Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 s 6 s 2007 Campeonato del Mundo de motociclismo s Gran Premio de Cataluña DEPORTES 93 Concierto magistral de Lorenzo Celebró su primera victoria en casa con un dominio desde la primera curva TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MONTMELÓ. Tiene esa estrella de ganador que se observa en figuras como Rossi. Posee talento, no oficio. Imprime carácter sobre la moto, no una regularidad vulgar. Demuestra toques de genialidad, no espasmos. Jorge Lorenzo es un adelantado a su cilindrada. Sobra en 250. Su calidad merece competir ahora mismo en MotoGP. Superaría inmediatamente a la mitad de la plantilla de la Primera división. Este chaval tiene la varita mágica que define Ángel Nieto: Don de moto El 4 de mayo de 1987 nació una estrella que pronto brillará a rebufo de Valentino. El mallorquín tenía una asignatura pendiente que ayer aprobó con sobresaliente cum laude No era la revancha con Bautista. Su examen final era ganar en casa, en un circuito donde se rompió la clavícula y donde ha sufrido otras caídas importantes desde que competía en copas menores. Ayer, por fin, ofreció un concierto magistral ante su público. La celebración posterior, cantando con un micrófono en honor de los Red Hot Chili Peppers, era una metáfora de la orquesta que dirigió en Montmeló. Movió la batuta al son de su música. Bailó a sus rivales. Los otros dos Lorenzos que simularon tocar las guitarras para imitar perfectamente al grupo musical eran un ejemplo de los papeles De Angelis me ha hecho trabajar duro, ha rodado con tiempos mejores que en sus entrenamientos Sigo pensando que Bautista debe disculparse y no creo que lo haga; lo tendré que perdonar algún día, aunque no ahora La actuación con un micrófono y dos guitarristas ha sido mi homenaje a los Red Hot Chili Peppers, el grupo con el que siempre soñé actuar Ningún piloto fue capaz de seguir a Lorenzo desde el momento que se puso al frente de la carrera secundarios que reciben el resto de pilotos. Es el que lleva la voz cantante. El solista del Mundial. Protagonista de una pole de MotoGP en la cilindrada del cuarto de litro, a la hora de la verdad salió mal desde la parrilla, como casi siempre. Pero se la jugó para no perder la cabeza. Antes de llegar a la primera curva aceleró a tope, superó a Luthi con un arriesgado adelantamiento al borde de la caída y consiguió la primera posición. Acto seguido, marcó un ritmo infernal que deshojó la margarita vuelta a vuelta. Primero descolgó a los hermanos Aoyama, a Simón y a su amigo AFP Bautista, que arrancó desastrosamente por soltar el embrague antes de lo debido. Después perdieron el tren Debón y Kallio. En una tercera etapa se bajó Luthi. Y a la postre, Dovizioso y De Angelis, que entraron en meta a tres y diez segundos. Se resarció, de esta forma, del mal sabor de boca que le de- jó el accidente con Bautista en Italia. Regresó al cajón más alto, al sitio destinado para su magia. Sólo los campeones traducen sus amarguras en triunfos, dominando la ansiedad, evitando la obsesión. Giorgio vuela por encima de la normalidad. Tras siete viajes como pirata clavó su quinta bandera de Lorenzo s land y sumó Barcelona a su imperio. Bautista alcanzó la quinta plaza gracias a una magnífica remontada desde la decimotercera. Le ayudó la caída de Alex Debón. Barberá, octavo, decepcionó. Es la diferencia con Jorge. Nunca decepciona. Para bien (Montmeló) o para mal (Mugello) siempre es noticia. Es la grandeza del campeón.