Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 S 6 LOS SÁBADOS DE Frente al linfoma Anular el virus de la enfermedad del beso La vacuna que anule el virus Epstein Barr será un gran arma de salud pública. Este virus no es un enemigo inocente. Es el principal responsable de la mononucleosis infecciosa, una enfermedad de la adolescencia y de la infancia que también es conocida como la enfermedad del beso por ser una de las principales vías de contagio. El virus también puede producir ciertas formas de cáncer, como el linfoma de Burkitt o linfomas de células B en enfermos inmunodeprimidos. Recientemente también se ha relacionado con la esclerosis múltiple, una afección del sistema nervioso central que afecta al cerebro y la médula espinal. Algunos estudios creen que este factor de infección podría estar implicado en enfermedades autoinmunes, como el lupus. Como si la infección provocara un fallo del sistema inmune, no reconociera su propio organismo y se volviera contra él. Evitar el cáncer hepático Hepatitis C, un virus escurridizo La vacuna frente a la hepatitis C es una de las más esperadas, aunque también la que más tardará en llegar. El virus que causa la hepatitis C es casi tan escurridizo como el del sida y los intentos por desarrollar una terapia preventiva eficaz son una promesa. En estos momentos, sólo existen datos fiables sobre la eficacia en modelos animales. A estas alturas de las investigación, las expectativas más realistas están en desarrollar una fórmula que evite la evolución de la infección hacia una enfermedad crónica, más que en la prevención primaria asegura Xavier Forns, hepatólogo del Hospital Clínic de Barcelona. El virus de la hepatitis C tiene especial afinidad por el tejido hepático. Cuando una persona se contagia puede sufrir una infección aguda, que muchas veces es asintomática. En el 50- 70 de los casos la infección pasa a ser un problema crónico. Un 20 de los pacientes progresará a cirrosis en los 10 años posteriores al contagio y, tras décadas de infección, a un cáncer de células hepáticas. El contagio tampoco protege de otras reinfecciones, porque el virus es tan variable que es difícil hablar de una sola enfermedad. Esta es una de las razones por la que resulta tan difícil encontrar una vacuna eficaz, como sucede con la de VIH o virus del sida. La variabilidad genética favorece su escape del sistema inmune. Tampoco se dispone en la actualidad de sistemas para la realización de ensayos in vitro lo que dificulta la investigación y probablemente se necesitará una respuesta celular potente. Las vacunas clásicas que se basan en anticuerpos no funcionan. Los virus son más listos, mutan y necesitamos otra estrategia diferente explica Forns. Las vacunas de ADN que consisten en inyectar material genético del virus para que el organismo fabrica proteínas y obtenga inmunidad, podrían tener la respuesta. Algunos prototipos ya se prueban en voluntarios con resultados esperanzadores. Su vaticinio es que la vacuna de la hepatitis C será una realidad, aunque no inmediata. La vacuna de la hepatits C aún aún tiene un largo camino. Lo que ya es una realidad es la vacuna de la hepatitis B, un fármaco que previene una infección que también puede derivar en un cáncer de hígado. Incluida en el calendario de vacunaciones, las nuevas generaciones tendrán menos riesgo de desarrollar un tumor en el hígado por esta causa. Los implantes actuales llevan un micrófono externo ABC Implantes cocleares Última generación Los próximos implantes cocleares mejorarán el sonido y reducirán las interferencias. Los primeros prototipos ya han empezado a probarse en animales TEXTO: N. R. C. Las señales del tumor de ovario El cáncer de ovario no suele avisar. Cuando se detecta suele ser demasiado tarde para tratarlo con todas las garantías. Pero, por primera vez, la Sociedad Americana del Cáncer ha elaborado un protocolo de detección precoz de este tumor silencioso. Los oncólogos estadounidenses han reunido las señales de aviso ante las que una mujer debe estar alerta. Dolor pélvico o abdominal, hinchazón, dificultad para comer, tener la sensación de saciedad, sentir ganas frecuentes de orinar o hacerlo con urgencia. Una mujer que tenga alguno de estos síntomas cada día o durante más de dos o tres semanas debe acudir a un ginecólogo, especialmente si los síntomas son nuevos y diferentes a las molestias que suelan tener. Probablemente muchas de las mujeres que observen estos síntomas tan inespecíficos no tendrán un cáncer, pero deberán consultarlo dijo la doctora Barbara Goff, uno de los oncólogos ginecológicos que han elaborado este protocolo. Si el tumor se detecta precozmente y se extirpa con una cirugía, antes de que las células cancerígenas salgan del ovario, la curación alcanza al 93 de los pacientes, superior a las expectativas del cáncer de mama. ientíficos de la Universidad de Michigan y California (EE. UU) han diseñado un nuevo implante coclear que mejora la calidad del sonido en personas con sorderas profundas. Su diseño permite fijarlo directamente en el nervio auditivo con lo que se consigue un sonido de más calidad, especialmente en las frecuencias más bajas. De momento, los primeros prototipos sólo se han probado en gatos, aunque uno de sus inventores el doctor John Middlebrook planea ya un ensayo clínico en personas con sordera profunda. El avance se ha publicado en el último número de la revista científica Journal of the Association for Research in Otolaryngology Unas 100.000 personas en el mundo llevan un implante coclear. Estos dispositivos sustituyen las células de la cóclea, también conocido como caracol. Estimulan el nervio auditivo y envían las señales al cerebro. En niños que nacen con sordera el implante puede devolverles la audición si se implantans precozmente y se combinan con una adecuada rehabilitación logopédica. Gracias a estos dispositivos, personas con audición parcial o completamente sordos permiten mantener una conversación flui- C da, incluso hablar por teléfono. Todos los dispositivos tienen cuatro características comunes: un micrófono externo para captar los sonidos, un procesador de sonido, un sistema de transmisión y una antena receptora. Esos sistemas han cambiado la vida de miles de personas. El sonido que logran es cada vez más natural, pero una de sus asignaturas pendientes es el convertirse en dispositivos invisibles. Los actuales obligan a los pacientes a llevar un apéndice exterior con la batería y el micrófono. El problema no es sólo estético sino de calidad sonora. El micrófono capta los sonidos y los transforma en señales eléctricas que deben atravesar varias barreras hasta alcanzar el nervio auditivo. Las frecuencias más bajas se pierden y la audición empeora con ruido de fondo. Es como hablar con alguien a través de una puerta cerrada dice Middlebrooks. El nuevo implante puentea la cóclea, se coloca más cerca de la terminación del nervio que lleva la información sonora al cerebro. auditivo. Otra de las ventajas es que los prototipos funcionan con una batería de menor tamaño con lo que sería más fácil fabricar dispositivos totalmente implantables, invisibles a los ojos de terceros.