Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA SÁBADO 16 s 6 s 2007 ABC Es un drama de difícil comprensión Jaime de Marichalar habla sobre su enfermedad en la clausura de un congreso que abordó los daños cerebrales adquiridos y sus posibles remedios J. ALBIOL MADRID. Jaime de Marichalar clausuró ayer en el Colegio de Médicos de Madrid la Jornada sobre plasticidad cerebral y neurorrehabilitación organizada por la Fundación Lescer, de la que es presidente de honor. El Duque de Lugo dio a conocer la convocatoria de ocho becas de 27.000 euros, lo que supone un año de rehabilitación neurológica especializada para pacientes con daños cerebrales. Marichalar destacó la importancia de una pronta recuperación en los pacientes con daños cerebrales adquiridos, como es su propio caso, y afirmó que él tiene experiencia en una recuperación precoz tras el infarto cerebral que sufrió en diciembre de 2001. Además, hizo referencia al sufrimiento que padecen los pacientes. Este es un drama de difícil comprensión para quien no lo conoce aseveró desde esa experiencia de la que hablaba. Pese a todo, el Duque de Lugo lanzó un mensaje positivo a los familiares de personas con este tipo de dolencia al asegurar que la esperanza siempre existe Recuperaciones parciales El daño cerebral adquirido es una lesión del cerebro originada por un infarto, una hemorragia cerebral, un tumor, un traumatismo craneoencefálico u otras causas. Las personas que padecen esta enfermedad no han nacido con ella, sino que la han empezado a sufrir en algún momento de su vida y la van a padecer para siempre, aunque hay formas de recuperación parcial que pueden ser muy satisfactorias, como quedó demostrado en la jornada de ayer, en la que participaron neurólogos, rehabilitadores, trabajadores sociales, terapeutas y otros profesionales implicados en la recuperación de estos pacientes. De hecho, los asistentes vi- El Duque de Lugo, durante su intervención en el congreso sobre neurorrehabilitación sionaron diversos vídeos en los que aparecían algunas personas que han alcanzado parte de la rutina que tenían previamente y que siguen luchando para mejorar sus condiciones de vida. Desde la Fundación Lescer aseguran que esta dolencia es una epidemia silenciosa en nuestra sociedad: sólo CHEMA BARROSO en 2002 fueron hospitalizadas casi 150.000 personas por ella. Más información en: http: www. fundacionlescer. org