Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 ECONOMÍAyNEGOCIOS Empresa DOMINGO 17 s 6 s 2007 ABC Enrique Serbeto NUBARRONES EN TURQUÍA s el noveno socio comercial de España y el principal cliente fuera de la Unión Europea y Estados Unidos. Turquía es un país importante para la economía española por sus relaciones directas y por las que se producen en el entorno del Mediterráneo Oriental. A poca gente le sonará la expresión OHAL y mucho menos la acepción completa Olaganustu Hal que quiere decir estado de emergencia En efecto, en los últimos días ciertos medios turcos han empezado a evocar abiertamente la posibilidad de que vuelvan a este país los tiempos de OHAL y que la racha de estabilidad política, control de inflación y crecimiento económico estén a punto de terminar de forma abrupta. Se suceden los atentados y no sólo en Anatolia, sino hasta en el mismísimo centro de Ankara los terroristas del grupo independentista kurdo PKK parecen haber decidido reactivar sus viejas tácticas guerrilleras desde el vecino Irak, que como todo el mundo sabe no es un prodigio de tranquilidad, sino todo lo contrario, y para colmo la clase política se ha puesto a desbaratar un sistema que- -dicho sea de paso- -ya no daba más de si para contener las crecientes tensiones entre un Gobierno islamista moderado, al que se le atribuyen tentaciones de resucitar los usos islámicos, y un ejército que hasta ahora ha demostrado que es capaz de rebasar muchos límites para impedirlo. En las próximas semanas vamos a asistir muy probablemente a un aumento de la inestabilidad, como dicen los meteorólogos, y se pueden esperar precipitaciones importantes. La sensación en los medios financieros del país no es mejor que hace un año y la Bolsa de Estambul está conociendo oscilaciones extrañas que no presagian nada bueno. No es la primera vez que eso sucede, pero es el fenómeno meteorológico más grave que se podía esperar en estos momentos en los que por primera vez se había abierto una de las mil puertas que tiene la UE. La frustración de ver que las 999 restantes se cierran y el ambiente extremadamente caldeado desde Palestina hasta Afganistán, obligan a ser precavidos y a empezar a pensar en abrir el paraguas. E El banco de pruebas que Demac posee en Madrid admite velocidades máximas de hasta 350 Km h y potencias de 800 CV ABC Demac, del agua al automóvil Desde economizadores de combustible que reducen las emisiones de CO 2 a reprogramadores de potencia o detectores de radar. Ingenio español puesto al servicio del automóvil, que acaba de desarrollar un sistema para mantener la distancia entre vehículos A. POLO MADRID. Cuando José Luis de la Torre creó Demac en 1989 poco o nada sabía de automóviles. Dieciocho años después este inquieto y atípico empresario, amante de las enormes posibilidades que encierran los campos magnéticos, preside una empresa especializada en el desarrollo de productos destinados a reducir el consumo de combustibles y a la seguridad vial, tan en boga después de la entrada del carné por puntos el pasado 1 de julio. Los inicios de Demac están estrechamente ligados a un negocio especializado y entonces poco desarrollado, basado en la desincrustación magnética de la cal del agua. Mediante un sistema patentado por José Luis de la Torre, Demac se abrió un hueco en esta actividad, impidiendo o eliminando la cal depositada en las cañerías de sus clientes, generalmente grandes empresas. Fiel a su estilo emprendedor, De la Torre comenzó a aplicar sus conocimientos magnéticos en la industria del automóvil, esta vez para reducir el consumo de combustible. Siguiendo los consejos de una revista especializada del motor se dirigió al INTA y tras desembolsar 6 millones de las antiguas pesetas consiguió una autorización para realizar una prueba de 1.500 kilómetros a un Opel Kadett GSI, que al término del experimentó había conseguido disminuir su consumo un 7 y un 17 %l as emisiones de CO 2 respecto a los valores de fábrica. De vuelta a la redacción de la revista especializada, José Luis de la Torre comprobó que aquellos que previamente habían cuestionado su descubrimiento luego lo habían puesto en práctica, a hurtadillas, con resultados satisfactorios. De forma que un grupo de imanes situados en el conducto del combustible cambió su vida y el destino de Demac, que desde entonces ha profundizado en su vocación de empresa especializada en desarrollar soluciones para mejorar el rendimiento de los combustibles. La última generación de ahorradores presentada hace unas semanas en Motortec garantiza una reducción de hasta el 50 en las emisiones de dióxido de carbono, del 30 en las emisiones del escape y una Inventos a la espera De la Torre ha sido reconocido con sendas medallas por los Salones Internacionales de Invenciones de Ginebra y Pittsburgh (USA) y mantiene activas distintas patentes, algunas de las cuales no han sido comercializadas por falta de homologación. Es el caso del casco para moto con luz de freno que emite una señal de posición en caso de accidente, un dispositivo que expulsa hacia el exterior el 80 de la radiación que emite el móvil o una bombilla que elimina el humo del tabaco. media del 15 en las partículas contaminantes presentes en los combustibles. De forma paralela, su software ahorra entre un 19 y un 20 de combustible, bien sea de gasolina, diésel o de inyección, sin afectar a la potencia del motor. Pero la nueva apuesta de Demac se centra ahora en la comercialización de productos relacionados con la seguridad vial: los avisadores de radar, de uso completamente legal, y el detector de radar, cuya venta está permitida, pero no así su instalación y uso. Los avisadores o localizadores GPS comenzaron a venderse hace un año en España, pese a que en otros países como Francia se utilizan desde hace siete. En poco más de doce meses se han vendido 120.000 uni- dades, de las cuales más de 55.000 han sido fabricadas por Demac, que compite en este boyante segmento de negocio con Only You 100 y Lince dos avisadores de radar de alta gama y uso legal, que a través del GPS ofrecen información sobre la velocidad del automóvil, velocidad legal, consumo medio, búsqueda de gasolineras, radares fijos y camuflados, etc. A diferencia de otros fabricantes, el acceso a las bases de datos de Demac es gratuita e ilimitada en el tiempo. La última innovación de la compañía se llama Merlín Bluetooth Se trata de un sistema de detección de radares concebido para teléfonos móviles y PDAs que, frente a otros modelos, emite un aviso por voz en lugar de la habitual señal acústica cuando detecta frecuencias de emisión situadas en la Banda K (24 GHz) y KA (34- 36 GHz) En un segmento dominado por Beltronics (60.000 unidades al año) Demac confía en comercializar este año más de 6.000 unidades, a un ritmo mensual de 500. El Merlin funciona por bluetooth y se conecta de manera automática cuando el conductor accede al automóvil y se desconecta cuando éste se aleja. En la prueba realizada tuvo un comportamiento mucho más eficaz que el Stinger DSI, utilizado en automóviles de alta gama. Más información sobre la empresa: http: www. demac. es