Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13 s 6 s 2007 Los pactos poselectorales s Baleares ESPAÑA 15 Munar ya negocia con Antich el reparto de poder en Baleares y el desalojo de Matas Renunciaría incluso al Consejo de Mallorca y a Palma en venganza por los ataques del PP JOSEP MARIA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA. María Antonia Munar ha deshecho el embrollo. O eso parece. Tras muchas especulaciones sobre si su partido, Unión Mallorquina, optaría por apoyar al Partido Popular o por reeditar el Pacto de Progreso que gobernó Baleares entre 1999 y 2003, Munar ya está negociando el reparto de consejerías del Gobierno balear con el PSOE. El nuevo presidente de la Comunidad sería Francesc Antich, que ya llevó las riendas del Pacto de Progreso. Incluso, el Consejo de Mallorca y el Ayuntamiento de Palma de Mallorca podrían estar también presididos por los socialistas, en concreto por Francina Armengol y por Aina Calvo, respectivamente, con el apoyo explícito o implícito del resto de formaciones isleñas. Por tanto, Munar renuncia a presidir cualquiera de las tres instancias políticas de Baleares y deja al PP de Jaume Matas sin poder alguno en las islas. Esta actitud de Unión Mallorquina es la respuesta que el partido da a los populares por la larga campaña denigratoria del PP contra el partido de Munar desde El Mundo El Día de Baleares según se encargan de recordar ahora atribulados dirigentes del PP balear, que pueden quedarse fuera de las instituciones. Además, hay razones de otra índole por las que UM apuesta por apoyar al PSOE y a todas las fuerzas de izquierdas de las islas que están aglutinadas en la coalición Bloc- -Partido Socialista Mallorquín, Izquierda Unida, Los Verdes y Esquerra Republicana- que en principio dará el apoyo a los socialistas en las tres principales instituciones de las islas. Así, Munar señaló el lunes que tras las elecciones se habría constatado un sentimiento de cambio en Baleares, en referencia a que el PP también ha perdido la mayoría en el Consejo de Ibiza, pese a determinadas informaciones ad hoc de última hora, como insisten en recordar desde el PP, y no la ha conseguido en el recién creado Consejo de Formentera. Por otro lado, las conversaciones entre el PSOE y UM han sido ahora mucho más fáciles que hace ocho años, ya que los socialistas ya anunciaron durante la campaña electoral que no deseaban que se volviera a reimplantar la polémica ecotasa, y el programa con el que se ha presentado Antich moderado y centrado. Además, parece que sí habrá una contrapartida simbólica para Munar, que, muy posiblemente, será la presidenta del Parlamento. El llamado caso Andratx, de presunta corrupción urbanística, o la decisión de incluir en la lista a la escritora Maria de la Pau Janer, de claro perfil pancatalanista, podrían haber contribuido también a una ligera pérdida de votos del PP, que, sin embargo, porcentualmente se mantuvo sin cambios. Pérdidas del PP Acostumbrada a pactar En la anterior legislatura, el Consejo de Mallorca estaba presidido por la regionalista de Unión Mallorquina (UM) Maria Antonia Munar, que tenía suscrito un acuerdo de gobernabilidad con el PP, por el que esta formación daba su apoyo a UM en la institución insular para evitar de este modo que se repitiera la situación producida entre 1995 y 1999 y entre 1999 y 2003. Entonces, el Consejo de Mallorca estuvo presidido por Munar con el apoyo del PSOE, el Partido Socialista de Mallorca (PSM) IU y Los Verdes- -miembros del Bloc- mientras que el PP estuvo en la oposición en dicha institución insular en esos ocho años, así como cuatro años en la oposición en el Ejecutivo autonómico, entre 1999 y 2003.