Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13 s 6 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 85 Francia recuerda al poeta humanista René Char con motivo de su centenario Una gran exposición en la Biblioteca Nacional será el punto de partida para numerosos actos JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. René Char (1907- 1988) hubiese cumplido cien años este jueves. Francia lo recuerda de manera majestuosa: con una gran exposición conmemorativa en la Bibliothèque Nationale de France (BNF) con numerosos coloquios, reediciones, estudios, cursos magistrales, encuentros internacionales, glosando el puesto central de su obra en una encrucijada de las grandes tradiciones artísticas del siglo XX europeo. La gran exposición de la BNF reúne medio millar de documentos de primera importancia: obras de grandes artistas (Miró, Braque, Wifredo Lam, Zao Wou- Ki, Vieira da Silva) con los que Char tuvo relaciones más allá de la amistad; correspondencias con sus contemporáneos (Heidegger, Maurice Blanchot, Albert Camus, Georges Bataille) iconografía excepcional sobre los grandes momentos de su vida: París, la Resistencia, la Provenza, etc. El ministerio de Cultura, varios museos de la Alta Provenza y la Costa Azul, todos sus editores, han multiplicado encuentros, cursos, monografías reediciones, ilustrando las muy distintas facetas de la vida y la obra de un coloso (incluso físico: Char medía 1 metro 90 centímetros) donde se cruzan todas las tradiciones artísticas nacionales y muchas de las tradiciones europeas de su tiempo, que alumbró el nuestro. En la exposición de la BNF queda bien clara la primera filiación surrealista de Char, fascinado por el carácter subversivo de esa tradición, que entronca con sus primeras lecturas de Rimbaud y Lautreamont. Char rompió relativamente pronto con los patriarcas surrealistas, pero siempre guardó su fascinación por el misterio subversivo de lo invisible. Su correspondencia con Albert Camus ilustra su pertenencia a la magna tradición humanista y anti totalitaria. Char fue un resistente capaz de empuñar un revólver, un fusil, en su lucha contra el ejército nazi. Pe- Goytisolo: El pragmatismo en las escuelas explica el declive del alumnado ARANCHA BELLO SANTILLANA DEL MAR. Juan Goytisolo, uno de los escritores más importantes del panorama literario español, leyó ayer su Apología del saber no rentable en presencia de Carlos Fuentes y de José Saramago, dentro del curso Lecciones y maestros que se celebra en la Torre Don Borja de la localidad cántabra de Santillana del Mar. Goytisolo- -para quien se reclamó el premio Cervantes- -fue el protagonista de la jornada. Palabras como pureza, heterodoxia y mordacidad fueron empleadas para describir los libros del autor de Señas de identidad y Mackbara Él no se cansó de proclamar el errado enfoque de los actuales planes de estudio. Una degradación que afecta a todas las materias universitarias: El pragmatismo en las escuelas explica el lento pero imparable declive del alumnado dijo. Su reflexión la extiende a los alumnos de bachiller, víctimas de la instrumentalización de algunas disciplinas que se ponen al servicio de lo rentable. René Char, fotografiado en su despacho ro esa hombría del poeta en armas está al servicio de una fraternidad hostil a los diversos rostros del totalitarismo. Varias exposiciones en su Provenza natal insisten en su comunión con la tierra Char era un creyente en los genios del lugar indisociables, por otra parte, de su diálogo personal con la persona y la obra de Heidegger, que estuvo presente y activo en varios seminarios poético filosóficos, frente a la legendaria montaña de la SainteVictoire, que tanto fascinó a Cezanne, Picasso, Heidegger y Char, precisamente. La relación entre el Heidegger que releía a los presocráticos y el Char poeta de su tierra patria (su heimat en alemán) es uno de los grandes momentos de la historia de la poesía europea posterior a Rilke, Eliot y Juan Ramón Jiménez. Aquí y allá, en París y la Provenza, se recuerdan las relaciones de Char con la obra de grandes pintores y escultores de su tiempo, Joan Miró, Picasso, Braque, etc. Char no era solo un crítico excepcional: buena parte de su obra es una suerte de diálogo poético con el gran arte del siglo XX. Los nuevos lectores que co- ABC miencen a descubrir a Char podrán introducirse con una impresionante relación de antologías y reediciones, recordándonos que en la obra poética de Char se cruzan varias tradiciones capitales: el poema en prosa que viene de Baudelaire, la subversión surrealista, la poética de los orígenes del Rilke de las Elegías y el poema Espacio de Juan Ramón Jiménez, estableciendo una relación entre todas las cosas visibles e invisibles de la Creación. Más información sobre la investigación: http: www. bnf. fr Antonio López aplaza su exposición en el Reina Sofía ABC MADRID. El pintor Antonio López ha decidido aplazar sin fecha la exposición de su obra en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, que estaba previsto que se inaugurara el 2 de octubre de este mismo año. Según confirmó el artista manchego a ABC, la decisión la ha tomado con la intención de tener más tiempo para preparar la muestra y que ésta resulte más consistente Antonio López no quiere que estén únicamente las piezas de siempre en la exposición, en la que se quiere mostrar una retrospectiva de su obra. Tampoco este año se podrá ver en el Reina Sofía la muestra dedicada a otro manchego, Pedro Almodóvar, similar a la que estuvo el pasado año en la Cinemateca de París; aunque se habló de que pudiera ocupara las paredes del museo este año, fuentes de la pinacoteca aseguran que no se ha incluido en la programación y no se celebrará antes del año próximo. Escrito durante la lucha en la Resistencia ¡Horrible jornada! He asistido, a unos cien metros de distancia, a la ejecución de B. ¡Me bastaba con apretar el gatillo del fusil ametrallador y podíamos salvarlo! Estábamos en los oteros que dominan Céreste, con los matorrales llenos de armas hasta reventar, y en número por lo menos igual a los SS. Ellos ignoraban que nos hallábamos allí. A los ojos que imploraban por todas partes en derredor mío la señal de abrir fuego respondí que no con la cabeza... El sol de junio me metía un frío polar en los huesos. Cayó como si no distinguiese a sus verdugos y tan ligero- -así me pareció- -que el menor soplo de viento lo habría alzado de la tierra. No di la señal porque esta aldea tenía que ser preservada a cualquier precio. ¿Qué es una aldea? ¿Una aldea semejante a otra? ¿Lo habrá sabido él en ese último instante? -A Ketty, la perra, le complace tanto como a nosotros recoger los envíos. Corre de uno a otro sin ladrar, sabiendo audazmente de qué va la cosa. Una vez concluida la faena, se tiende feliz sobre la duna de los paracaídas y se duerme. -Los niños cumplen ese milagro adorable de seguir siendo niños al tiempo que ven a través de nuestros ojos. -De manera brusca, recuerdas que tienes un rostro. Los rasgos que lo modelaban no eran todos rasgos de pesadumbre, antaño. Hacia ese paisaje múltiple se alzaban seres dotados de bondad. En él la fatiga no hechizaba únicamente naufragios. La soledad de los amantes respiraba ahí. Mira. Tu espejo se ha convertido en fuego. Imperceptiblemente vuelves a tomar conciencia de tu edad (que había saltado fuera del calendario) de ese acrecentamiento de existencia con el que tus esfuerzos construirán un puente. Retrocede al interior del espejo. Si no consumes su austeridad, al menos la fertilidad no será agotada. -En nuestras tinieblas no hay un sitio para la Belleza. Todo el sitio es para la Belleza. -Extraído de Poesía esencial (Círculo de Lectores)