Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13- -6- -2007 Blair acusa a los medios de comunicación de actuar como bestias salvajes 35 Centenares de personas se agolpaban en la frontera sur de Gaza con Egipto, en una huida a la desesperada de los combates ciones cuando el propio Haniye y su familia permanecían dentro. Gaza ardía en una locura frenética de violencia. En el asalto de los islamistas al cuartel de la Seguridad de Fatah en la capital, más de doscientos hombres recurrieron a disparos de granadas propulsadas por cohetes y a morteros para tratar de reducir al medio millar de milicianos fieles al rais que se atrincheraban dentro. El saldo alcanzaba al menos once muertos. Mientras, en la localidad de Jan Yunis, Hamás secuestraba el tercer hospital en dos días y se enfrentaba a tiros desde el tejado con milicianos de Fatah en una batalla en venganza por el hallazgo de un familiar de Abdul Azíz Rantisi, líder islamista asesinado por Israel en 2003. Al término del día, sólo en Gaza capital, se contaban diez casas calcinadas. La sacudida de ira interna se trasladaba también a Cisjordania, donde el subdirector del ministerio de Transportes, de Hamás, Saidi Tamimi, era secuestrado, y la Guardia Presidencial vengaba el incendio el día anterior de las oficinas de televisión de Al Fatah en Ramala irrumpiendo en la sede del canal Al Aqsa de los islamistas y llevándose parte de los equipos y a tres de sus empleados. Barak liderará el laborismo israelí entre acusaciones de fraude de su rival Ayalon Los votantes le otorgaron un 53 por ciento de los apoyos frente al 47 de su adversario s Olmert podría ofrecerle la cartera de Defensa L. L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Estas elecciones deben ser contra el Likud y contra Bibi (Benjamin Netanyahu) no contra el Kadima ha sido una de las frases más machacadas durante la campaña que ha precedido a las elecciones internas del Partido Laborista de Israel, que a las dos y media de la madrugada de anoche, hora local, se resolvían con la victoria por un estrecho margen del veterano Ehud Barak. El hombre que en enero de 2001 sumió con su derrota a su formación política en una crisis agotadora de la que todavía lucha por salir. El que se ha redimido logrando el perdón del mismo stablishmen que ayudó a desarticular, y que, por deseo de las bases laboristas será, probablemente, una vez más, candidato a primer ministro en las próximas generales. Al menos, si no prosperan las quejas del equipo de su contrincante, el almirante Ami Ayalon, que ayer volvía cabizbajo a sus cuarteles denunciando tener pruebas de una falsificación a gran escala en el resultado de la votación. Soy el único capaz de vencer a Netanyahu Amén de las sospechas de trampas, el mensaje del político, el más laureado de la historia del país y ex jefe de sus Ejércitos, calaba en los votantes que le otorgaron un suficiente 53 por ciento de los apoyos, a los que, henchido de victoria, anoche prometió el comienzo del largo viaje a la reparación de la gloria laborista. Barak también dijo que liderará junto con otros, mención expresa a Ayalón. El aspirante novato de la honestidad, que caía con la dignidad de un 47 de los votos, no tanto víctima de la desconfianza que ha suscitado su inexperiencia, sino quizás pagando la pérdida de la virginidad política que ha supuesto su alianza en esta segunda vuelta de las elecciones con el denostado sindicalista Amir Peretz. Definitivamente, el gran perdedor de estos comicios. El resultado de hoy escribía ayer el diario Yedioth Ahronoth de Tel Aviv- -probará qué aborrecimiento son más capaces de superar las bases del Partido Laborista, si el odio que tienen a Barak o su aversión a Peretz Y parece que han decidido tragar con Barak. Que ayer insistía a pie de urna en marcar distancias frente al enemigo que, paradójicamente, le ha he- Tercer hospital secuestrado Barak saluda a una votante ayer cerca de Tel Aviv cho ganar las primarias de su partido. La diferencia entre Bibi y yo es que el es una mala persona que pisotea a la gente, yo no pisoteo a la gente proclamaba en un arranque de arrogancia sabedor de que una encuesta de antesdeayer aventura que el jefe del Likud ganaría hoy de forma aplastante en Israel. Pero Barak no mencionó palabra de la otra prueba de fuego que tiene por delante, con el Kadima. Con el primer ministro, Ehud Olmert. REUTERS Las filtraciones de Olmert ABC. es Vídeo sobre los choques entre Hamás y Al Fatah en abc. es internacional Los votantes laboristas han optado por el ex primer ministro para mostrar su rechazo al sindicalista Peretz Los asesores de Olmert no han parado estos días de filtrar que al jefe del Gobierno le era indiferente que a lo más alto del Laborismo llegaran Barak o Ayalon, Ayalon o Barak, confiando en que cualquiera de los dos se quedará en la coalición de 78 escaños que alimentan con sus 19 diputados. Del maremágnum deliberadamente confuso, a veces ambiguo, de promesas lanzadas por el ahora ganador se extrae que su posición será pedir el derrocamiento de Olmert como condición para perpetuar la relación de socios en el poder, aunque también ha sugerido que podría decidir quedarse como ministro a cambio de una fecha fija para celebrar elecciones generales. A corto plazo, para el primer ministro, la llegada de Barak es lo más cómodo. Tanto que sus colaboradores ya han dejado caer a la prensa local que el primer ministro tiene preparada para él la silla del Ministerio de Defensa, en la que seguramente se deslizará además sin provocar grandes cambios en las carteras del gabinete que le competen, puesto que la mayoría de sus actuales titulares son de su propio campo. A largo plazo, Olmert sí sabe que Barak es la amenaza, y que cuando considere que los tiempos están maduros, desmantelaría sin dudarlo la coalición.