Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17 s 6 s 2007 Opinión ECONOMÍAyNEGOCIOS 51 Amancio Fernández INVENTEMOS NOSOTROS spaña parece dispuesta por fin a desterrar la atávica maldición unamuniana del que inventen ellos Según los datos del mejor informe que analiza I+ D en España, el realizado cada año por Cotec, el gasto en investigación y desarrollo llegó a los 10.000 millones de euros en el 2005, superando la barrera del 1 del PIB. Un salto significativo y esperanzador, pero aún insuficiente para colocarnos entre los países punteros. Una distancia que se achica y que se reducirá aún más deprisa si la sociedad y las empresas se convencen de la ineludible necesidad de apostar fuerte por la tecnología y la innovación como fórmula fundamental de asegurar la competitividad, la supervivencia de la empresa y el desarrollo económico y social. Y eso requiere una permanente labor de prédica, como la hecha por Cotec, con José Ángel Sánchez Asiaín a la cabeza, hasta que se valore socialmente en su justa medida la ciencia, la innovación, la tecnología, la investigación y al investigador. Especialmente en este país tradicionalmente dado a alabar más al poeta que al científico y más proclive a envidiar al rentista y al especulador que al que innova y arriesga. Por eso ha dado muchos y gloriosos literatos, artistas y místicos y tan escasos, aunque brillantes científicos e investigadores. PUBLICACIONES las primeras, España llega al 2,9 del total mundial, una cifra alta para el peso relativo de nuestra economía, pero solo el 3 de ellas son de calidad excelente, frente al 5 de media europea. Y mal estamos también en cuanto a patentes punteras, las llamadas triádicas, de las que las españolas apenas son el 0,2 Y si miramos a la contribución de los sectores de alta tecnología al PIB, no llega a la mitad de la media europea. E España parece por fin dispuesta a enterrar el unamuniano que inventen ellos Según el último informe de Cotec, se han superado los 10.000 millones de euros invertidos en I+ D, aunque aún lejos de los países punteros. Convendría hacer una inversión más eficiente y aumentar su valoración por la sociedad y las empresas entre investigación y desarrollo. Algo patente si analizamos las tasas de inversión en I+ D de los países más desarrollados y dinámicos, cifras que superan ampliamente a las españolas, afortunadamente crecientes. Pero que estos avances en la cantidad destinada en España a I+ D no deben privar del análisis de cómo, quiénes y en qué se gastan esos 10.000 millones de euros anuales. Una cifra que representa el 1,13 del PIB, lejos aún de la media de la UE, -el 1,77 -y de la OCDE, -el 2,25 -o de países como Japón, -el 3,8 -EE. UU, -con 2,68 Alemania, -un 2,5 Francia, -con el 2,14 -o el Reino Unido con el 1,73 segun datos del 2004. Y tampoco es gratificante ver el porcentaje que invierten las empresas españolas, poco más de la mitad de esos 10.000 millones, frente a cantidades por encima del 60 de media en la UE o en la OCDE. Tampoco salimos muy bien parados al ver otros indicadores muy elocuentes, como el número de publicaciones científicas o las patentes registradas. En El arte de emprender Autor: Cátedra Nebrija- BBVA en Formación de Emprendedores (dirijido por José Luis Curbelo) Edita: Universidad Antonio de Nebrija ISBN- 13: 978- 84- 932689- 9- 2 Lejos aún de los mejores Personal investigador Labor de prédica Suspenso en patentes Sí se ha dado un gran salto en el número de personal investigado. En el 2004, segun la OCDE, la actividad de I+ D empleaba en España a 161.933 personas, de ellas cien mil como investigadores. Otra cosa es su valoración social, su nivel comparativo de ingresos, o su situación laboral, muchas precaria, incluso en importantes áreas de investigación: la universidad y la sanidad. Y, sobre todo, convendría analizar en cada caso el rendimiento que se saca a lo invertido en I+ D. O buscar mayor cooperación entre todos, y fomentarla en las pymes, aunque ya hay ejemplos admirables. O que empresas y empresarios, verdaderos motores también en esto, redoblen sus inversiones... Conforta, sin embargo, ver cómo aumenta de año en año las cifras destinadas a I+ D, incluidas cantidades aportadas por fundaciones, empresas y particulares a centros y proyectos de investigación ajenos. Desde Caja Madrid a la Mutua Madrileña, Telefónica, El Corte Inglés, La Caixa, o FCC, por citar algunas. Tomen ejemplo. El manual, dividido en tres partes para facilitar su lectura, abarca todo el proceso de creación de empresas, con especial énfasis en el Plan de Empresas y con un matiz importante: se incorpora la Responsabilidad Social de la Empresa y la Bancabilidad como partes fundamentales de dicho Plan. Fundaciones y empresas La intuición en la empresa Autores: José Enebral y Beatriz Edita: Gestión 2000 ISBN: 978- 84- 96612- 74- 7 Mística y ciencia Los unos y los otros deben ser admirados porque además no son incompatibles. Y además, es evidente la relación entre tecnología y competitividad y A pesar del aumento de la inversión destinada a I+ D por las empresas españolas, sólo representa la mitad del total y está lejos aún de la media de la OCDE Valderrama Este libro traza un recorrido por aquellos fenómenos que coloquialmente relacionamos con el término de intuición en el marco de las empresas del conocimiento, desde las genuinas corazonadas, hasta las conjeturas, las primeras impresiones o el pensamiento libre. Top Performer Autores: Stephen C. Lundin y Carr Hagerman Edita: Ediciones Urano ISBN: 978- 84- 96627- 21- 5 José Ángel Sánchez Asiaín, presidente de Cotec ABC José María Ramírez Pomatta, presidente de Mutua ABC Esta obra tiene como objetivo enseñar a usar estrategias flexibles, a sacar partido de los errores, a hallar inspiración en las situaciones imprevistas; en definitiva, cómo potenciar nuestra energía positiva que nos permita ser nosotros mismos.