Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTURO JUEVES 14 s 6 s 2007 ABC Factores ambientales causan 13 millones de muertes al año A. A. L. MADRID. La contaminación, las radiaciones, los ruidos, los peligros en el ámbito laboral, los riesgos agrícolas y los efectos del cambio climático provocan la muerte de 13 millones de personas cada año. Así se desprende de un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hecho público ayer en Ginebra. Los países más afectados están entre los más pobres, como Angola, Burkina Faso, Mali y Afganistán. En 23 países más del 10 por ciento de las muertes se deben a dos factores de riesgo: agua insegura, incluyendo malas condiciones de higiene, y contaminación del aire debido al empleo de combustible sólido para cocinar. En estos casos, los niños menores de 5 años son las principales víctimas, constituyendo el 74 por ciento de los fallecimientos por diarreas o infecciones respiratorias. Además, los países con un bajo nivel de ingresos sufren más factores medioambientales poco saludables, perdiendo años de vida por persona 20 veces más que los países con más ingresos. No obstante, incluso en países con mejores condiciones ambientales casi una de cada seis enfermedades podría haberse prevenido con intervenciones ambientales eficientes que redujeran enfermedades cardiovasculares o heridas de tráfico por carretera. En España, el factor más letal es la contaminación de las ciudades, que causa directa o indirectamente 5.800 muertes al año, según la OMS. No obstante, España se encuentra entre los países con menor índice de impacto en la salud de factores ambientales de riesgo, ya que sólo a 17 de cada 1.000 personas se les diagnostican cada año enfermedades o fallecen a causa de problemas relacionados con el entorno en el que viven. A nivel mundial, el índice más bajo lo tiene Islandia, con 14 muertes o nuevos enfermos por cada mil habitantes, mientras que el más alto (316) lo tiene Sierra Leona. En la Unión Europa, entre el 13 y el 20 por ciento de las muertes y dolencias se podrían evitar con medidas encaminadas a mejorar los factores medioambientales, según la OMS. Sólo en España la ley te obliga a renunciar a tu sangre John Wagner s Experto mundial en trasplante de sangre de cordón umbilical (SCU) Médico de la Universidad de Minneapolis (EE. UU. ha dirigido 1.000 de los 8.000 trasplantes de SCU realizados en el mundo s Pronunció una conferencia en el Colegio de Médicos de Madrid TEXTO: JAVIER YANES FOTO: DE SAN BERNARDO -Una mujer va a dar a luz. ¿Debe conservar el cordón de su hijo para uso personal en un banco privado, o donarlo a uno público? -Es una decisión muy personal. Si esa mujer me dijera, ¿cuál es la probabilidad de que mi hijo necesite esa sangre en los próximos diez años? En general, baja. Una leucemia infantil es poco probable, pero no una diabetes o un cáncer en la edad adulta. Es bastante posible que en algún momento de su vida esa sangre le sea útil. En cualquier caso, nunca se debería desechar el cordón, y hay que decidir entre las dos opciones. Es una mala idea dividir la sangre en dos partes, una para uso personal y la otra para el banco público. Si no hay suficientes células, no servirán. El doctor John Wagner, ayer, en Madrid, durante la entrevista concedida a ABC -Es un dato excesivo. En cualquier banco la tasa de contaminación está entre el 1 y el 4 por ciento. En cuanto a la celularidad, hay que tener en cuenta que el número de células necesarias es muy bajo para uso autólogo, y aumenta con la lejanía del parentesco. Además, estas células hematopoyéticas se podrían amplificar hasta mil veces. De todos modos, para uso alogénico, podemos aumentar el número de células combinando dos unidades. no podría usar su propia SCU. Pero la mayoría de los cánceres aparecen en la edad adulta, y para estos casos sí podríamos utilizarla si no hay defectos genéticos. Y en cánceres no hematopoyéticos, el factor antileucémico no nos importa. Es cierto que hablamos de posibilidades teóricas, pero si no disponemos de los bancos privados, no podremos demostrar las muchas utilidades de la SCU. culo es que para el primer 40 por ciento ya no tenemos que depender de médula ósea, porque la SCU es igual de buena. Mi predicción sería que esta proporción se modificará hacia un 80- 20. Para la leucemia crónica seguiremos utilizando médula ósea. Para la aguda, hay ventajas utilizando SCU. Contaminación en España Más información sobre el informe: http: www. who. int -Usted destaca la conservación de la SCU para uso particular por su efecto antileucémico y por la dificultad de encontrar un donante de médula ósea compatible. Sin embargo, algunas organizaciones del sistema público lo desaconsejan, basándose en que un 40 de las unidades de SCU recogidas son inútiles, por contaminación o baja celularidad. -La mayoría de los países han incorporado bancos públicos y privados, como VidaCord en España. Los primeros son esenciales para el tratamiento de leucemias y para medicina regenerativa. Pero en España, quien recoja SCU para uso particular se ve obligado a entregar a las autoridades su tipaje de histocompatibilidad HLA, información que en otros países se considera privada. Y si las autoridades lo deciden, estás obligado a renunciar a tu sangre. Que yo sepa, esto no ocurre en ningún otro país. -Desde su visita el pasado año, se ha introducido en España nueva legislación que regula la actividad de los bancos de cordón. ¿Cómo valora la situación legal en nuestro país? -Alegan también que el uso personal es la excepción, ya que el trasplante autogénico no sirve si se trata de enfermedades con base genética. Y señalan además que el efecto antileucémico es mayor en el trasplante alogénico. -Es cierto. Si un niño desarrolla anemia linfocítica aguda, ¿Donación pública o banco privado? Es una decisión muy personal, pero no se debe dividir la muestra en dos Podemos tratar con SCU a todos los pacientes que no encuentran médula ósea compatible -El estudio que usted ha publicado recientemente en la revista médica The Lancet muestra que, en niños con leucemia aguda, los resultados son en general mejores con trasplante de SCU que de médula. ¿El uso de médula está destinado a desaparecer? -No, esto no ocurrirá. Pero sí cambiarán las proporciones. Hoy, los trasplantes de médula ósea sólo ayudan a un 40 por ciento de pacientes. Para el otro 60 por ciento no hay donantes compatibles. Todos estos pueden recibir SCU. Pero además, lo que demuestra mi artí- -Esos datos están cambiando. A medida que aumente la preservación para uso propio, se irán equilibrando. -Sugieren que, con el bajo número de trasplantes autólogos realizados aún, contribuir al conjunto público es más beneficioso para todos, incluido uno mismo. Y que es más probable que la SCU almacenada para uso personal acabe utilizándose para otro receptor. -Hace pocos meses se publicó la obtención de células madre de líquido amniótico y placenta. ¿Le parecen prometedoras estas fuentes alternativas? -Es un debate muy vivo. Las células de líquido amniótico, como las de cordón, tienen la ventaja de su limpieza no han sido expuestas a antibióticos u otras sustancias. Está claro que disponemos de numerosas fuentes, y debemos explorar sus distintas aplicaciones. -Sí, ya hemos conseguido reducirlo de 32 a 23 días, y en breve estaremos hablando de 11 días. Originalmente, al inyectar SCU en vena, un 90 por ciento de las células se pierde. Nosotros estamos logrando mejorar el anidamiento de las células en la médula ósea, y podremos llegar a multiplicar por diez el número de células útiles -Un inconveniente de la SCU es que la recuperación es más lenta que con médula ósea, porque las células tardan más tiempo en prender Usted investiga la reducción de este periodo. ¿Hay algún progreso significativo?