Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Homenaje a la Transición en el XXX aniversario de las elecciones de 1977 SÁBADO 16 s 6 s 2007 ABC Fraga cree que el peligro del Estatuto de Cataluña es que se quiebra la solidaridad entre los españoles CHEMA BARROSO Puertas abiertas en el Congreso y cuarentena para el sillón de Zapatero El Congreso de los Diputados fue visitado ayer por cientos de personas en una jornada de puertas abiertas especial por el trigésimo aniversario de las primeras elecciones democráticas. Como es habitual en estos casos, los visitantes tenían especial interés en pasar por el hemiciclo y ocupar los escaños de los diputados. Y así lo hicieron, salvo en el asiento del presidente del Gobierno, que estaba cerrado al público, como se ve en la imagen. Ni memoria ni federalismo Dos históricos dirigentes socialistas disienten de las tesis de Zapatero: Alfonso Guerra critica la utilización política de la memoria histórica y Txiki Benegas defiende el estado de las autonomías frente al federalismo POR JOSEP ALBIOL MADRID. Frente a las tesis esgrimidas por Zapatero en esta legislatura que agoniza, dos carismáticos dirigentes socialistas defendieron ayer en el Congreso de los Diputados la valía de los consensos básicos de la Transición, en el trigésimo aniversario de las primeras elecciones democráticas. En el debate 30 años después de aquel gran día, 15 de junio de 1977 Alfonso Guerra criticó la utilización política de la memoria histórica. Y Txiki Benegas defendió el actual estado de las autonomías como el mejor marco posible para España, por encima del modelo federalista. El encuentro fue un desfile de algunos de los más importantes personajes que hicieron posible la reconciliación nacional mediante el célebre consenso hace ahora treinta años. Unos dirigentes que, tal y como recordaron ayer, supieron enterrar el hacha de guerra y renunciar a muchas cosas en pos del beneficio de una sociedad española que pedía el cambio En primer lugar, compartieron mesa el socialista Alfonso Guerra, el ministro de UCD Rodolfo Martín Villa y el convergente Maciá Alavedra. El diálogo entre los tres fue una suerte de alabanza a la Transición en el que cada uno se centró en lo que creyó más conveniente. Alavedra destacó que CiU siempre intentó dar estabilidad al Gobierno. Guerra aseveró que el pacto de la Transición también fue un armisticio de una Guerra Civil que todavía duraba Y Martín Villa subrayó que en aquellos días triunfaron los reformistas por encima de los rupturistas. Luego, en el turno de preguntas, Alavedra introdujo la polémica sobre la memoria histórica. Yo estoy contra la utilización política de la memoria histórica. La historia la harán los historiadores. La Transición fue un triunfo de la reconciliación y hay que dejar que ésta siga su curso señaló. Guerra coincidió en que no está de acuerdo con esa utilización política la memoria histórica, aunque defendió el derecho de la gente a reconstruir su historia para cicatrizar heridas en el terreno íntimo y familiar en referencia a las personas que tienen algún familiar en una fosa común y quieren recuperar sus restos. Por su parte, Martín Villa recordó que alguien dijo que cuando los historiadores hacen historia de lo próximo hacen política Luego les llegó el turno al presidente de honor del PP, Manuel Fraga, al líder comunista Santiago Carrillo y al socialista Txiki Benegas, cuyo debate se convirtió en una reflexión conjunta sobre el modelo de estado que implantó la Transición y El modelo de Estado que hoy está de actualidad por la reforma de los Estatutos de autonomía de varias comunidades. En su intervención, Benegas hizo un alegato a favor del título octavo de la Constitución, el referente al Estado de las autonomías, que, según su criterio, no se puede quedar corto cuando existe la posibilidad de que se trasfieran a las comunidades competencias exclusivas del Estado Pese a ello, siempre estarán las reveindicaciones insaciables de los nacionalismos añadió. España en 30 años se ha convertido en uno de los países más descentralizados del mundo y tiene hoy más posibilidades de autonomía que los Estados federales. No existe un Estado federal que tenga los conciertos económicos que tienen el País Vasco y Navarra señaló Benegas. Quien sí defendió con ahínco el modelo federalista para España fue Santiago Carrillo, que además abogó por que los que nos sentimos españoles convenzamos a los que no lo sienten de que ser español no supone ningún menosprecio Respecto al modelo territorial, Fraga arguyó que el Estado de las autonomías por el que se apostó al principio de la democracia fue el punto exacto entre un Estado unitario como el anterior y un Estado federal Además, el dirigente popular alertó sobre el peligro de tratar de reformar la Carta Magna por la vía de los Estatutos de Autonomía. ABC. es Especial sobre los 30 años de democracia, y vídeo sobre la conmemoración, en www. abc. es Felipe González, sobre su ausencia: No fui, sencillamente ABC MADRID. En el día del treinta aniversario de las primeras elecciones, ayer, 15 de junio, estuvieron muy presentes los ecos de la celebración de la efeméride el día anterior en el Congreso de los Diputados. Por un lado, fueron varios los que alabaron el discurso que pronunció el Rey en el hemiciclo. El presidente del Congreso, Manuel Marín, y el portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, entre otros, dedicaron halagos al mensaje de la unidad frente al terrorismo que transmitió Don Juan Carlos. Y las destacadas ausencias de José María Aznar y Felipe González también fueron motivo de comentarios. El que fuera ministro de la Gobernación del Ejecutivo de Adolfo Suárez Rodolfo Martín Villa criticó dichas ausencias. Son obligaciones no escritas que forman parte de la liturgia de la vida política afirmó. Al propio Felipe González le preguntaron ayer en una conferencia sobre su no asistencia al acto, pero eludió dar explicaciones en ese sentido al contestar: No fui, sencillamente