Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL Estallido de violencia en Oriente Próximo JUEVES 14 s 6 s 2007 ABC Alfonso Rojo EL RELOJ DE BUSH l presidente Bush le robaron el reloj en Albania y deberían haberle mangado algo más. A ver si eso le iluminaba, porque va camino de meternos en un entuerto de cuidado. Por el bien de Europa y el de España, no hubiera estado de más que hubiera concluido su visita a los Balcanes con la impresión de que allí no todo son aplausos, besos y gente encantadora. Cuando se manda tanto, hay muchas probabilidades de perder el sentido de la realidad. Y el ocupante de la Casa Blanca, como otros poderosos de menor postín, toma sus decisiones escuchando a asesores obsesionados por no disgustarlo y leyendo someros informes. Eso y alguna idea mal digerida, explica su empecinamiento en convertir Kosovo en nación independiente. Con los grandes principios ocurre como con las bellas palabras. No matan, pero pueden conducir a la muerte. Me refiero a algo tan venerado como el derecho de autodeterminación Como le recordó Putin, promover la segregación de Kosovo, con el argumento de que la mayoría de la población es de origen albanés y odia a Serbia, sentará precedentes peligrosos. El presidente ruso no se cortó un pelo y citó como ejemplos Escocia, País Vasco y hasta Cataluña. No son consejos para echar en saco roto. Aplicando la nefasta lógica de los nacionalistas, tan sagrado es el derecho de los alaveses a secesionarse del País Vasco, como el de los vascos a autodeterminarse de España o el de los tarraconenses a separarse de Cataluña. La tesis oficial, repetida hasta la náusea, es que la carnicería yugoslava fue consecuencia de la perversa combinación de un pueblo victimista como el serbio, un caudillo sin escrúpulos como Milosevic, un entorno internacional débil y una prensa incendiaria. Es sólo parte de la verdad. El fermento del desastre fue el nacionalismo y el mecanismo que puso en marcha el espeluznante proceso, fue la aplicación del derecho a la autodeterminación. Dicho esto, quizá sea bueno recordar que Kosovo fue la cuna de la nación serbia, que los albaneses sólo son mayoría desde hace medio siglo y que una vez destapada la olla, no hay quien la cierre, como no sea a cañonazos. A Un muchacho iraquí miraba ayer el dañado mausoleo chií de Samarra, con sus dos minaretes destruidos; abajo, el santuario, intacto en una foto de febrero de 2004, y los daños causados a la cúpula dorada del mismo lugar sagrado en un atentado del 22 de febrero de 2006 AFP Un nuevo ataque al mausoleo chií de Samarra desata la violencia en Irak En venganza, fueron destruidas dos mezquitas suníes s El Gobierno de Maliki decreta el toque de queda y acusa a Al Qaida de instigar el conflicto ABC BAGDAD. El ataque de presuntos insurgentes contra un importante mausoleo chií en la ciudad de Samarra, el segundo que sufre ese santuario en apenas 16 meses, desató ayer el temor a que se recrudezca aún más la violencia entre chiíes y suníes en Irak. La reacción del Gobierno del chií Nuri al Maliki fue decretar un toque de queda indefinido, que entró en vigor a las 15: 00 hora local (11: 00 GMT) para evitar que se reproduzcan las reacciones de ira que siguieron a la explosión de la cúpula de este mausoleo el 22 de febrero de 2006. El primer ministro responsabilizó a los terroristas de Al Qaida del ataque, y aseguró que esta organización pretende extender sus pérfidos intentos para instigar un conflicto sectario en el país. El atentado de 2006 en Samarra supuso el punto de inflexión en la violencia confesional en Irak, ya que los chiíes pasaron a la ofensiva contra los suníes, cuando hasta entonces ellos habían sido principalmente las víctimas del odio religioso. Según fuentes policiales de la provincia de Salahedín, donde se encuentra Samarra, no hubo víctimas en el ataque de ayer, perpetrado con algún artefacto en el interior del templo, aunque sí graves daños sobre los alminares, que además fueron atacados antes de la explosión por fuego de morteros. Los dos alminares junto a la cúpula dorada del santuario se desplomaron por los proyectiles de mortero y una carga explosiva dijo un testigo ocular a Efe. Todavía se desconoce cómo los autores del atentado pudieron introducirse para llevar a cabo su acción en el santuario, que está fuertemente custodiado por las tropas iraquíes las 24 horas del día. La máxima autoridad chií de Irak, el ayatolá Ali Sistani, pidió autocontención a sus seguidores tras el atentado, y publicó una fetua prohibiendo cualquier acto de venganza. Poco después, otros dos atentados destruyeron sendas mezquitas suníes al suroeste de Bagdad, al parecer en una operación de venganza por el ataque de la mañana contra el santuario chií. Según informaron fuentes policiales, un grupo armado destruyó totalmente con artefactos explosivos la Gran Mezquita de la ciudad de Al Eskandariya, ubicada a 60 kilómetros al suroeste de la capital. Y otro grupo de desconocidos causó daños de consideración en la mezquita Abdulah al Yaburi, con una carga explosiva que ocultaron en la puerta del recinto, también situado en la misma ciudad. Las fuentes dieron por hecho de que esos ataques fueron perpetrados en venganza por el atentado contra el mausoleo de los imames Ali al Hadi y Hasan al Askari en Samarra. Y en este guerra a varias bandas, el Ejército estadounidense hizo público ayer que el martes mató al jefe de Al Qaida en Mosul, la tercera ciudad del país, a 370 km al norte de Bagdad. Se trata de Said Hamza, dijeron las fuentes militares. ABC. es Especial sobre el conflicto en Irak en abc. es internacional