Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA MARTES 12 s 6 s 2007 ABC La innovación sigue siendo la asignatura pendiente de la Unión Europea LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL. BRUSELAS. La innovación sigue siendo la asignatura pendiente de la Unión Europea y sólo una mayor y mejor inversión de los países europeos en I+ D puede revitalizar la competitividad europea y acortar la enorme distancia que separa al bloque comunitario de países como Japón, Estados Unidos y Corea del Sur. Con llegar a una inversión del 2,6 en 2010 me doy con un canto en los dientes afirmó ayer el comisario de Ciencia e Investigación, Janez Potocnik, tras informar de que la inversión de la UE en 2005 apenas fue del 1,84 del PIB, muy lejos del objetivo marcado en 2003 de llegar al 3 Mientras las cifras de la UE siguen anquilosadas en los niveles de 1990, EE. UU. invirtió en 2005 un 2,67 en I+ D y Japón un 3,17 de su PIB. Por otra parte, China podría convertirse en la próxima amenaza ya que, según el análisis de Bruselas, podría superar a la UE en 2009 si su gasto en I+ D sigue el ritmo de los últimos años. El tono desmoralizador del comisario cambió al referirse a España que con un inversión del 1,12 en 2005 está recuperando terreno y acercándose a la media de inversión de la UE. Según Potocnik, es hora de pasar de la fase de inversión en infraestructuras a invertir en conocimiento España, Italia y Francia piden más fondos para la reforma del sector hortofrutícola Bruselas ha ofrecido dos años de periodo transitorio y más ayudas para la gestión de las crisis de mercado. El Gobierno cree que hoy se podría cerrar el acuerdo final MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) del sector hortofrutícola, uno de los pocos que quedan todavía intactos tras la reforma de la Política Agraria Común (PAC) de 2003, está a punto de cerrarse. La Comisión Europea pretende mejorar la competitividad del sector, en el que España es puntero, mediante un reforzamiento de las organizaciones de productores frente a la todopoderosa gran distribución, para lo que propone crear un fondo de salvaguarda para situaciones de crisis (normalmente a causa de adversa climatología) y hacer campañas para que aumente el consumo. Los productores, sin embargo, consideran que si dejan de recibir ayudas a la producción y se sustituyen por un sistema de pago único por superficie, en aras de adaptarse a las normas de la Organización Mundial del Comercio (OCM) el sector entrará en crisis que se sumaría a la que ya padecen por la crisis de precios. En este contexto los ministros de Agricultura de los Ventisiete comenzaron ayer en Luxemburgo su reunión mensual, aunque en este caso se prevé maratoniana ya que esperan lograr un acuerdo a lo largo del día de hoy sobre la reforma. Y ya que está abierto el melón de la negociación, España, Italia y Francia, tres de los principales productores hortofrutícolas europeos pidieron más fondos a la Comisión Europea, que tiene la intención de que la reforma sea neutra presupuestariamente, es decir, que no cueste más de 1.500 millones de euros anuales a las arcas comunitarias, lo mismo que recibe ahora este sector. La Presidencia de la Unión Europea, este semestre en manos de Alemania, presentó ayer una propuesta de compromiso que incluía un periodo transitorio de dos años para permitir que los productores se puedan adaptar a los cambios, ayudas para las crisis y permiso para que los Estados miembros puedan conceder ayudas a la industria transformadora de tomate, que en el caso de España se podrían elevar a 15 millones de euros anuales. Los países productores contraatacaron con una petición de periodo de adaptación de 6 años, en lugar de los 2 que ofrece la comisaria de Agricultura, Mariann Fischer- Boël. Junto a los tres países productores ayer se pudo oír en Luxemburgo la voz de Polonia, fuerte en la producción de fruta roja, que rechazó de plano tanto la reforma como la posterior propuesta de compromiso realizada por la Comisión Europea, por entender que no atendía a sus necesidades y que le perjudicaba. Fuentes diplomáticas aseguraron ayer que Bruselas tendría que preparar algún tipo de compensación para el Gobierno de Varsovia si quiere que dé el sí a la reforma. Otro de los asuntos que se tienen que dirimir hoy en Luxemburgo también en el periodo de referencia que se tomaría para el cálculo de este pago único por superficie. España recibe alrededor de 486 millones de euros anuales en concepto de ayudas a este sector. La ministra Elena Espinosa, a su llegada al Consejo de ayer turas de esa especie. La reducción global de capturas será de un 8,3 tanto en el Mediterráneo como en el Océano Atlántico oriental. Además, los Veintisiete decidieron, en aras de aumentar la salvaguarda de la especie, aumentar el peso obligatorio EPA Un 11 menos de atún El coste por hora trabajada creció un 4,4 en el primer trimestre ABC MADRID. El coste por hora trabajada creció un 4,4 en el primer trimestre del año respecto a igual periodo de 2006, según los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) publicado ayer por el INE. Eliminando el efecto de calendario y estacionalidad, la tasa presentaría el mismo aumento. Por sectores, el coste por hora trabajada se incrementó en mayor medida en actividades sanitarias, veterinarias y servicios sociales, con una subida del 8 en el primer trimestre. Le siguieron el sector de intermediación financiera (6,8 y las actividades inmobiliarias y de alquiler (6,4 Por otra parte los ministros de Pesca de la Unión Europea decidieron ayer recortar un 11 %l a cuota de pesca de atún rojo para la flota española en 2007, hasta las 5.568 toneladas, con la aprobación de un plan que amplía las restricciones a las cap- de los peces para que puedan ser descargados, que pasará de los 10 kilos actuales a 30. Habrá además controles en los barcos y a las numerosas granjas de engorde así como ampliación de los periodos de veda. El Gobierno español está satisfecho con la medida. El BCE advierte sobre la pérdida de competitividad de la economía española M. M. MADRID. La economía española está perdiendo competitividad frente al resto de países comunitarios y su productividad no crece lo suficiente frente a los demás Estados de la Unión. Estas son las advertencias que el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, realizó ayer en Bruselas en su comparecencia en la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara. Según Trichet, que respondía a las preguntas del eurodiputado del PP José Manuel García Margalló, la situación de nuestro país muestra elementos buenos como la elevada tasa de ahorro nacional, y otros menos buenos como el reducido incremento de la productividad. Según el presidente de la autoridad monetaria comunitaria, la tendencia española a perder competitividad se debe al escaso avance de la pro- ductividad y a unos costes laborales que crecen por encima de la media del resto de socios europeos. España, por tanto, debería hacer más para mejorar la productividad, según Trichet. En la misma intervención, el presidente del BCE negó que fuera a producirse una pausa en las subidas de tipos de interés, que la semana pasada alcanzaron el 4 Trichet calificó la situación del precio del dinero en la Eurozona como acomodaticia y destacó que seguiría su política alcista para garantizar el control de la inflación. Los tipos seguirán subiendo