Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13- -6- -2007 Zapatero desiste de intervenir en el acto conmemorativo de las primeras elecciones 11 que UPN siga gobernando, en minoría, el ayuntamiento de la capital navarra, para evitar que sus votos se confundieran con los de ANV en el apoyo a la candidata de NaBai. Desde UPN, su portavoz, García Adanero, respondió que UPN ha tenido el 42 por ciento de los votos y parece evidente que es quien debe asumir la presidencia, y a partir de ahí estamos abiertos a la negociación En términos similares, el secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, valoró como un avance significativo la decisión del PSN sobre Pamplona, pero juzgó un poco forzado ceder la presidencia foral al candidato socialista, que tiene el 20 por ciento de los votos, no el 40 Puras estudió ayer el escenario con el coordinador de IU, Ion Erro, que se mostró optimista, y hoy lo hará con NaBai. Patxi Zabaleta mostró su enfado por que el PSN haya descartado apoyar a su candidata en Pamplona, pero, aun así, dijo que esto no será escollo para llegar a acuerdos en las instituciones forales, si bien advirtió que si se les dejara fuera del gobierno foral ya no sería un Gobierno de progreso, sería una exclusión según informa Begoña López. De hecho, en fuentes socialistas se admite que no pudiendo dar su apoyo a NaBai en el ayuntamiento pamplonés, tampoco le podrá pedir su apoyo en el Parlamento foral dejando a la coalición nacionalista fuera del Ejecutivo. No obstante, el PSN contempla la posibilidad de apoyar a los candidatos de NaBai o gobernar con ellos en ayuntamientos donde su mayoría no aparezca condicionada por ANV También está decidido el pacto con NaBai, CDN e IU para repartirse la mayoría en la mesa del Parlamento foral, aunque ello no conlleva que así vaya a ser el pacto de gobierno según precisó Blanco. Rajoy recuerda a Zapatero que Navarra y ANV darán la medida de su credibilidad Advierte que vamos por mal camino si el partido proetarra llega a las instituciones este sábado s El núcleo duro respaldó sin fisuras a su jefe de filas en maitines S. E. C. H. MADRID. En un proceso en que se analizan las palabras y también los silencios casi en tiempo real, llama la atención el tono escogido ayer por Mariano Rajoy para explicar, de nuevo, el contenido de su reunión del lunes con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. No es que el líder del PP añadiera nada novedoso, pero su tono fue más duro que el empleado en su primera comparecencia ante la prensa al salir de la Moncloa. Con un vamos por mal camino jalonó Rajoy la posibilidad, más que eso, certeza, de que el próximo sábado los concejales y junteros de ANV se hagan con sus respectivas actas. Con ello se asegurarán su presencia, al menos los próximos cuatro años, en las instituciones, independientemente de que se proceda o no en ese periodo a la ilegalización de la formación proetarra. Esta parece ser la primera prueba de fuego del recién instaurado nuevo clima, sujeto aún con alfileres a la espera del cariz que vayan tomando los acontecimientos. En este sentido, comentó en declaraciones a la Cope recogidas por Ep que no se corresponsabilizará de aquellas decisiones que no persigan el objetivo de la derrota de ETA. Reveló que durante la reunión en Moncloa abogó por mejorar las leyes para ser más eficaces así como la necesidad de incrementar la cooperación internacional. Es más, Rajoy defendió ayer que todas las medidas deben ser acordadas y pactadas entre los grandes partidos nacionales La segunda prueba es el futuro del Gobierno navarro. Así, pidió que en Navarra se mantenga el acuerdo entre PP y PSOE que ha existido siempre Se trata, a su juicio, de aspectos capitales que sirven para evaluar la voluntad del Ejecutivo, al que él respaldará si los cumple (Rajoy también defendió ayer la conveniencia de establecer un mínimo de porcentaje de votos, del 30 por ciento, por ejemplo, para que un partido pueda gobernar) Tras afirmar que echó de recer su discurso cuando agregó que queda por ver si el inquilino de la Moncloa tiene verdadera voluntad de rectificar la política que ha hecho estos meses Ahora, Zapatero tiene que dar la talla y estar a la altura de las circunstancias Rajoy negó que se hubiera instalado en el borrón y cuenta nueva dado que tiene intención en campaña electoral de hacer balance de legislatura y, con ello, de hablar de la política antiterrorista del Gobierno, de la reforma del Estatuto catalán y de la Ley de Memoria Histórica. Así, recordó que él ya ha denunciado durante estos meses la política antiterrorista suicida, inmoral, ilegal e ineficaz del Ejecutivo y aseguró que trasladará sus reproches al Gobierno si no hace una política dedicada exclusivamente a la derrota de ETA al tiempo que acusó al PSOE de haberse portado muy mal con las víctimas del terrorismo Rajoy acudió a su reunión con Zapatero, muy tranquilo y sin esperar nada novedoso según señalaron a ABC fuentes asistentes a la reunión de maitines del lunes por la mañana, poco antes de acudir a Moncloa. Fue una cita breve, a la que solo faltó Jaime Mayor Oreja, que a esa hora era entrevistado en La mirada crítica de Telecinco. Ahí esgrimió su argumento de que no era momento de reproches y sí de arrimar el hombro y que la carga de la prueba quedaba en manos de Zapatero, obligado a abordar en estos días hechos muy gordos El respaldo a Rajoy fue unánime, aseguraron las fuentes consultadas. Balance de legislatura Pactos municipales con NaBai Ignacio Astarloa R. SERRANO menos que Zapatero no compareciera en rueda de prensa, argumentó que no puede negar su apoyo al Gobierno si quiere derrotar a ETA y explicó que ahora la pelota está en el tejado de Zapatero, que es a quien corresponde tomar decisiones útiles Ese Gobierno, sea malo, bueno o pésimo, va a tener mi apoyo si pretende derrotar a ETA reiteró para endu- Prueba de fuego Astarloa, interlocutor de Rubalcaba en la segunda vía de información El secretario ejecutivo del PP de Libertades Públicas, Justicia e Interior, Ignacio Astarloa, será el nuevo interlocutor del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la segunda vía de comunicación acordada el lunes entre Zapatero y Rajoy. Astarloa, que fuera el último secretario de Estado de Interior de los gobiernos de Aznar, es el experto en el partido en cuestiones antiterroristas. Con su designación, decidida ayer, sustituye en este cometido al portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, quien hasta ahora se había encargado de mantener una línea de contacto con Rubalcaba.