Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15- -6- -2007 El ex futbolista Gica Craioveanu renuncia a su acta de concejal del PP en Getafe 55 ma sube primero, hasta ponerse a la altura de la diosa, y a continuación su brazo se prolonga, realizando lo que en términos técnicos se llama un ataque frontal de manera que el jugador quede al mismo nivel de la estatua y a la distancia precisa de ella como para poder adornarla con los símbolos madridistas. Gallardón llamará delegados a los miembros del Gobierno municipal Da marcha atrás en su intención original de llamarles consejeros una denominación a la que se opuso Aguirre. La Comunidad se da por satisfecha y está conforme S. M. M. O. MADRID. El alcalde aprovechó ayer la última junta de gobierno antes de la constitución del nuevo Ayuntamiento para desvelar el misterio: los miembros de su gobierno no se llamarán concejales, ni consejeros, ni regidores, ni junteros... sino delegados. Esta es la denominación que ha elegido para diferenciar entre quienes ejercen el poder ejecutivo y los concejales elegidos en las listas electorales, y evitar de paso la confusión con los responsables de otras administraciones. La primera intención del alcalde era convertir las áreas de gobierno en consejerías, y a sus responsables en consejeros municipales. Lo justificaba en que no todos los miembros de su ejecutivo tienen por qué ser concejales; desde que se aprobó la Ley de Grandes Ciudades, tiene la potestad de incluir en el gobierno a personas no electas. Una potestad que ya aplicó en el mandato que ahora termina, al llamar a Miguel Ángel Villanueva, que se convirtió en el primer consejero- delegado de área de la historia del Ayuntamiento de Madrid. En el mandato municipal que comienza mañana, se repite el caso: Alicia Moreno será responsable de Las Artes pero no concejal. Por eso el alcalde buscó una denominación igual para todos los miembros de su gobierno y que les diferenciara de los concejales, que se ocupan del ámbito parlamentario del Ayuntamiento. Y eligió el de consejeros. Pero ahí topó con la oposición frontal de la presidenta regional Esperanza Aguirre, cuyo equipo de gobierno está formado por consejeros. Aguirre advirtió que llamarlos igual en el Ayuntamiento provocaría confusión entre los ciudadanos, y se opuso a que le copiaran la denominación, amenazando incluso con tomar medidas si la idea seguía adelante. El alcalde ha meditado durante algunos días, manteniendo la intriga hasta casi el final, y ayer anunció por fin que serán delegados los responsables de las distintas áreas municipales. Fuegos artificiales Como remate de la celebración, castillos de fuegos artificiales- -con cargas de cincuenta kilos como máximo- -serán lanzados desde las dos esquinas del Palacio de Correos. Habrá vallas de protección en torno a cada uno de los focos coheteros. El compromiso con el club es que los jugadores no pisen la estatua, para evitar dañarla. Habrá que comprobar si, ese día, en el calor de la celebración, nadie se salta a la torera los pactos. Todos los gastos del montaje en torno a la celebración correrán a cargo del club merengue, de acuerdo con los términos acordados entre ambas entidades. Denominación entendible El vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, aplaudió la decisión del alcalde ya que, apuntó, la denominación de consejeros podía inducir a error González señaló que el nombre de delegados le parece entendible porque no genera confusión aunque reconoció que en su opinión lo mejor sería que se mantuviera el nombre de concejales. Lo que no se puede hacer- -continuó González- -es ir más allá de la ley. Creo que la mejor denominación sería la de concejal, pero si quiere utilizar la palabra delegado, al menos no lleva a equivocaciones