera Internacional para levantar la moratoria sobre la caza de estos cetáceos, los representantes nipones intentaron sin éxito que la Cites estudiara las poblaciones de ballenas que quedan en los mares. También en el mar, el coral rojo, uno de los más preciados en joyería, sólo se podrá vender en el futuro bajo controles, y dentro de un año y medio se prohibirá poseer más de siete joyas de coral por individuo. Una de las primeras decisiones tomadas en la asamblea fue aplicar cuotas de exportación a la caoba peruana, único país que seguía exportando grandes partidas. El acuerdo consiste en la reducción de los actuales 13.000 metros cúbicos de madera a 4.983, cuota que se empezará a aplicar de inmediato. Por su parte, el cedro, cocobolo y palisandro de Honduras podrán seguir siendo comercializadas sin restricciones. El comercio de Palo Brasil, en cambio, sí será reglamentado. Más información sobre la reunión: http: www. cites. org Joyas de coral rojo Un siglo de matanzas Japón fracasó en su intento de llevar el debate sobre la caza de ballenas a la reunión de la Cites