Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 12 s 6 s 2007 INTERNACIONAL 35 Bush apoyará el ingreso de Serbia en la OTAN si reconoce a Kosovo El presidente de EE. UU. reiteró en Sofía su respaldo a las gestiones para liberar a las enfermeras búlgaras presas en Libia acusadas de contagiar el sida RAFAEL ALVARADO CORRESPONSAL SOFÍA. Ahora es el momento de actuar. Estados Unidos considera que Kosovo debe ser independiente afirmaba el presidente estadounidense, George Bush, en la rueda de prensa conjunta que él y su homólogo búlgaro, Gueorgui Parvanov, ofrecieron en la mañana de ayer en la capital de Bulgaria, en el octavo y último país de la gira de siete días del mandatario norteamericano a Europa. Bush definía así su postura respecto al reciente plan del enviado especial de la ONU, Martti Ahtisaari, respecto al futuro de Kosovo, señalando que si Belgrado acepta reconocer esta independencia, Washington apoyaría el ingreso de Serbia en la OTAN. El presidente Parvanov puntualizaba, por su parte, que la independencia de Kosovo debe ser precedida por una clara señal a Serbia que tiene el camino desbrozado, quizá hacia la OTAN, quizá hacia la Unión Europea y, concretamente, hacia unos mejores contactos con EE. UU. Entre los temas que ambos jefes de estado abordaron durante su reunión de ayer, figuraba también el sistema antimisiles de EE. UU. El escudo propuesto es para misiles de largo alcance, misiles que podrían sobrevolar Bulgaria y el hecho de que el país no estará incluido en este sistema no significa que no recibirá equipamiento y asesoramiento para los misiles de alcance medio manifestaba Bush, tranquilizando así algunos temores de este país balcánico, miembro de la OTAN, de que podría quedar desprotegido. Bulgaria aceptará cualquier decisión sobre el sistema de defensa antimisiles propuesta por Estados Unidos que garantice la seguridad y no esté dirigido contra terceros países, incluida Rusia declaraba el presidente búlgaro. Bush calificó de interesante la propuesta del jefe de Estado ruso de construir una estación conjunta de radar en Azerbaiyán y afirmó que un grupo de expertos estudiará la propuesta. También fueron nombradas las estrechas relaciones entre Sofía y Moscú y la dependencia energética de Bulgaria. No debemos escoger entre la amistad con EE. UU. o la amistad con Rusia. Soy amigo igualmente de George- -Bush- -como de Vladímir- -Putin- nosotros podemos mantener nuestra orientación euroatlántica sin perder prioridades estratégicas y mantener relaciones de amistad con todos los que así lo deseen definía Parvanov la postura de su país. Bulgaria, antes el aliado más fiel de la desaparecida Unión Soviética, es hoy, en palabras del presidente Bush, un fiel aliado en Irak y Afganistán. Bush mantuvo también una reunión con el primer ministro Serguei Stanishev. Ambos han acordado que antes de finalizar el año se firmarán los acuerdos técnicos necesarios que permitirán la utilización de las bases militares conjuntas en territorio búlgaro. Stanishev ha solicitado también asesoramiento para modernizar el ejército. Gordon Brown en Irak: Debemos aprender la lección ABC BAGDAD. De visita sorpresa en Irak, Gordon Brown ha sido claro: En el futuro, los informes de los servicios de inteligencia deberán ser independientes del mundo político El anuncio del futuro primer ministro británico- -Tony Blair presentará su renuncia a finales de mes- -ha impactado de lleno en el Reino Unido, donde las aguas de la guerra de Irak están de nuevo revueltas. Los conservadores quieren que se abra una investigación. Quieren saberlo todo sobre los informes de los servicios de inteligencia y las supuestas armas de destrucción masiva que llevaron a Downing Street a invadir el país en 2003 en alianza con la Casa Blanca. Gordon Brown ha sido tajante: no responderá a ninguna pregunta sobre la guerra mientras las tropas sigan en Irak, un tiempo que se avecina largo si se tiene en cuenta que, precisamente, la semana pasada el Gobierno rechazó poner cualquier tipo de fecha para el regreso de las tropas. Si eso no era suficiente, Brown se cura en salud. Minutos antes del cierre de esta edición, la Cámara de los Comunes rechazaba la investigación que las filas conservadoras habían reclamado. Brown, por tanto, no admitirá preguntas, pero ya ha admitido errores. Debemos aprender la lección dijo. Aseguró que en el futuro, los servicios de inteligencia serán independientes y que dará un papel más importante a la Comisión parlamentaria de Inteligencia y Seguridad. Uno de los temas más dolorosos para Bulgaria es la condena a muerte que un tribunal libio ha impuesto contra cinco enfermeras búlgaras, injustamente acusadas de contagiar a 400 niños con el virus del sida en un hospital del país. Bush ha ofrecido, por segunda vez, su apoyo para la puesta en libertad de las enfermeras y su pronto regreso a Bulgaria y manifestó que, como parte de la estrategia para resolver este escabroso problema, se deben prever también compensaciones para los niños contagiados y sus familias. Estas declaraciones coinciden con el viaje de la comisaria europea de asuntos exteriores, Benita Ferrero, a Libia, donde ha mantenido una serie de reuniones al más alto nivel para lograr la puesta en libertad de las enfermeras búlgaras. Juntos contra Libia AP Bush pierde el reloj mientras saludaba a la multitud en Albania Varios portavoces de la Casa Blanca han afirmado no tener constancia de la desaparición. Sin embargo, dos canales de televisión albaneses difundieron ayer unas imágenes de Bush, en las calles de Fushe Kruje, donde se ve al presidente saludando a la gente y siendo recibido entre besos y abrazos. En un momento, se aprecia cómo, de repente, desaparece su reloj de correa negra que llevaba puesto en la muñeca izquierda. A última hora de ayer, algunos analistas británicos aseguraban que Brown intentaba, con estas declaraciones, distanciarse de Tony Blair y de los informes sobre las armas de destrucción masiva que el Gobierno presentó en 2002. Es la primera vez que un miembro del Gabinete reconoce que la influencia política sobre los servicios de inteligencia, antes de la invasión, fue inadecuada aseguró ayer desde Londres el líder de los liberales. Durante su visita de un día a Bagdad para recabar información según su oficina, Brown se reunió con el primer ministro iraquí Nuri al Maliki y con el mayor contingente del Ejército británico en la capital iraquí. Mientras, sigue el goteo de víctimas. El Pentágono anunció ayer que ya son más de 3.500 los soldados americanos muertos en Irak desde el año 2003. Distanciarse de Blair