Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15- -6- -2007 Merkel desecha la constitución y propone regresar al sistema de reformas de Tratados 37 Profunda preocupación en todo el mundo La Casa Blanca expresó ayer su profunda preocupación y acusó a Hamás de cometer actos de terrorismo contra el pueblo palestino. La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, en conversación telefónica, expresó al presidente Mahmud Abbás el apoyo de Washington a los palestinos moderados comprometidos con la paz Por teléfono también, la canciller alemana y presidenta de turno de la Unión Europea, Angela Merkel, mostró el apoyo de los Veintisiete a los esfuerzos de Abbás para estabilizar la situación y acabar con la violencia entre Al Fatah y los islamistas. Merkel habló también con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, quien le comunicó su disposición de mantener el diálogo con Abbás a pesar de la crisis intrapalestina. La Liga Árabe, de cuyos esfuerzos surgió el gobierno de unidad nacional, ha sido tajante: Exijo un alto el fuego inmediato clamó su presidente, Amre Moussa. Jaque al sueño palestino La guerra entre Hamás y Al Fatah y el reparto de los territorios palestinos hacen que se esfume la eterna aspiración de compartir un destino común, un sentido del patriotismo y de la pertenencia POR L. L. CARO JERUSALÉN. Hamás controla militarmente la franja de Gaza y ahora en sus ruinas, que son las ruinas de la identidad palestina, establecerá una realidad política distinta. Quizás el régimen islámico de Hamastán Ahora serán éllos quienes pongan las normas y no podrán ser ignorados. Visto el alcance de sus conquistas, Israel y Estados Unidos pueden empezar a olvidarse de que su aliado Mahmud Abbás vaya a sobrevivir a la embestida. Y la población, por tanto, de avanzar hacia la creación de un Estado palestino, cuando lo que está emergiendo es la pesadilla de la fractura entre dos territorios diferentes para dos liderazgos diferentes: la Gaza de Hamás. La Cisjordania de Al Fatah. Antes de que las facciones sellaran en mayo la ficción del Gobierno de Unidad Nacional, Hamás pensaba que el embargo económico iba a levantarse si accedían a la coalición. Pero no ha sucedido. En el ámbito interno, antes de constituir el Ejecutivo pactado en La Meca, Hamás creía que bastaría con asociarse con Al Fatah para neutralizar sus fuerzas y conjurar el complot armado que tenía preparado contra ellos su enemigo Mohamed Dahlan. Tampoco ha sucedido. La dimisión hace un mes y un día del ministro del Interior al que unos y otros confiaron falsamente la tarea de controlar Cuerpos, Fuerzas y Policías como si fueran uno, no fue más que la huida de un hombre- -Hani Kawasmi- -que se vio desbordado ante la realidad de que Hamás estaba calentando motores con los suyos. Y de que Al Fatah no aflojaba un ápice el mando sobre su constelación armada. Cuando no se han cumplido tres meses de la mentira mutua del Gobierno de Unidad Na- Rafael L. Bardají ¡POBRES PALESTINOS! obres palestinos, tanto tiempo manipulando las imágenes para demonizar a los israelíes y acabar en todos los telediarios matándose entre ellos. Eso sí, la guerra civil palestina que se libra ahora mismo en Gaza suele explicarse como producto de la rivalidad entre moderados, Fatah, y radicales, Hamás. Nada más inapropiado. En realidad es un conflicto entre corruptos e islamistas. Al Fatah podía haber acabado con Hamás y otros grupos terroristas hace años si hubiera querido. Pero nunca quiso. Al contrario, encontró en ellos la mejor excusa para que los occidentales, especialmente los europeos, les apoyaran. Al fin y al cabo, frente a Hamas o la Yihad Islámica, Arafat se presentaba como la cara amable y razonable del pueblo palestino. O él, o el caos y la violencia. Esa estrategia suicida se está viendo culminada en estos días, cuando el monstruo que alimentaron desde la Autoridad Palestina se les vuelve en contra y pide más. De hecho, lo pide todo, incluida la destrucción de Israel. Europa se apresura a ofrecerse como mediador en este conflicto