Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 13 s 6 s 2007 ABC Sudán acepta el despliegue de una fuerza de paz de la ONU en Darfur ABC JARTUM. El Gobierno de Sudán aceptó ayer el despliegue de una fuerza de paz conjunta de la ONU y la Unión Africana (UA) en la provincia sudanesa de Darfur. Según un comunicado de la UA hecho público en Jartum y Adis Abeba, donde se reunían desde hacía dos días representantes sudaneses, de la ONU y de la UA, el número de fuerzas comunes que se desplazarán a esta conflictiva región oscilará entre los 17.000 y los 19.000 soldados. Según el presidente de la delegación de paz y seguridad de la UA, Said Yenet, Sudán ha aceptado el despliegue después de haber escuchado las aclaraciones y detalles ofrecidos por las dos organizaciones internacionales. El comunicado hacía también hincapié en que la misión de paz contribuirá considerablemente a la estabilización global de la situación en esta región. Sin embargo, no consignaba quién asumirá el mando de estas fuerzas conjuntas. Jartum ha declarado en varias ocasiones su determinación de que las tropas estén dirigidas por la UA. El secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, manifestó ayer su beneplácito por la decisión de Sudán. El secretario general saluda la positiva conclusión de hoy de las consultas de alto nivel de la UA y la ONU con el Gobierno de Sudán, sobre la operación híbrida que busca implementar rápidamente el plan de tres fases para mantener la paz en Darfur dijo la portavoz, Michele Montas. A los contactos tripartitos mantenidos en Etiopía se sumará una visita de una delegación del Consejo de Seguridad el próximo 17 de junio a la capital sudanesa. La misión de la fuerza de paz conjunta absorbería las funciones de la presente misión de la UA, que cuenta con 7.000 soldados, incapaz de poner fin a los continuos enfrentamientos entre milicias árabes y rebeldes. Una primera fuerza de 2.500 tropas se uniría en agosto a la misión de la UA y el resto de la fuerza conjunta llegaría a principios del año que viene. Se calcula que unas 200.000 personas han perdido la vida en el conflicto, que se inició en 2003, y otros dos millones se han visto obligados a huir de sus hogares. Guerrilleros saharauis en Tifarti (Sahara Occidental) en una imagen de archivo LUIS DE VEGA El Polisario y Rabat eligen a sus pesos pesados para negociar sobre el Sahara Mohamed Abdelaziz envía a Nueva York al presidente del Parlamento nacional y a sus representantes en las Naciones Unidas, la Minurso y España LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. El Frente Polisario ya tiene las fichas con las que jugará la partida de la negociación con Marruecos a partir del próximo lunes 18 de junio, según han confirmado a ABC desde las filas independentistas. La delegación que viaje a Nueva York, aunque previsible, estará integrada por varios pesos pesados de la República Árabe Saharaui Democrática. El presidente Mohamed Abdelaziz, que ayer envió una carta a la ONU expresando su voluntad de acercar posturas, ha escogido al mismo grupo que ya negoció en Houston en 1997. Haciendo caso a la petición del secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, serán cuatro los elegidos, que irán acompañados de dos asesores. Estos hombres viajarán desde los campamentos de refugiados en Argelia, desde España y desde la sede de Naciones Unidas en Nueva York. Como jefe de esa delegación irá Mahfoud Alí Baida, presidente del Parlamento y miembro de la secretaría nacional del Frente Polisario. Le acompañarán Mohamed Hadad, responsable de relaciones con la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (Minurso) el representante del Polisario en España, Brahim Ghali; y el representante ante la ONU, Ahmed Buhari. Como asesores irán Bachir Shgair, asesor del presidente Abdelaziz, y el doctor Sidi Omar, delegado del Polisario en Londres. Pero lo cierto es que pocos creen que la semana que viene se vaya a avanzar algo en la mesa negociadora instalada por Naciones Unidas en la localidad de Manhasset, a las afueras de Nueva York. El Polisario duda de la voluntad negociadora de Rabat, como dijo este lunes en Argel Mohamed Salem Uld Salek, ministro de Exteriores. A pesar de todo y aunque no ha habido anuncio oficial, las quinielas se van poco a poco completando también en el lado marroquí. Todo apunta, y así lo esbozan distintos medios de comunicación, que la delegación de Rabat podría estar integrada por los tres hombres fuertes del Ministerio del Interior así como el segundo de Exteriores. Estos cuatro hombres ya encabezaron la representación que envió el Rey Mohamed VI en abril a Nueva York para presentar ante la ONU el plan de autonomía con el que quieren que la ex colonia española pase a estar bajo su soberanía. Se trata de Chakib Benmussa, ministro del Interior; Fuad Ali Himma, ministro delegado del Interior; Mustafa Yasim Mansuri, jefe de los servicios de contraespionaje; y Taieb Fassi Fihri, ministro delegado de Asuntos Exteriores. Todos ellos, en especial Himma y Fassi Fihri, son de la máxima confianza del Monarca marroquí. En las últimas semanas la polémica ha salpicado la posibilidad de que Marruecos llevara en su delegación a algún saharaui que apoya la posición de Rabat. Uno de los representantes de la delegación del Polisario ha declarado a este corresponsal que incluso en ese caso intentarían que las negociaciones siguieran adelante. Los nombres de saharauis que más se barajan para acompañar a la delegación del reino alauí son Jalihenna Uld Errachid, presidente del Consejo Real Consultivo para Asuntos Saharauis (Corcas) y el ex miembro del Polisario Omar Hadrami, con fama de ser uno de los más sanguinarios torturadores de saharauis y marroquíes en los campos de refugiados antes de pasarse a las filas marroquíes. Los dos rivalizan por ganarse la confianza de los más poderosos del reino. Un miembro del Parlamento marroquí defiende la posible presencia de saharauis entre los sus negociadores. ¿Es que Marruecos no pueden elegir libremente su delegación, es que esos saharauis no pueden elegir de qué lado están? se pregunta. El beneplácito de Ban Ki- moon Un torturador Dudas sobre la reunión Pocos creen que la semana que viene se vaya a avanzar algo en la mesa negociadora cerca de Nueva York