Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ECONOMÍAyNEGOCIOS Opinión DOMINGO 17 s 6 s 2007 ABC LAS CLAVES María Jesús Pérez BOTÍN PLANCHA EL INMOBILIARIO l patrón del Banco Santander es un enamorado de las jugadas estratégicas y los golpes audaces. La historia bancaria española de los últimos años está plagada de ejemplos que así lo certifican. Emilio Botín ha protagonizado la primera guerra del pasivo (la cuenta del elefante, como recordarán los más mayores) la primera gran compra nacional a base de talonario (Banesto) la primera gran fusión (con el Central Hispano) la primera gran adquisición internacional por parte de un banco español (Abbey National) o el primer asalto en grupo a un gigante europeo (el holandés ABN Amro) Son jugadas que en su momento dejaron al sector con la boca abierta y obligaron a sus competidores, siempre un paso por detrás, a replantearse las estrategias y acometer algunos movimientos que hasta entonces no pensaban realizar. El penúltimo golpe de mano de Botín es el plan que tiene el banco para vender todos sus inmuebles y quedarse luego en ellos en calidad de inquilino. Algo que ya han hecho las grandes entidades internacionales y muchas empresas en España, pero que para la banca de nuestro país era un tabú por el sentido patrimonialista que ha tenido siempre. Más allá de los efectos beneficiosos que tendrá para las cuentas del grupo, el mero planteamiento de la operación ha provocado, sin embargo, temblores nerviosos a más de uno, porque, según señala algún experto, va a reventar el mercado de oficinas. Botín se ha adelantado al fin del ciclo inmobiliario con esta operación, pero los que andan por detrás de él van a quedar en situación precaria. El ejemplo más claro de este efecto secundario no deseado es el de la torre que Repsol está construyendo en el solar que antiguamente ocupaba la Ciudad Deportiva del Real Madrid, pero habrá muchos más. La petrolera presidida por Antonio Bru- ESPAÑOLA HORARIO A LA E fau pensaba instalar allí su se- los españoles nos pierden las costumbres. Y en lo que a horarios se refiere, no iba a ser menos. De hecho, en Europa alucinan con las horas que dedicamos al asunto. Entramos más tarde que el resto de europeos a trabajar, dedicamos de media dos horas a almorzar, y salimos a deshoras de la oficina, como si no tuviéramos prisa por llegar a casa. En comparación con las jornadas laborales del resto de los países europeos, España sale perdiendo: cada español pasa una media de 38,2 horas semanales en su puesto de trabajo, frente a las 36,3 de sus vecinos europeos, según cifras de Eurostat. Cada año- -excluyendo el tiempo para comer o desplazarnos al trabajo, o las horas extra (que realizan el 50 de españoles) dedicamos a nuestra actividad laboral una media de 219 horas más que los países de la Europa de los Quince. Y mientras, la productividad, en sentido contrario: en diez años esta variable apenas ha crecido un 0,9 según la OCDE. ¿Pero cómo es posible que trabajando más produzcamos menos? Fácil. Muchos tienden a confundir la presencia con la eficiencia. Si bien el Gobierno se propuso acabar con este desajuste a través del Plan Concilia para, de momento, los funcionarios (bajo el lema: ocho horas de trabajo, ocho de familia, ocho de sueño el horario laboral español sigue siendo un problema importante de la economía del país para el que aún hay que buscar soluciones. Definitivamente hay que acabar con el corsé del Spain is different Si hemos logrado armonizar monedas, ¿por qué no hacer lo mismo con los horarios? Más que nada por no andar con el pie cambiado respecto a nuestros vecinos europeos. Además, si resultamos tan improductivos como aseguran las estadísticas europeas, algo habrá que hacer. Cuando la mayoría de los españoles sea consciente de que con unos horarios más racionales ¿más europeos? su calidad de vida será mejor, la productividad mejorará y, por tanto, la conciliación de la vida personal y familiar con la vida laboral será posible. Pues eso. ¡A conciliar oficina y familia tocan! A de corporativa, aunque luego cambió de planes y empezó a buscar un comprador para el emblemático edificio, con la perspectiva de hacer un pingüe negocio. Los candidatos dispuestos a aflojar la modesta cantidad de 800 millones de euros- -que se estima que está pidiendo Repsol- -se pueden contar con los dedos de una mano, dado el volumen de la operación. Y desde el anuncio del Santander, es muy posible que en esa mano sobren muchos dedos. Más bien todos. Los inversores que estaban estudiando la adquisición no parecen ahora dispuestos a dar ningún paso sin haber visto antes los inmuebles que saca el Santander al mercado. La gran ventaja es que los edificios y oficinas del banco tienen garantizado a éste como inquilino durante un largo periodo de tiempo, por lo que el comprador no tendrá que preocuparse de alquilarlo. Algo