Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17- -6- -2007 En portada s Los escarceos entre los hedge funds y los políticos, de moda ECONOMÍAyNEGOCIOS 49 ejemplo, que los que invirtieron en los hedge funds menos exitosos No hay que olvidar también que la relación de estos productos alternativos con los paraísos fiscales los tiñe igualmente de no poca confusión. Esta relación, que de hecho existe, es simplemente por neutralidad impositiva y reducción de costes operativos- -asegura Caridad- Con ello se evita que el inversor en hedge funds tenga que asumir los costes de una legislación que no es la suya pero en ningún momento esto le exime de las obligaciones legales en su país de origen Por tanto, cualquier conexión entre hedge funds y paraísos fiscales más allá de la flexibilidad operativa carece de fundamento técnico. Sin embargo, la tendencia es su regulación, tal y como ha ocurrido en España, cuya referencia es la Ley 35 2003 de Instituciones de Inversión Colectiva, completada posteriormente con el desarrollo reglamentario y circulares de la CNMV. En todo caso, el modelo español de instituciones de inversión libre está regulado y supervisado, y comprende dos figuras distintas entre sí: los inversores cualificados con su mayor nivel de información serán los únicos en poder invertir directamente en las instituciones de inversión libre, mientras que el público minorista en general deberá hacerlo a través de los llamados fondos de fondos de inversión libre, caracterizados por el hecho de recaer en los gestores del fondo de fondos la labor de selección, análisis y seguimiento de las instituciones objeto de inversión concluye el profesor de Esade, Juan Ignacio Sanz. Los fondos alternativos, esclavos aún de su propia leyenda negra Falta de regulación, escasa transparencia en sus actuaciones y su relación con los paraísos fiscales envuelven de cierta oscuridad el mundo de los hedge funds M. J. PÉREZ MADRID. Muchos quieren ver un lado oscuro en su existencia en la falta de un código de conducta, voluntario o no, para los hedge funds -que les dotase de mayor transparencia- y en el hecho de que muchos de ellos estén relacionados con paraísos fiscales. Desde que viera la luz el primer fondo alternativo o libre en 1948, este tipo de productos han sonado tanto por sus grandes beneficios (o pérdidas) como por su relación con tormentas financieras que, según algunos expertos, fueron provocadas por algún hedge fund Si bien, tal y como explica Juan Ramón Caridad, socio de Atlas Capital y CAIA, existen diversos estudios y tesis doctorales que han demostrado que los hedge funds no generan crisis financieras ni tienen capacidad de mover el mercado en su propio beneficio sí es cierto que algunos rotundos fracasos de estos vehículos inversores han puesto de manifiesto el riesgo que se corre jugando con ellos. No deja de tener su gracia el caso del conocido Long Term Capital Management (LTCM) un fondo de gestión alternativo promovido en los años noventa por ilustres financieros, algunos incluso galardonados con el Premio Nobel de Economía, como Myron Scholes y Robert C. Merton cuenta Juan Ignacio Sanz Caballero, profesor de Esade. En 1998- -continúa- a pesar de estos genios de la economía, el fondo generó unas pérdidas de miles de millones, ante las que la Reserva Federal norteamericana tuvo que pedir, casi implorar, el apoyo financiero de la banca comercial y de inversión que evitara el riesgo sobre los mercados derivado de la situación del LTCM Tan sólo un año antes, George Soros, uno de los grandes gurús de las finanzas y conocido especulador en todo el mundo, se vio involucrado en una sonada crisis monetaria en el sudeste asiático. Varios gobiernos de la región culparon directamente a una serie de gestores de hedge funds entre ellos Soros, y se abrió una investigación oficial por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) La conclu- George Soros, uno de los grandes gurús de las finanzas sión: grandes grupos de hedge funds acudieron en masa, con posiciones cortas, sobre el Baht, divisa tailandesa, cuyo montante global superó el 5 del PIB del país, y pusieron una presión sobre la moneda equivalente a su déficit comercial que según el FMI fue la AFP causa real que inició la crisis económica que acució al país. En 1993, los intensivos ataques contra la libra esterlina, protagonizados sobre todo por Soros y sus hedge funds Quantum desencadenaron la salida de esta moneda del Sistema Monetario Europeo. Fernando González Urbaneja FRUTO DE LA COMPLEJIDAD Y EL TALENTO es llamamos Hedge Fund algo así como fondos escudo, defensivos, de cobertura; también puede valer la idea de fondos libres, privados, de riesgo. En realidad tenemos cierta dificultad para definirlos. Básicamente son fondos, ahorro, que tratan de garantizar rentabilidad y seguridad, que quieren cubrirse de riesgos. Eso y lo contrario. Son buscadores de rentabilidad por encima de la media aún a costa de asumir riesgos. Como tantos otros aspectos de los complejos mercados financieros (negro y blanco al tiempo) con explicaciones y argumentos que sirven para una cosa y también para la contraria. Hubo un tiempo en que algunos trataron de confrontar L Los hedge funds son consecuencia de ese talento y creatividad que busca rentabilidad y seguridad, al mismo tiempo que propician nuevas oportunidades de inversión una llamada economía real a otra denominada financiera. La primera era la buena, la decente, la que producía bienes tangibles en provecho de los ciudadanos. La segunda era la especulativa, perversa, abusiva, que no produce nada, que genera inestabilidad. Pasó esa moda y dejaron de decirse semejantes tonterías. La pretendida economía financiera es tan real, tan productiva y efectiva como la que se ocupa de los bienes físicos. La misma relevancia tiene gestionar el ahorro acumulado de un fondo de pensiones o de inversión como tener a punto una planta lechera o de producción de bombillas, ambos productos reales, consumibles e imprescindibles, tanto como el cuidado del ahorro para la vejez. La gestión financiera necesita materia prima, requiere que exista ahorro, que las familias destinen menos renta a la subsistencia y más al ahorro y la prevención. El incremento del ahorro y especialmente de las rentas diferidas para el pago de pensiones desafía a los financieros para gestionar ese ahorro, para preservarlo y hacerlo crecer. La mayor acumulación de recursos procede del ahorro de previsión, mucho más que de la fortuna de los más ricos. Este es un capitalismo colectivo, buscador de seguridades y garantías para recuperar el ahorro diferido. Con esa lógica aparecen las instituciones de inversión colectiva, que suman el pequeño ahorro de muchos para aplicar principios básicos de diversificación de riesgos. La gestión de esos fondos inventa fórmulas complejas para introducir rentabilidad y seguridad. Y en esa dinámica entra en juego la creatividad y el talento, bienes poco tangibles, nada materiales, que no se pesan, pero muy efectivos y fértiles. Los hedge funds son consecuencia de ese talento y creatividad que busca rentabilidad y seguridad. Propician nuevas oportunidades, ampliación del perímetro de inversión, canalización de recursos hacia activos que nunca imaginaron que podían recibir capitales externos. Fondos que ofrecen otras alternativas a la financiación clásica y abren posibilidades no imaginadas antes por empresarios, creadores o inventores. El concepto que acompaña a estos fondos es el de creación de valor una especie de levadura que trasforma el cereal para crear pan o cerveza. Algunos de esos fondos fracasarán, ya han fracasado más de uno y de dos, pero en conjunto aportan oportunidades no imaginadas hasta ahora.