Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA El oasis catalán s El Estatuto devora a Maragall MARTES 12 s 6 s 2007 ABC Fin de la era Maragall Pasqual Maragall hace oficial su renuncia a la presidencia del PSC con reproches al PSOE y la promesa de pasar a un segundo plano político, desde el que impulsará el Partido Demócrata Europeo POR I. ANGUERA BARCELONA. Pasqual Maragall oficializó ayer su adiós al Partit del Socialistes de Catalunya (PSC) el partido del que es fundador y que llevó al Gobierno autonómico. Lo hizo ante su Comisión Ejecutiva, a la que no asistía desde el pasado 18 de diciembre, con un discurso de despedida en el que no hubo reproches hacia sus compañeros del PSC, aunque sí hacia el PSOE. A mediados de la semana pasada, Maragall compartió un almuerzo con el primer secretario del partido y sucesor en la presidencia de la Generalitat, José Montilla, con quien pactó esa despedida oficial para centrarse en un nuevo proyecto, la creación de un Partido Demócrata Europeo a imagen del norteamericano. Aunque ya hacía semanas que el ex alcalde olímpico había hecho públicas sus intenciones, rompiendo un silencio de seis meses precisamente a un mes de las elecciones municipales. Los socialistas catalanes dijeron adiós ayer a la figura más importante del socialismo catalán de los prácticamente 30 años de vida del partido proclamó su portavoz, Miquel Iceta. Lo hicieron con un aplauso al final de la intervención que Maragall recibió de camino a la puerta, ya que tras su largo discurso el ex presidente de la Generalitat abandonó la sala de la cuarta planta de la sede socialista en la que se reúne la ejecutiva para que sus hasta ayer compañeros de dirección pudieran comentar libremente sus palabras. En ese discurso no hubo reproches al PSC siempre según Iceta, pero sí lamentó que desde la oposición y el PSOE nos lo pusieron muy difícil al primer gobierno tripartito de la Generalitat. Lamentó además los costes excesivos de la reforma del Estatuto catalán, Maragall entre ellos, aunque se mostró convencido de que el Constitucional no hará ninguna escabechina y felicitó a Montilla por la reedición del acuerdo con ERC- -Iceta no concretó si la felicitación incluía haber cerrado el pacto de espaldas a Zapatero- Insistió además en una de las ideas recurrentes de su carrera política, la necesidad de recuperar el gobierno metropolitano de Barcelona, que Jordi Pujol suprimió en 1987 para eliminar contrapesos a la Generalitat, pero no repitió otra de sus obsesiones, la de la recuperación del grupo propio del PSC en el Congreso. Maragall se fue expresando su predisposición a seguir colaborando con el partido que de forma tan significativa ha ayudado a crear. Contad conmigo, que yo cuento con vosotros Ya hace mucho tiempo que quien hoy es ya un militante de base argumentaba que pertenece a una generación política ya retirada y que él debía hacer lo propio. Pasqual Maragall, ayer en Barcelona ELENA CARRERAS La figura más importante