Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17- -6- -2007 François Fillon: La verdadera ruptura es decirle la verdad a los franceses Entrevista al primer ministro del Gobierno Sarkozy 39 Un economista independiente con doce ministros El presidente palestino, Mahmud Abbás, estudiaba anoche la composición del nuevo Gobierno de emergencia, que estará encabezado por el economista independiente Salam Fayad, y que será anunciado hoy. Fayad dará a conocer programa político y los distintos titulares de carteras que ha escogido, tras lo cual se espera la jura de los nuevos cargos. El Gobierno, ilegal para Hamás, estará integrado por doce ministros. Fayad, de 55 años, es un economista independiente que cuenta con la confianza de Occidente, y que hasta ahora había desempeñado la cartera de ministro de Finanzas. Varios palestinos intentan escapar de Gaza, ayer, a través del paso fronterizo de Erez REUTERS La jaula palestina Cientos de palestinos esperan que Israel les deje salir de Gaza desde el paso de Erez s El Ejército los dispersó ayer a tiros mientras permitía que oficiales de Fatah y sus familiares huyeran a Cisjordania POR L. L. CARO PASO DE EREZ. Ajeno a que su autoridad no ha valido nunca en la franja ni el precio de las llamadas telefónicas con que sus asesores las transmitían hasta Gaza, y ajeno a que sus órdenes ya no son ni un eco allí, el presidente Mahmud Abbás cometía ayer la intrepidez formal de nombrar un nuevo jefe de Al Fatah en el territorio en que Al Fatah ha sido proscrito. Ibrahim Abu Najer, antiguo responsable de los comités nacionales en la zona. Una audacia estéril de por sí, que cobraba tintes de absurdo porque Ibrahim Abu Najer era ayer uno de las decenas de altos cargos del Movimiento nacionalista que por la mañana huían a refugiarse en el que es ya su feudo natural, el otro país palestino Cisjordania, gracias a la complicidad de Israel, que, después de mantener durante días clausurada la franja como una jaula y a sus habitantes encerrados dentro como animales condenados al fuego cruzado, abría ayer momentáneamente las compuertas del telón de acero con Gaza para permitir a los prohombres de su moderado aliado, el rais, escapar de las seguras represalias de Hamás, los portavoces de Fatah, Tawfiz Abu Hussa, el secretario del partido, Majed Abu Shamala, el mandamás de la Seguridad Nacional, Jamal el- Qaid... El trato de favor a los oficiales y a sus familias- -500 personas- -desencadenaba una furia colectiva. Una marabunta de civiles desquiciados por no tener agua ni comida, pero sí el riesgo por el rais en un estado de terror, que arrancaba en la franja la inmediata reacción de Hamás en forma de amenazas. No permaneceremos con los brazos cruzados contra estos crímenes. Lo que está pasando en Cisjordania es un golpe de Estado, terrorismo puro advertía el portavoz de los islamistas, Abu Zuhri. de morir si salían a buscarla a la calle. Por no tener amparo, pero sí un miedo insuperable a tanta furia, en vista de la discriminación, se abalanzaban en masa contra las instalaciones del paso fronterizo para intentar arrancar a Israel por la fuerza el salvoconducto que nadie les daba por ser sólo civiles. No pasaron de saquear por pura impotencia los barracones mugrientos que hasta ahora servían a Al Fatah para controlar, siempre desde el lado palestino, esta frontera de Erez. La turba se quedaba atrapada dentro de la jaula, para colmo viendo a los militares hebreos desplegándose y apuntar a la masa de desesperados con las armas de sus blindados. Hubo disparos al aire para persuadir: nada de improvisación, los planes para contener una avalancha de palestinos en este cruce se comentan desde hace días en la prensa israelí. Centenares de vecinos regresarían por la tarde para intentar salir de nuevo, acompañados por sus niños y la casa acuestas, en bolsas de plástico atadas con la misma falsa ilusión con la que esperaban un gesto de compasión de Israel, que no llegó. Pero también de un violento contraataque al corazón del último símbolo de Al Fatah que quedaba por mancillar en Gaza: la casa del ex presidente Yaser Arafat, vacía desde que su dueño se marchara en 2001 a su confinamiento en la Muqata, que era destruida y desvalijada. Mientras, en la sede de la Autoridad Nacional Palestina en Ramala, custodiada por docenas de vehículos de la Guardia Presidencial con sus efectivos vigilantes sin quitar el dedo de los gatillos, Abbás estudiaba la composición del nuevo gobierno de emergencia, encabezado por el economista independiente Salam Fayad, quien previsiblemente será anunciado a lo largo del día de hoy. Estados Unidos ha prometido levantar el boicot en cuanto se haga público el Gobierno. Ataque a la casa de Arafat El Estado hebreo también dejó ayer atravesar la frontera a 150 cooperantes. Por la tarde, el ministro de Interior judío, Avi Dichter, proclamaba autorización para permitir la entrada de alimentos y productos básicos. Nuestra evaluación se centra en la cuestión humanitaria, a fin de impedir una hambruna decía. Otra cosa es su seguridad. Pero Abu Najer, el flamante nuevo jefe de Fatah en Gaza, se ha ido a Cisjordania con los otros. Aún no se sabe si volverá a la franja despejaba desde Ramala una fuente oficial. Ayuda humanitaria HORIZONTE Ramón Pérez- Maura ¿SERÁ QUE ES CULPA NUESTRA? o vi el viernes en CNN. Es uno de esos prestigiosos expertos en Oriente Medio, adscrito a una universidad británica. Dedicó minuto y medio a intentar explicar que lo que ABC. es L Más información sobre Oriente Próximo en Visiones del mundo en abc. es lauralcaro ocurre en Gaza y Cisjordania nada tiene que ver con una guerra civil. Es curioso. He olvidado las veces que he escuchado al mismo experto justificar que los ataques terroristas contra el Gobierno iraquí son en realidad una guerra civil. En los territorios de la Autoridad Palestina se vuelven las tornas. Como yo no soy experto no alcanzo a explicar o entender este tipo de razonamiento. De lo único que podemos estar seguros en Gaza y Cisjordania es de que estamos asistiendo al intento de tomar el poder por parte de unos islamistas que no se apartan mucho de la sombrilla de Al Qaida y que los principales rivales de éstos son los patrocinados por Irán. Imaginemos que un régimen encabezado por Mahmud Abbás hubiera logrado una pacífica convivencia con Israel- -que ya es necesario tener imaginación... Hubiera sido la mayor deslegitimación posible para el régimen de Damasco o el de Teherán. Porque si Israel es el epítome del mal, ningún musulmán puede vivir en paz con los israelíes. Si Siria hiciera la paz con Israel, las posibilidades de Assad de seguir ofreciendo besamanos en Damasco se esfumarían. Su gente podría reclamar derechos humanos y reformas económicas liberalizadoras. El acabose. Y si eso es así con un régimen que intenta entenderse con Occidente -engañando las más de las veces- ¿qué decir de Hamás? El problema con la ANP está en si no nos habremos equivocado siempre con ellos. Si no nos equivocamos cuando hicimos la vista gorda al saqueo de las cuentas públicas de Yasser Arafat; si no ha sido un error no ayudar más a Abbás desde que llegó al poder; si no lo será también volcarse precipitadamente en su ayuda ahora cuando todavía hay muchas explicaciones que dar. En 2000 Arafat rechazó la oferta de Bill Clinton de tener un Estado independiente con capital casi en Jerusalén Este y 23.000 millones de dólares de ayuda. ¿Qué es lo que pide ahora Abbás?