Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 CULTURAyESPECTÁCULOS SÁBADO 16 s 6 s 2007 ABC Gran Bretaña comparte con España el deseo de recibir más información sobre la localización del tesoro do preguntas a Odyssey en relación con la procedencia de los objetos. El Reino Unido reconoce que los buques de Estado mantienen la propiedad que indica el pabellón bajo el que navegaban y señala que, si los objetos del proyecto Black Swan procedieran de un buque de esta índole, el Reino Unido, al igual que España, esperará la protección de sus derechos De otro lado, Londres aseguró que el contrato que mantiene con Odyssey en relación con la búsqueda del navío británico HMS Sussex requiere que la empresa cumpla con las pertinentes normas arqueológicas internacionales y precisó que este convenio está sometido a una evaluación continua Asimismo, afirmó que seguirá colaborando estrechamente con el Gobierno español sobre este asunto. En el Ministerio de Cultura valoraban ayer muy positivamente este comunicado. Entre tanto, en Gibraltar, ayer se comentaba el fin de la paciencia del Ministerio de Defensa en este asunto porque se siente dañado por la actitud de Odyssey. Asimismo, los gibraltareños estaban indignados con el registro llevado a cabo por una patrullera de la Guardia Civil al barco Swift Secure que permaneció amarrado junto a los de Odyssey algunos días atrás en el muelle militar. Valoración positiva en Cultura Los barcos de Odyssey, atracados en Gibraltar, en una imagen tomada el pasado 6 de junio AFP Odyssey, contra las cuerdas al pedir Londres que revele el lugar del tesoro El Gobierno británico dice que su contrato con los cazatesoros está en continua evaluación y que deben respetar normas arqueológicas internacionales JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. Mientras Greg Stemm, fundador de Odyssey Marine Exploration, seguía ayer en Gibraltar tratando de librar a sus barcos de la investigación de las autoridades españolas, la situación de este escándalo arqueológico dio un vuelco esencial. Londres deja a Odyssey contra las cuerdas al poner su amistad con el aliado español por encima de sus contratos con los cazatesoros: en un comunicado de la Embajada en Madrid, solicita a la empresa norteamericana que revele a España el lugar del hallazgo y permita a expertos que identifiquen las monedas. Lo primero es más importante que lo segundo, según expertos consultados por ABC. Además, la posición deberá ser compatible con las registradas por la Guardia Civil y la Armada, que ya tienen casi completado el cerco sobre el posible lugar del expolio. La presión judicial, política y diplomática sobre las sospechas de que Odyssey haya abusado de la cobertura ofrecida por el Gobierno británico obligó ayer a éste a exigirle que precise dónde halló el pecio del Cisne Negro del que afirma haber rescatado medio millón de monedas de plata, así como a pedir que permita a expertos independientes examinar los objetos secretamente guardados en Florida para identificar el pecio lo antes posible. Tras precisar que el Reino Unido no tiene motivos para dudar de que Odyssey haya obrado legalmente, señala que comparte con España el deseo de recibir más información La Embajada británica admite que sigue habiendo poca información detallada sobre la localización del lugar del cual Odyssey se llevó los objetos, o sobre su procedencia por lo que cree que urge establecer los hechos de manera rápida y permitir que expertos independientes en la materia examinen los objetos hallados La nota recuerda que Londres, al igual que España, ha plantea- ABC. es Más información en abc. es cultura Hallan en una goleta española en Miami piezas valoradas en un millón de dólares EFE MIAMI. Cerca de mil artefactos, cadenas, barras y sortijas de oro, valorados en un millón de dólares, han sido extraídos en Cayo Hueso, en el extremo sur de Florida, entre los restos de una goleta española, por buceadores cazatesoros, según informó ayer The Miami Herald Los cazatesoros señalaron al rotativo que las piezas que extrajeron forman parte del tesoro de la goleta Santa Margarita que se hundió a causa de un huracán en septiembre de 1622 cuando intentaba regresar a España. La nave española pertenecía a la flotilla del buque Nuestra Señora de Atocha que también naufragó en las costas de Florida con un tesoro valorado en 400 millones de dólares y que fue descubierto en 1985 por Mel Fisher. El capitán del equipo de rescate del Blue Water Rose Greg Bounds, señaló al periódico que también han encontrado en el yacimiento submarino una caja ovalada y que están locos por saber su contenido. El misterioso cofre ha permanecido sellado durante siglos, envuelto en algas y esqueletos de animales marinos, por lo que no ha podido ser abierto antes de que los arqueólogos lo limpien y estudien. Hemos abierto cajas como ésta anteriormente y encontramos un prendedor de esmeraldas valorado en diez millones de dólares y una cadena de oro indicó al diario Sean Fisher, nieto del desaparecido Mel Fisher. Creemos que la caja también será valiosa agregó. El pecio hallado a unos seis metros bajo el agua es el descubrimiento más valioso de la Santa Margarita en veintisiete años, apuntó Fisher. Entre las piezas extraídas figuran ocho cadenas de oro, once objetos adornados, siete sortijas y una barra de oro, así como monedas de plata. Estamos abriendo una cápsula de tiempo que nos permite averiguar más sobre el barco, la gente y el cargamento que transportaba por lo que es un proyecto histórico y arqueológico señaló uno de los especialistas. Excepto una de las cadenas de oro, el resto del tesoro fue hallado en un área de unos doce metros de diámetro y a un kilómetro y medio del lugar donde Mel Fisher encontró por primera vez los restos de la goleta Santa Margarita