Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 DEPORTES Campeonato del Mundo de Fórmula 1 MARTES 12 s 6 s 2007 ABC Las empresas AYESA y TYPSA proyectarán el circuito urbano de Valencia P. A. O. VALENCIA. La unión temporal de empresas (UTE) formada por las consultoras Técnica y Proyectos (TYPSA) y Agua y Estructuras (AYESA) determinará las actuaciones necesarias para la construcción en Valencia del circuito urbano donde se celebrará a partir de 2008 el Gran Premio de Europa de Fórmula 1. La Conselleria de Infraestrcuturas adjudicó la redacción del proyecto del circuito urbano a estas dos empresas por su implantación en la Comunidad y por ser dos de las dos principales firmas consultoras del país. Así, en la elección de de la oferta presentada de la UTE tuvo especial relevancia el profundo conocimiento y la amplia experiencia en el proyecto de circuitos de velocidad En este sentido, la empresa AYESA ha proyectado y dirigido las obras del circuito de velocidad de Jerez de la Frontera y, más recientemente, ha proyectado la remodelación del mismo para adaptarlo a la nueva normativa de circuitos. Además, se valora que la empresa tiene elevada experiencia en puentes urbanos y estructuras singulares- -el circuito de Valencia contará con un puente giratorio- En la oferta presentada se incluye la colaboración como asesora de la firma Tilke GMBH, que encabeza Hermann Tilke, diseñador del trazado de Valencia y de los principales circuitos internacionales construidos en la última década, como son los de Sepang, Shanghi, Estambul y Bahrein. Además, la UTE cuenta también con la colaboración de Sandro Rocci, quien fue autor del proyecto del circuito del Jarama. Creí que podía estar muerto Jarno Trulli s Piloto italiano del equipo Toyota El compañero con quien chocó Kubica antes de sufrir su violento accidente en Montreal explica cómo se produjo el percance y los momentos de angustia que pasó durante la carrera al no saber nada sobre el estado de su compañero accidentado POR J. M. CORTIZAS Amanece en Montreal tras un día realmente largo. Nadie ha logrado borrar de su mente el violento accidente que sufrió Robert Kubica porque las espectaculares imágenes siguen repitiéndose en todas las pantallas de televisión. Menos aún quien más cerca estuvo del polaco. El italiano Jarno Trulli vio a su lado al piloto de BMW y tras sentir un golpe por detrás le perdió de vista hasta que en el siguiente giro comenzó un rosario de vueltas en los que su angustia creció hasta temerse lo peor, al ver que los servicios médicos acumulaban tantos minutos a pie de pista atendiendo al herido entre un mar de restos del monoplaza desintegrado. Trulli, mucho más tranquilo al visitar en el hospital al accidentado, trataba de probar bocado por primera vez en 24 horas ayer por la mañana junto a su mánager y amigo de la infancia, Lucio Cavuto. trovisores ya no le vi detrás. Llamé al equipo por radio y les expliqué lo del golpe y que confirmaran que no había cambiado mi trayectoria. -En la siguiente vuelta, ya detrás del safety car vi los restos del BMW y el coche médico. Eso me intranquilizó. No hacía más que pedir información por radio a mi equipo y sólo me decían que no me preocupara, pero no hablaban del accidente. Pero cada vuelta que dábamos y llegábamos a la curva y seguía viendo el coche médico me hacía pensar que debía ser algo muy serio para que llevara tanto tiempo allí. -Pensé que podía estar muerto. Ese miedo me invadió. ¿Cuándo comenzó a preocuparse por su estado? Trulli, aliviado cuando comprobó que Kubica salió ileso -No me siento culpable de lo ocurrido. Pero cuando sucede algo tan grave la culpabilidad es lo de menos. Mi maniobra fue correcta, pero la inquietud y preocupación fue igual que si yo hubiera causado el accidente. Es un compañero que se dedica a lo mismo que tú. Así que te podía haber pasado a ti. ROBER SOLSONA ¿Qué piensa uno en esas circunstancias? ¿Tuvo que seguir en carrera sin saber cómo estaba Kubica? -Así que podrá correr en Estados Unidos. -Su