Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 TOROS www. abc. es toros DOMINGO 17- -6- -2007 ABC Gran faena de Castella sin espada BILBAO Plaza de toros de Vista Alegre. Sábado, 16 de junio de 2007. Casi tres cuartos. Toros de Torrestrella, bien y desigualmente presentados dentro de la seriedad; brutos y parados en conjunto; destacó el buen sexto. Enrique Ponce, de marfil y oro. Bajonazo (saludos) En el cuarto, estocada trasera y atravesada. Aviso (oreja) El Juli, de azul pavo y oro. Estocada trasera (ovación) En el quinto, pinchazo, otro hondo y ocho descabellos. Aviso (silencio) Sebastián Castella, de azul pavo y oro. Pinchazo bajo y estocada (ovación) En el sexto, pinchazo bajo, otro bajo y hondo y dos descabellos. Aviso (saludos) Otras plazas Feria de San Juan Rafaelillo puntúa con decepcionantes miuras Segunda de la feria de Alicante. Más de tres cuartos de entrada. Toros de Miura, sin picante, fuerza ni movilidad, aunque nobles, y un sobrero de Toros de San Miguel, complicado. Esplá, gran ovación en ambos. Padilla, ovación en los dos. Rafaelillo, gran ovación y oreja. La Muela (Zaragoza) César Jiménez corta tres orejas Toros de Victoriano del Río, manejables. El Cid, ovación tras aviso y palmas tras dos avisos. César Jiménez, dos orejas tras aviso y oreja tras aviso. José María Manzanares, silencio y oreja. ZABALA DE LA SERNA BILBAO. A última hora salió el mejor toro de la seria corrida de Álvaro Domecq, muy anclada al piso- ¡y qué lamentable piso de playa para Bilbao! paradota y bruta. Y este toro bizco, hondo, de imponente garfio izquierdo, lo cuajó Sebastián Castella en una gran faena. Toreo de imponente temple, toreo auténtico, sin toques ni desplazamientos. Tal vez porque hasta el momento los torrestrellas habían necesitado de exagerada técnica, el toreo de vuelos y enganche de Castella supo a gloria. El toro de nombre X, porque en la Corrida del 707 Aniversario de la ciudad de Bilbao- -antigua de la Liberación- -no imprimen programa, embistió por derecho desde su salida. Y con son y compás lo toreó Castella con el capote a la verónica, y con la mano baja y acinturado en derechazos profundos y ligados, rematados con obligados de pecho de pitón a rabo o con algún cambio de mano de delicatessen o una Sebastián Castella inicia un circular invertido trincherilla del cierre rotunda de torería. La faena de ortodoxo fondo fue de máxima conexión en su último tramo, de circulares invertidos, circulares naturales, ochos de seda con el inmenso toro enroscado, espacios mínimos y largos trazos, que vos y yo preferiríamos aprovechar por el palo del clasicismo. Hubieran caído las dos orejas, pero lo que se cayeron fueron los pinchazos, con un José Antonio Campuzano demasiado instructor desde la barrera. Valiente había estado Sebastián Castella con un toro más suelto de carnes, en aire cebada de tipo, que cortó en banderillas y por el izquierdo, y se dejó más por el derecho. Tampoco lo mató en orden, ni tampoco tan mal. Enrique Ponce arrancó una oreja de un ancho cuarto, bravo en el caballo, que esperó a los rehileteros en el segundo tercio y que en el siguiente ya fue definitivamente otro. Ponce se lo brindó a Agustín Martínez Bueno y le dedicó una obra de potente téc- FERNANDO GÓMEZ nica poncista con un toro que embestía tosco, a golpes y a los toques. Sudó el maestro de Chiva. Aplicó casi la misma técnica a éste que a su primero, que iba noblón y sin humillar, tapado en la muleta. La mano entonces se le fue a los sótanos, esa mano que tiene en su palma a Bilbao. Juli contó con el lote peor. Probón y de peligro sordo uno, y cambiante y desfondado el otro, al que no pasaportó con su poderío habitual. Sobrado de oficio también El Juli. Qué menos. Daimiel (Ciudad Real) Cornada de Luis Miguel Vázquez Luis Miguel Vázquez sufrió una cornada en el muslo izquierdo, que secciona parcialmente el vasto interno. Toros de Saboya. Abellán, palmas y silencio tras aviso. Vázquez, oreja en el único que mató. Salvador Cortés, silencio y oreja tras aviso. PEREGRINAJE ANTE LA RESURRECCIÓN DEL MESÍAS Sorprendido por la fulminante venta de entradas y por tan abrumadora expectación José Tomás está listo para dar lo mejor de sí en su reaparición hoy en Barcelona ROSARIO PÉREZ MADRID. Llegó el día D y la hora H. Cinco años después de su despedida, el toreo de José Tomás resucita hoy, a las siete de la tarde, en la plaza donde tantos triunfos alumbró: Barcelona. No ha sido casualidad el escenario elegido por el último gran revolucionario de la Fiesta, después de los vientos desfavorables que soplan en la Ciudad Condal. Un golpe de efecto contra los que pregonan que la afición catalana ha muerto. No sólo no se ha apagado, sino que está más viva que nunca: la Monumental vuelve a colgar el cartel de no hay billetes cosa que no ocurría desde 1985. Y la reventa ha hecho su agosto: hasta 1.500 euros han desembolsado por una barrera de sombra. José Tomás es plenamente consciente de las pasiones que despierta. Él sabe todo lo que se ha montado con su regreso- -explica su apoderado, Salvador Boix- Está sorprendido de lo fulminante que fue la venta de entradas y de tan abrumadora expectación Por este moti- vo, el de Galapagar se muestra, por encima de todo, muy agradecido con la gente que se ha movilizado para venir a verlo Se respira ambiente taurino en Barcelona, convertido este fin de semana en lugar de peregrinación de aficionados y personalidades de la cultura y la política, que acuden al reclamo del mito. Ayer, en hoteles y restaurantes- -con el aforo cubierto- sólo se hablaba de toros. Mientras tanto, José Tomás pasaba una jornada relajada con la mente puesta en una de las citas más importantes de su carrera. Cuenta Salvador Boix que la preparaciónha sido intensay natural, sin forzamientos El espada madrileño estoqueó hace una semana el último de los diecisiete toros que ha matado en el campo con vistas a su reaparición. A medida que se acerca tan magno acontecimiento, sus ilusiones crecen a mayor ritmo que sus miedos Se encuentra responsabilizado- -dice su apo- José Tomás ABC derado- pero, sobremanera, contento por hacer de nuevo el paseíllo Felicidad en el torero y en la Fiesta, que está de enhorabuena. Vuelve su mesías.