Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 s 6 s 2007 Campeonato del Mundo de motociclismo s Gran Premio de Cataluña DEPORTES 95 Ecclestone desea dominar el motor con la fusión F 1- MotoGP Pretende una unión con la empresa Dorna para dirigir ambos Mundiales, cuadrar el calendario y triplicar el negocio a escala universal T. G. -M. MONTMELÓ. Bernie Ecclestone vuelve a la carga con el viejo objetivo. El magnate de la Fórmula 1 pretende fusionar sus intereses con el Mundial de MotoGP para dirigir el mercado del motor como un monopolio universal. Un proyecto que suscitaría enormes beneficios económicos, pues vendería comercialmente todo el paquete a las televisiones y compaginaría un calendario que cubriría un mínimo de treinta y seis semanas al año (dieciocho de cada campeonato) sin duplicidades como la que ayer se vivió entre Montmeló y Canadá. Carmelo Ezpeleta, máximo responsable de Dorna, la empresa que controla MotoGP, conoce la idea de su colega inglés desde hace tiempo. Han hablado al efecto. El principal problema para conseguir este acuerdo radica en el IRTA, la Asociación Internacional de Equipos de Carreras. Directores y pilotos temen que esa unión elimine el poder que hoy poseen en el orbe de las dos ruedas. Saben que esa fusión les restaría capacidad de decisión, una potestad que pasaría a las manos de Ecclestone. Los hechos económicos, empero, apoyan esta sinergia. El negocio se triplicaría, al dominar el mercado televisivo y de patrocinio. Los equipos y fábricas ya tienden a esta dualidad. Honda posee estructura en las dos y las cuatro ruedas. Bridgestone surte de neumáticos a los dos campeonatos. Y la pareja Ferrari- Ducati es real. Ecclestone desea una unión que provocaría que las empresas de Fórmula 1 crearan su team de motos con el mismo patrocinador. El universo del motor rueda hacia ese trazado. El grupo Toro Rosso tiene programada una estructura de MotoGP con dos Ducatis. Y BMW prepara un grupo para competir en Superbikes. El negocio es evidente. Fundir los dos circos suscitaría proyectos comerciales con las imágenes conjuntas de Alonso y de Rossi, con el precio consiguiente, así como duetos supranacionales como Pedrosa- Alonso, Alonso- Lorenzo, MassaBarros, Raikkonen- Kallio y Hamilton- Smith, el inglés de 125. ¿La tarta seguirá partida o la pegarán con euros? Las plusmarcas de público que vive el motociclismo, como la producida este fin de semana en Montmeló, potencian el interés por crear un lobby portentoso. El Gran Premio de Cataluña se saldó con 201.970 espectadores en los tres días, 7.700 más que en 2006, y con 112.600 personas el domingo, 5.500 más que hace un año. Toro Rosso, con equipo Ducati El público respondió masivamente al reto de Montmeló REUTERS