ingeniero jefe de ahora es el que yo tuve en Toyota el año pasado y me ha dicho que está preparándole un nuevo coche para este fin de semana en Indianápolis. -No tiene absolutamente nada. Es increíble. Sólo una contusión en la rodilla. -A Europa han llegado noticias contradictorias. ¿Cómo se encuentra realmente Kubica? ¿Cómo recuerda el accidente de Kubica? -Rodaba por el exterior para cerrarme al interior en el ángulo, en lo que es la trazada normal de esa curva. De repente, vi que Robert estaba a mi izquierda, pero yo no varié mi trayectoria. Sentí un golpe por detrás y cuando miré por los re- ¿Le queda algún resquicio de culpabilidad al verse implicado en el accidente? -Sí, y se me pasó por la cabeza la idea de abandonar. Fue al acabar el Gran Premio cuando me pusieron al día Lucio, mi mánager, y el de Robert. Me informaron de que se encontraba bien, en el hospital, atendido por los médicos. Fue la mejor noticia que he recibido en mucho tiempo. Sólo pude soplar y dar gracias a Dios. -Me fui rápido al hospital y estuve dos horas con él. Me alivió mucho verle porque, al margen de asustado, estaba completamente normal. Recordaba todo lo que había sucedido, el miedo que había pasado. Hablamos de la maniobra y él la describió perfectamente. Dijo que estaba a mi izquierda y que creyó que yo le iba a cerrar por la derecha. Cuando se percató de que no variaba mi trazada era ya tarde para él. ¿Pudo visitar a Kubica en el hospital? -El milagro es la nueva tecnología y la reglamentación en la Fórmula 1. Que no sucedan cosas en accidentes como el de Robert o como el que yo sufrí en Silverstone en 2004 se debe a lo que ha mejorado la seguridad en las carreras desde la muerte de Ayrton Senna. Si el golpe de Robert hubiera sido hace años, ahora estaría muerto. -Ha sido un milagro. MI GRAN PREMIO Heikki Kovalainen Piloto de ING Renault DE SER NADIE A SER UN HÉROE anadá ha sido una lección de por qué uno debe centrarse en su trabajo y olvidarse de los rumores que circulan por el paddock. En sólo dos horas se puede pasar de no ser nadie a ser un héroe. Por eso uno debe C mantener la confianza, ser positivo y creer en sus posibilidades de hacer bien su trabajo. El viernes fue un día duro. La pista estaba muy sucia y resbaladiza y yo cometí un error. Como Montreal tiene paredes de hormigón, eso te puede costar muy caro. No esperaba que el impacto fuese tan fuerte. Tuve que abandonar el coche en el circuito y luego descubrimos que había rajado el chasis. Los mecánicos trabajaron hasta la una de la mañana para preparar un nuevo coche. El sábado el coche estaba marchando bien y habíamos realizado una buena preparación para la carrera con el de Giancarlo. Pero entonces tuvimos un fallo del motor. Y en la calificación volví a golpear la pared. ¡Por primera vez en mi vida iba a salir el último! Pero nunca perdí la confianza. Los errores son posibles siempre, sobre todo cuando se conduce como yo: al límite. No puedo cambiar de estilo, y además sé que estoy capacitado para conducir así. En la carrera tuve algo de suerte, pero aprovechamos cada oportunidad. En mi estrategia había considerado la posibilidad de la presencia del coche de seguridad, porque suele ocurrir en este circuito. Y esto nos ayudó. Hice una carrera muy agresiva, aunque cuando salí del coche me sentí decepcionado por no haber logrado la tercera plaza. Intentarlo hubiera supuesto un gran riesgo. ¡Y no quería tener un tercer accidente en tres días! En F- 1 siempre corren muchos rumores y comentarios, y algunos se centraron en mí este fin de semana. La mejor respuesta es la que se da en la pista, y eso hice con el cuarto puesto. Mi próximo objetivo no puede ser otro que el podio. No vi en la pista el golpe de Kubica, pero al contemplarlo en televisión me quedé asombrado al saber que estaba bien. Fue la mejor noticia del fin de semana y demuestra lo duro que trabaja todo el mundo en materia de seguridad y lo fuertes que son estos coches. Como conductor, se agradece saber que estamos bien protegidos.