civil. No podía esperarse menos, pues Fatah se debe en gran medida al dinero y a los favores de la UE. Salam Fayyad, uno de los pocos palestinos liberales y moderados, se quejaba amargamente hace tiempo porque los radicales tenían las arcas llenas gracias al dinero de Irán y de Arabia Saudí, y el régimen de corrupción de Fatah, de euros de la UE, mientras que los verdaderos centristas estaban abandonados a su suerte. Una auténtica ignominia. En aras aaliviar el sufrimiento Europa quiere hacer llegar a Gaza su dinero como sea. Pero con Hamás en el poder eso no significaría más que rearmar a un grupo terrorista. Pero convendría abandonar ya el paternalismo occidental y ponerse a trabajar a favor de todos aquellos palestinos que repudian la violencia y sólo aspiran a disfrutar de una vida mejor y convivir en paz con Israel. Los palestinos no necesitan un estado, necesitan uno auténticamente democrático. P La bandera de Hamás ondea en un cuartel de seguridad en Gaza REUTERS cional, Hamás se ha lanzado a la caza de su enemigo en cuanto ha visto que como socio no servía a sus objetivos, y lo ha hecho al asalto del poder que ganó en 2006 en las urnas. Al rescate de su autoridad. A una lucha a vida o muerte ya no por despojarse, sino por aniquilar, la compañía innecesaria de un Al Fatah que nunca reconoció su derrota electoral ni el derecho de Hamás a mandar, pero que además crecía delante de sus narices acariciado por los dólares y las armas llegados de Estados Unidos y por las atenciones de la Comunidad Internacional. Hasta adquirir un peso y una relevancia que convertía a este partido- el traidor vendido a Israel y los norteamericanos según el manual islamista- -en un retador formidable a su derecho democrático a gobernar en palabras del diplomático Shlomo Ben Ami. Los civiles de Gaza han conocido muchas luchas. La sangre es parte de su rutina dentro de la olla a presión que es la franja ocupada (desde fuera) por Israel. Pero algo ha roto esta vez la inercia de la población, que ve como las ansias de mejorar sus condiciones de vida, las esperanzas de que el dinero que circulaba entre los corruptos de Al Fatah fuera para los asuntos públicos, -aquellas ilusiones por las que dieron la mayoría a Hamás- -se han frustrado hasta un punto sin retorno. Se equivocaron. Se desvanece también el sueño de compartir un destino, un sentido del patriotismo y de la pertenencia. Justo ahora, cuando parecía que Israel había entendido por fin que su propia seguridad pasa por la paz con los palestinos. Ahora que Estados Unidos también comprende por fin que ese escenario es clave para frenar su suicidio en Oriente Próximo, y que incluso la caótica Liga Árabe estaba finalmente dispuesta a involucrarse de verdad en el logro de un acuerdo con el Gobierno judío. Precisamente ahora, se quedan sin interlocutor con el que hablar. mero uno de la lista negra de condenados a muerte de Hamás regresaba ayer a la franja tras un oportuno tratamiento médico que le ha tenido tres meses en El Cairo. Un asesor de Abbás precisó a Efe que si se había decidido entrar del todo en los choques, era con la creencia de se estaba a tiempo de revertir la situación La estampida se desataba a la vista del abrumador potencial de Hamás, pero también de las ejecuciones con un tiro en la cabeza que, según testigos, practicaron los islamistas con al menos diez de los adversarios que capturaron tras la rendición del cuartel de la Seguridad Preventiva. En este edificio, oficiales de Hamás dijeron haber encontrado decenas de miles de documentos de gran valor y vídeos que probarían planes de Al Fatah con la CIA y con Israel, aparte de con naciones árabes, destinados a derrotar al Movimiento Islamista. Si publicamos ese material, el mundo quedará conmocionado: ni nuestros blindados, ni lanzagranadas, cientos de miles de balas, son nada comparado con lo que hemos descubierto amenazó un miembro de Hamás. Réquiem por Palestina De fracaso en fracaso La escisión de Gaza y Cisjordania deja a Israel, Estados Unidos y la Liga Árabe sin interlocutores