Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16 s 6 s 2007 INTERNACIONAL 31 Banderas a media asta en el sur de Afganistán Un soldado holandés murió ayer en un atentado al norte de Kandahar. En la explosión perecieron también nueve civiles, entre ellos cinco niños que estaban jugando cerca de los militares de la OTAN ENRIQUE SERBETO ENVIADO ESPECIAL KANDAHAR. Los helicópteros juegan un papel fundamental en la guerra de Afganistán. Su constante trasiego de una base a otra forma el cordón umbilical de las operaciones de la fuerza de la OTAN en este país (ISAF) o en los ataques a los talibanes que aún se empeñan en mantener a los afganos en la Edad Media. Ayer, de regreso de una patrulla en la provincia de Helmand, desde el helicóptero se veían ya en la misma base internacional de Kandahar las banderas a media asta de Holanda y Estados Unidos, señal inequívoca de que se habían producido bajas de estas nacionalidades. Para los holandeses, que participan en ISAF con más de 2000 soldados, es una de las primeras bajas en combate. El ataque suicida se produjo en la ciudad de Tirin Kot, en la provincia de Uruzgan, a unos 80 kilómetros al norte de Kandahar. Además del soldado holandés murieron nueve civiles, cinco de ellos niños que en ese momento tuvieron la desgraciada idea de estar jugando por allí. La bandera norteamericana estaba a media asta en honor de un soldado que murió también ayer en un enfrentamiento en la provincia de Paktica, al este del país y aunque en esta gigantesca base militar de Kandahar no hay tropas afganas, se puso una bandera de este país en señal de duelo porque cuatro de sus soldados murieron en otro ataque suicida en el distrito de Sangin, unos doscientos kilómetros al oeste. La muerte de estos niños puede ser un elemento que defina el sentimiento de los afganos frente a la guerra. Desde luego, a los mandos de la ISAF no les deja indiferente la actitud de la población y en las patrullas, a pesar de la parafernalia y la exhibición de material ofensivo, los ingleses ya les han ensenado a los niños a saludar con el dedo índice hacia arriba cuando les ven pasar y en todo caso, no se podría apreciar la menor señal de hostilidad. Algunos de los nuevos oficiales del ejército afgano se han llevado los suyos al cuartel, porque creen que están mas seguros allí, aun sabiendo que precisamente por ello se pueden convertir en blancos de los atentados suicidas talibanes. En realidad, es raro que no hayan bajado alguna de las banderas de los muchos países representados en esta base, lo que no impide que entre las cerca de cuatro mil personas que hay en ella sigan su vida con toda normalidad. Las últimas cifras demuestran que es en el sur y en el este donde se concentra la actividad de los talibanes y por ello donde se juega el éxito de la ISAF, que tiene aquí a sus mejores tropas, en especial las británicas. En estos momentos además esta al mando de la región sur un general británico, Yako Page, que tiene su cuartel general a un par de kilómetros del lugar donde los afganos habían erigido un monumento a la victoria de los pashtunes sobre las tropas de Su Majestad en 1879. Normalidad cotidiana La OTAN acusa a los talibanes de usar a civiles como escudos humanos M. NÚÑEZ CORRESPONSAL BRUSELAS. La OTAN acusó ayer a los talibanes de ser los culpables de la muerte de población civil en Afganistán durante los bombardeos aliados, ya que los usan como escudos humanos No obstante, los 26 decidieron que se extremaría la precaución para que no haya más bajas civiles, ya que predisponen a la población en contra de los aliados, según explicó ayer el Secretario General de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, tras la reunión de ministros de Defensa de esta organización donde se decidió, además, que se aumentará en 4.000 los soldados en Afganistán hasta alcanzar los 40.000. El ministro de Defensa español, José Antonio Alonso, presentó ayer un análisis de la evolución en Afganistán, en el que se insiste en que el objetivo es que las autoridades afganas puedan gestionar la seguridad de su país o que la ONU, paraguas bajo el que opera la misión en Afganistán, debe tener más visibilidad política. Actitud de la población Los ingleses ya han enseñado a los niños a saludar con el dedo índice hacia arriba cuando les ven pasar ABC. es Más información en Visiones del Mundo en abc. es enriqueserbeto