que no está garantizado en el caso de la torre de Repsol. Esto explica que hasta Sacyr- Vallehermoso, accionista de referencia de Repsol y que se está construyendo otra de las cuatro torres, comunicara a la petrolera que si instalaba allí su sede estaba dispuesta a comprarle la torre, pero que vacía ni de broma. Emilio Botín ha vuelto a sorprender al mercado con la decisión del Santander de vender sus inmuebles. Jacobo González- Robatto podría estar en la agenda del Sabadell tras salir de Barclays. Enrique Goñi y su Caja Navarra permitirán a sus clientes saber cuánto gana la caja con cada uno de ellos. Ignacio S. Galán ha visto cómo esta semana Iberdrola superaba a Enel y Suez en capitalización. en el sector no deja de ser uno de los posibles. El último en añadirse a la lista de futuribles directores generales del Sabadell, es otro de los banqueros de toda la vida Hablo de Fulgencio García Cuéllar, que cuenta con un currículum perfecto para el puesto, tras pasar por dos de los mejores bancos medianos del mercado español: primero, el Popular, y después, el Pastor. Además, tiene la virtud de no eternizarse en los cargos. El pasado martes, el director general de Caja Navarra, Enrique Goñi, sorprendía a propios y a extraños al comunicar que a partir de mañana cualquiera de sus clientes podrá saber, si así lo desea, cuánto gana la entidad con la gestión de su dinero y qué parte de esas ganancias destina a obra social. Es decir, las cuentas claras. Tan transparente quiere ser la CAN que algunos dirigentes bancarios se han quedado lívidos sólo de pensar que sus clientes puedan llegar a demandar una osadía de este tipo. Pero en los tiempos que corren no debería resultar tan extraño ahora que algunos bancos y cajas quitan todas sus comisiones a los clientes fidelizados, que ponen tarifas planas y algunos incluso te devuelven parte del importe de los recibos domiciliados. Todo se andará porque la Responsabilidad Social Corporativa, de la que tanta gala hacen ahora las empresas que dicen ser transparentes, acabará incorporando a su mochila recomendaciones de este tipo. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán parece impulsada por una especie de furor de crecimiento bursátil, ante las perspectivas de que pueda darse sobre ella una operación hostil. Esta semana ha ido como un cohete superando primero a la francesa Suez en capitalización bursátil y luego a la pública italiana Enel, lo que es más que bueno para los que tienen dinero invertido en la eléctrica como Florentino Pérez o el belga Albert Frère. Ahí es nada. Caja Navarra da la cara a trabajar en La Caixa. Y, mientras tanto, su puesto en el Sabadell aún está vacante. Bueno, a medias. De momento, se encarga de sus anteriores labores el propio presidente, José Oliú, apoyado por todo el equipo directivo. Ahora bien, dicen que esta situación no seguirá así por mucho tiempo. Nombres para ser el number two del banco catalán ya hay sobre el tablero. De momento, dos candidatos que sonaban desde el mismo momento del anuncio de la salida de Nin del Sabadell. Suena, y mucho, Adolf Todó, director general de Caixa Manresa, que sonaba igualmente Quinielas para el Sabadell Juan María Nin ya ha empezado para el puesto que ahora ocupa Nin. Muchos piensan que tiene muchas papeletas, sobre todo por su pasada vinculación con el Banco Sabadell- -del que se llevó una gran amistad con Oliú- -y al que tuvo que dejar para reconducir Caixa Manresa, una entidad que el Banco de España seguía de cerca. Desde entonces esta caja no sólo ha vuelto a la senda de los beneficios, sino que además se ha convertido en una entidad puntera en la gestión de fondos de inversión. Otro financiero candidato no es otro que Jacobo González- Robatto, al que su salida, hace relativamente poco, de la dirección de Barclays en España, lo pone en el punto de mira. Su reconocido prestigio Iberdrola, como un cohete AGENDA DE LA SEMANA Lunes 18 Eurozona: Conferencia del presidente del BCE. Estados Unidos: Índice de confianza de la Asociación Nacional de Constructores de Hogares. ZEW de clima económico de junio. Italia: Tasa de paro del primer trimestre. Japón: Estudio Tonkan de clima empresarial de junio. importación anual y de mayo. Japón: Balanza comercial total de mayo. Jueves 21 España: Publicación de datos mensuales de tráfico de pasajeros. Estados Unidos: Índice de indicadores líderes de mayo. Presentación de resultados de Goldman Sachs y Adobe Systems. Italia: Datos de ventas al por menor anual y de abril. Viernes 22 Eurozona: Resultados de pedidos industriales de abril. España: Reparto de dividendos de Arcelor, Amper y Cleop. Alemania: Encuesta IFO de clima de negocios, estimación actual y expectativas. Miércoles 20 España: Presentación de resultados de Inditex. Alemania: Precios de producción de mayo. Índice de precios de Martes 19 Eurozona: Presentación encuesta