Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 12 s 6 s 2007 ABC AD LIBITUM PERDIDA LA CONFIANZA POR OTRA PARTE JOSÉ M AZNAR, PRESUNTO ESPECULADOR UPONER que José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy quisieran acordar ahora, cuando se acaba la legislatura, lo que no pudieron convenir cuando empezaba exige revestirse con el alba de la inocencia. La llamada unidad de los demócratas una formulación meramente retórica, puede darse, desde la oposición, para algunas metas del Gobierno y arranca del espíritu común que establece la Constitución; pero aquí, entre nosotros, la divergencia arranca de la Constitución misma, que, para la complacencia de sus clientelas autonómicas, Zapatero interpreta de manera menos M. MARTÍN rigurosa y más elástica FERRAND de como lo hace Rajoy, más respetuoso con el texto y su sentido. Ayer, tras la esperada reunión de los dos dirigentes, se nos apareció un rector del PP con un discurso adelantado en fecha y oportunidad. El propio de un jefe del Ejecutivo tras una embestida etarra. Es decir, en traducción del rajoyano- -un raro y poco expresivo dialecto del gallego- que Rajoy no quiso ser el mensajero de una noticia que para muchos es mala: la continuidad en el desacuerdo entre los responsables de los dos grandes y únicos partidos nacionales en lo que respecta a la lucha contra ETA. Era previsible y estaba previsto: Zapatero, después de tres años con la monserga del proceso de paz no puede aceptar en los dichos, ya veremos en los hechos, la más razonable doctrina que, al respecto, mantiene su principal oponente y, si prosigue en su enfermiza contumacia, inevitable próximo sucesor en La Moncloa. María Teresa Fernández de la Vega, la mantis religiosa del Gabinete, nos habló monótonamente silabeante, cual corresponde a su estilo, para insistir en eso de la unidad de los demócratas Entre su canto y el de Rajoy- Estoy detrás del Gobierno para derrotar a ETA -parecería que aquí no pasa nada de no ser porque los hechos, más elocuentes y sinceros que las palabras, evidencian que los vientos del norte, ya irrespirables para quienes repugna cualquier planteamiento independentista, amenazan con arreciar y llevarse por delante principios, vidas y patrimonios. Seguimos en el disimulo. Los protagonistas del bipartidismo fáctico en el que nos hemos instalado no quieren levantar la voz en la proximidad electoral y, con compartida descortesía para sus más fieles seguidores, le han dado al balón lo que dicen en el rugby una patada a seguir. Es un tributo excesivo, por falsario, a las formas vacías de la liturgia política. Rajoy y Zapatero permanecen en la discrepancia que, al primero, le obligan sus principios y, al segundo, le fuerzan sus compromisos secretos y fracasados. Lo que resulta innecesario es seguir manteniendo las apariencias. Cuando la unidad no es posible, y o deseable, lo que los ciudadanos tenemos que hacer es reforzar las mayorías con nuestros votos. S P por el banco holandés ABN Amro, se encuentra el desconARA unos cuantos españoles José M Aznar es la tento de un hedge fund por la deficiente gestión de la enticontrafigura del Rey Midas y todo lo que toca lo condad. La actividad de estas instituciones resulta altamente vierte en basura. Ignoran prácticamente todo sobre positiva paralaeconomía generaly los accionistas en partilos hedge funds: no saben cuál es su función, ni su tamaño, cular, pues ya ningún gestor, ni ningún consejo deadminisni su actividad, pero basta queel demiradas críticas, con pobierno haya aceptado formar parte del Consejo Asesor de der financiero suficiente para desplazarlos. Que el Presiuno de los más grandes, llamado Centaurus, para que los dente o el Consejero Delegado de una empresa sientan en el hedge funds se conviertan en el alcaloide del capitalismo escogoteelalientode un comprador hostil reportabepeculativo cuya misión es arramblar con toda la rineficios, inmediatos y cuantificables, para los acqueza posible y aumentar la pobreza de la famélica cionistas pequeños que, sin comerlo ni beberlo, ven legión. como sus acciones aumentan de precio. Tonterías aparte, aún antes de la contratación ¿El lado oscuro? La falta de transparencia. Code José M Aznar, los hedge funds y sus asimilados mo son operadores que no se financian en un merprivate equity, risk capital, etcétera, provocaban cado público, muchas veces los gestores de estos sentimientos encontrados. Por un lado, nadie niefondos acuerdan con sus clientes una rentabilidad ga su positiva contribución al mundo empresarial, determinada, más altas que las de las inversiones en la medida que evita anquilosamientos y saca a JOSÉ MARÍA tradicionales, pero sin dar cuenta de sus actividarelucir todo el valor de las empresas. Pero por otra GARCÍA- HOZ des hasta el final del periodo; por supuesto, utiliparte, su actuación carece de transparencia y las zan cualquier tipo de financiación, de forma que en muautoridades supervisoras del sistema financiero, desde el chas ocasiones mantienen una deuda superior en diez o veces a los recursos propios. bernador delBancoCentralEuropeo, reclaman algunasreSe comprende que poca información y mucha deuda glas específicas para evitar que los hedge funds pongan en son los ingredientes del plato más indigesto para los orgapeligro los ya de por sí precarios equilibrios de un sistema nismos supervisores, que temen verse de la noche a la mafinanciero cada vez más global. ñana con que la insolvencia de uno de estos megafondos Estas instituciones de inversión privada y libre mueven provoque una reacción en cadena con los bancos que les inimaginables masas de dinero, procedente en muchos caprestaron dinero, lo queasu vez produciría laruina dequiesos de los países petroleros- -en conjunto, una cantidad nes han confiado su propio dinero al banco. equivalente al PIB deEspaña- -quecomo no tienen reglas a La experiencia es corta porque los hedge fund nacieron las que someterse, invierten fuera de los estándares: acuen los años noventa y porque solo ha habido un caso de inden a la Bolsa y a los mercados organizados de divisas, pesolvencia. El Long Term Capital Management quebró en tróleoy otras materias primas, pero tambiénprovocan ope 1998, haciendo boquetes de consideración en los balances raciones de compra, fusión y separación de empresas. de bancos tan reputados como J. P Morgan. Pero el pánico En cualquier lugar del planeta donde haya un duro a gaapenas duró una semana y la única lección que se puede sanar, aparecerá uno de estos fondos, más bien antes que descar del caso contiene poco valor: efectivamente, de vez en pués. En España han protagonizado operacionesimportancuando quiebra un hedge fund, pero el contratiempo puede tes, dentro del modesto tamaño de la economía nacional: ser reparado por el propiomercado. En todocaso, y siseprodesde la compra de las redes de Iberdrola, a la de Cortefiel. dujera un nuevo contratiempo, los adversarios de José M Y están presentes, por supuesto, en las dos operaciones de Aznar ya tienen a quien culpar. Felices ellos. venta que se están cociendo ahora: Iberia y Altadis. A nivel josemaria garcia- hoz. com continental, en el origen de la oferta del Santander y otros