Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID MARTES 12 s 6 s 2007 ABC Un mecanismo acercará a Raúl a Cibeles si el Real Madrid gana la Liga El alcalde se compromete a que nadie tocará ni pisará la estatua el próximo domingo SARA MEDIALDEA MADRID. Habrá fiesta, habrá celebración, pero nadie tocará ni pisará la fuente de la diosa Cibeles. Así lo prometió ayer el alcalde madrileño, Alberto Ruiz- Gallardón. El sistema elegido para aunar ambos deseos- -celebrar, si ha lugar, el triunfo del Real Madrid en la Liga y respetar un monumento de gran valor- -consistirá en algún tipo de mecanismo o artilugio que acerque automáticamente al capitán del Real Madrid, Raúl, hasta la fuente. Según pudo saber ABC, no será una grúa exactamente, pero sí un sistema que acerque de forma automática al futbolista hasta la estatua, emblema del club merengue por antonomasia. De este modo, podrá conjugarse el deseo de la entidad deportiva, de sus jugadores y de su numerosa afición, con la necesaria y obligada labor de conservación del patrimonio histórico- artístico de la capital. La expectación ayer era mucha en torno a cuál sería el sistema utilizado al fin. El alcalde Ruiz- Gallardón prefirió mantener el misterio en sus declaraciones públicas. Así, tras apuntar que este es el tipo de problemas que le gusta tener al alcalde, que uno de los equipos de la ciudad pueda ganar la Liga explicó que había mantenido conversaciones con el presidente del club blanco para buscar una fórmula que a la vez proteja el monumento, que es frágil y merece dedicarse a la contemplación y a la conservación, y permita el disfrute de lo que significa La fórmula, añadió, cumplirá con un requisito básico: Ni afectará al monumento ni se le tocará Y añadió, para quien esté interesado, que no habrá necesidad de pisar la Cibeles y, sin embargo, la diosa podrá celebrar con la ciudad el triunfo del Real Madrid El secreto estaría en ese sistema que acerque automáticamente a un jugador del club merengue hasta la fuente, que por otra parte estará rodeada por una pasarela- -como hace cuatro años, en la última celebración liguera del Madrid- -en la que paseen, bailen y salten los jugadores. Concurso popular para elegir el logo de Madrid 2016 Todos los ciudadanos- -tanto niños como adultos, aficionados y profesionales- -están llamados a participar en el concurso público y abierto que se convocará esta misma semana para diseñar el logotipo olímpico del proyecto Madrid 2016. El premio para el ganador será de 30.000 euros. Los diseños serán expuestos en la calle, en varios puntos de la ciudad, y podrá votarse cuál gusta más en distintos puntos de la ciudad que se anunciarán y a través de la página web del Ayuntamiento- -www. munimadrid. es- Los ciudadanos elegirán, de entre las 10 mejores propuestas, tres diseños. Y esos serán valorados por un jurado compuesto por la Fundación Madrid 16 y por especialistas en comunicación e imagen. Se espera contar con un fallo definitivo a finales de este mismo mes, En breve estará también lista la página web de Madrid 16. El Patronato de la Fundación Madrid 16, ayer con la infanta doña Pilar de Borbón cisamente, el último que conquistó el club blanco fue el de 2003. Justo el mismo año que Ruiz- Gallardón fue nombrado alcalde de Madrid. Por cierto que ese año también hubo sus más y sus menos: el nuevo alcalde y su equipo- -recién llegados a la Casa de la Villa, en la que llevaban días gobernando- -querían a toda costa evitar los excesos que otros años de triunfo liguero del Real Madrid se habían perpetrado contra la fuente de la diosa: media docena de jugadores trepando por ella, o saltando en torno a la misma, con el peligro de provocarle daños serios. De ahí que mantuvieran, en la jornada en que el club madrileño ganó la Liga- -el 22 de junio de 2003- -un control férreo so- ABC Expectación Control férreo bre el monumento. Decenas de agentes de la Policía Municipal la vigilaban, e impidieron que los archifamosos jugadores se subieran a su diosa. Iker Casillas y Raúl intentaron, sin éxito, negociar con los agentes que al menos uno de ellos subiera a colocar la bufanda blanca a Cibeles. Y al capitán incluso pudo vérsele en imágenes de televisión porfiando con un agente local para que Paloma Sobrini Decana del Colegio de Arquitectos de Madrid SUBIRSE AL CARRO DE CIBELES E Mono blanco Existe auténtico mono entre los madridistas por celebrar el título, que les ha esquivado durante los tres últimos años. Pre- xisten dos innegables valores patrimoniales: el patrimonio tangible y el patrimonio intangible. En el caso de la Cibeles parecen haber entrado en conflicto. La Cibeles como escultura histórica (valor tangible) debe ser protegida en su integridad física, pero también potenciada en su capacidad emblemática, en el valor simbólico (valor intangible) que ha adquirido para la ciudad y los seguidores del Real Madrid. Al igual que otras esculturas internacionales emblemáticas (Pórtico de la Gloria en Santiago de Compostela, con la imposición de manos restringida, etc) su dualidad crea el problema de la compatibilización de ambas funciones. Existen fórmulas para preservar el valor del patrimonio físico explotando sin embargo el patrimonio simbólico que la imagen soporta, diferenciando la imagen de su soporte. En el caso del Real Madrid y su escalada al símbolo, es cuestión de plantear un debate abierto en cual podría ser la formula para construir una imagen equivalente a la Cibeles, con valor simbólico pero sin valor patrimonial. Este problema que ahora se plantea puede convertirse en una oportunidad para la creatividad. El Ayuntamiento y el Real Madrid pueden, conjuntamente, convocar un concurso de ideas para generar imágenes emblemáticas de la Cibeles, disociadas de la escultura tangible. Hay dos conceptos que consideramos son indiscutibles: -Que el Real Madrid es también un patrimonio de Madrid y reforzar la identidad entre la ciudad y su Club es bueno para ambos. El Ayuntamiento tiene el deber no solo de proteger el patrimonio tangible sino que también es su deber proteger su patrimonio intangible. No debe limitarse a prohibir. -Que el conflicto tiene solución. No debemos confundir los dos valores. La solución esta en disociarlos, como se ha hecho en otros lugares de Europa. Y entre todos, mediante un concurso y la participación de los madrileños (recordemos el éxito de participación ciudadana en el Carlos III de la Puerta del Sol) debemos encontrar la solución. telefoneara al alcalde y poder discutir personalmente con él el asunto. Raúl se enfadó aquella noche: así lo testificaba el entonces técnico del club, Del Bosque, quien defendía que se podía haber llegado a un pacto para que alguien testimonialmente subiera Pero la Cibeles quedó impoluta, y el alcalde consiguió lo que pretendía: que quedara claro quién mandaba en la ciudad. El próximo domingo, si el Real Madrid consigue ganar al Mallorca, habrá celebración, pero será pactada para evitar los daños colaterales a la fuente. No sería la primera vez que el monumento resulta dañado: la mano de la diosa desapareció el 21 de septiembre de 2002, durante una noche de farra, y apareció días después en un contenedor de basura. Antes, en 1994, durante un evento deportivo, Cibeles perdió su mano. Y en 1992, un individuo la pintó con pintura amarilla. Claro que no es la única fuente monumental que ha resultado dañada: también su vecino Neptuno, emblema y símbolo de los triunfos rojiblancos, perdió su mano en 1998, durante los incidentes que siguieron a la celebración de la 7 Copa de Europa por parte del Real Madrid. Alguien se empeñó en quitarle el tridente al dios, pero sólo consiguió arrancarle la mano. Daños anteriores