Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13 s 6 s 2007 INTERNACIONAL 41 La dirección del partido socialista desautoriza a Ségolène Royal Los responsables del PS rechazan de forma unánime una posible alianza con el partido centrista de Bayrou JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. A cuatro días de una segunda vuelta que debe consumar la definitiva ruptura con el socialismo el efecto Sarkozy amplía su atracción al centro, la derecha y la izquierda moderada, mientras que el efecto Ségolène acentúa las divisiones, enfrentamientos y rupturas dentro del PS, entre los elefantes su candidata derrotada y los medios de comunicación. Presidente en funciones, Nicolas Sarkozy volvió ayer a invitarse a la campaña de la segunda vuelta de las elecciones legislativas, volviendo a pedir una mayoría parlamentaria absoluta: Yo lucho por tener una mayoría presidencial, para poner en marcha el proyecto que los franceses me han pedido de lanzar. Hay que respetar ese voto. Nada está ganado hasta el domingo. Los franceses que quieren un cambio profundo deben votar por la mayoría presidencial A la izquierda, cada intervención personal de Ségolène Royal suscita nuevas críticas, tensiones y enfrentamientos. La candidata socialista ha conseguido enfrentarse personalmente con el padre de sus hijos, compañero y primer secretario del PS (François Hollande) con los elefantes y las nuevas juventudes del PS, con dos cronistas de Le Monde con la redacción de France 2, sin recibir respuesta de sus guiños hacia Bayrou (centrista) El órgano nacional de dirección del Partido Socialista (PS) rechazó ayer de forma unánime la alianza con el partido MoDem del centrista François Bayrou propuesta por la ex candidata al Elíseo, Ségolène Royal, para las legislativas y que el propio interesado ya ha rehusado. Tras la reunión semanal de esta instancia directiva del PS, un portavoz del partido, Benoit Hamon, anunció que no habrá ningún acuerdo político entre las dos formaciones. En el PS, el efecto Ségolène ahonda varios problemas HORIZONTE Ramón Pérez- Maura EL FELIZ OCASO LEPENISTA a primera vuelta de las legislativas francesas ha puesto de manifiesto uno de los mayores éxitos del presidente Sarkozy y uno de los que la izquierda más tardará en reconocerle: la humillante derrota de la ultraderecha lepenista. En las legislativas de 2002 el Frente Nacional logró el 10,44 por ciento de los votos. En las del pasado domingo sólo alcanzó el 4,3 por ciento. El único candidato de sus filas que ha pasado a la segunda vuelta- -y tiene posibilidades casi nulas de alcanzar un escaño- -es Marine, la hija del propio Le Pen. Hace cinco años fueron 33 los candidatos lepenistas que llegaron a la segunda vuelta. Y en 1997 fueron 132. Las cifras lo dicen casi todo. En el caso que nos ocupa, el gran fracaso de la izquierda francesa está en que fue su difunto patriarca, François Mitterrand, el que fomentó el auge de la ultraderecha como método para restar votos a la derecha más centrada. Su cálculo- -acertado- -era que este partido restaría tantos votos al centro derecha como el comunismo al socialismo. Pero con la diferencia de que la ultraderecha estaba demonizada mientras que las izquierdas comunistas, trotskystas y afines eran plenamente legítimas a la hora de hacer alianzas con ellas. El gran cambio que ha aportado Sarkozy es revivir un orgullo patrio que permite recuperar el voto ansioso de un sentimiento nacional que nunca debió estar en manos de la ultraderecha. Y que podría haber enarbolado legítimamente la izquierda. Y al declive lepenista ha contribuido sustancialmente la evidencia para sus electores de que nunca alcanzarán el poder. Al fin los extremistas de la derecha francesa, como tantos extremistas de izquierda desde hace décadas, se han dado cuenta de cuán necesario es el pragmatismo en política. Y si tantos admiran la habilidad de Sarkozy para atraerse ahora el voto de la izquierda moderada, cuánto más meritorio no será el que esté llevándose a la senda más centrada el voto de una ultraderecha que circulaba en las lindes del sistema. Sólo con este éxito, el de finiquitar el Frente Nacional, la Presidencia de Sarkozy sería ya un gran éxito. L François Hollande, junto a Ségolène Royal en un mitin en Toulouse, el pasado 19 de abril de fondo. Problema de identidad. Hollande (su compañero) y los elefantes (Laurent Fabius, Dominique Strauss Kahn) denuncian sus gestos y llamadas a François Bayrou, presidente del recién nacido y ya desfalleciente MoDem (centrista) Más allá de la táctica (intentar salvar algún diputado, el domingo) se trata de un problema capital para la identidad socialista, amenazada. Chemin se ha convertido en un éxito de ventas, del que se han vendido más de 300.000 ejemplares, en apenas cuatro semanas. Las infidelidades presuntas o reales de Hollande, las amenazas familiares de Ségolène, forman parte de un larguísimo folletín erótico y político, que hace las delicias de los lectores, sin clarificar las tribulaciones del socialismo francés, caído de hinojos en la crisis más grave desde su refundación en el congreso de Epinay de 1971. La femme fatale ha complicado las relaciones de Ségolène con el vespertino Le REUTERS Monde que atraviesa su propia crisis interna. El seguimiento político de la campaña ha enfrentado a Ségolène con France 2, la primera cadena de la tv estatal. A juicio de la líder socialista, France 2 ha sido parcial en el tratamiento de la campaña en Burdeos, donde Alain Juppé, ministro de Ecología y el crecimiento sostenible, se enfrenta a una desconocida socialista. Al borde de la escisión Problema de liderazgo. Ségolène amenaza con fundar su propio partido, si el PS no se entrega a ella con armas y bagajes. Personalidades eminentes, como Jean- Luc Melançon, amenazan con una escisión si Ségolène sigue adelante con su estrategia personal. Hay otros novios al cargo de primer secretario del PS. Fuera del PS, Ségolène Royal se ha convertido en una personalidad problemática. La pareja Royal- Hollande ha decidido querellarse contra dos cronistas femeninas del vespertino Le Monde Raphaëlle Bacqué y Ariane Chemin, autoras de un libro acontecimiento, La femme fatale donde se cuentan por lo menudo los problemas sentimentales del primer secretario y la candidata socialista a la Presidencia. La querella contra La femme fatale ha disparado las ventas. El libro de Bacqué y ABC. es Más información en Visiones del mundo www. abc. es juanpedroquinonero Objeto del concurso: Adquisición de consumibles informáticos para los distintos Organismos de la Seguridad Social. Importe de la contratación: 6.170.000,00 euros, IVA incluido. Vencimiento plazo presentación ofertas: Día 23 de agosto de 2007, a las 14 horas. Pliego de Condiciones: Se facilitarán en la página Web www. seg- social. es, en mano en esta oficina o por correo a quienes lo soliciten por escrito. Apertura de plicas: A las 10,00 horas del día 11 de septiembre de 2007, en la calle Dr. Esquerdo, 125 2 planta, 28007- Madrid. Madrid, 1 de junio de 2007. ANUNCIO CONCURSO ABIERTO N 7002 07 G