Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES Tenis s Triple de Nadal en Roland Garros LUNES 11 s 6 s 2007 ABC Nadal se instala en el Olimpo Gana a Federer en cuatro sets después de un partido muy físico y jugado con mucha intensidad Rafael Nadal 6466 Roger Federer 3 6 3 4 Duración: 3 horas, 10 minutos. Evento: Final de Roland Garros. 15.100 espectadores. Rafael Nadal Roger Federer 77 primer servicio 64 Aces 9 2 1 Dobles faltas 1 4 10 Break points a favor ganados 1 17 puntos con primer saque 66 70 55 puntos con segundo saque 55 38 puntos ganados al resto 34 JOSÉ MANUEL CUÉLLAR ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Sol, calorcito y el público en contra. Como le gusta a Nadal. A remar duro y a hacer remar al otro. Así ganó el español su tercer Roland Garros consecutivo, otra vez derrotando a Federer y otra vez presionándole, empujándole contra las cuerdas mentales, sin apenas desfallecimientos, apretándole las tuercas hasta que le reventarán las neuronas. Fue un partido duro, complejo tácticamente, muy físico y de cuchillo entre los dientes. Venía Roger dispuesto a todo, con la edad precisa, en el momento exacto de juego y con esperanzas por lo de Hamburgo. En suma, decidido a ganar. Pero también lo estaba Rafa y con un plan. Meterle la bola al revés alto, una y otra vez, hasta que se le derritiera el brazo. Es cierto que Federer tenía también soluciones: se sacó unos golpes cruzados muy cortos que pillaron desprevenido al español que, sin embargo, siempre volvió, siempre, nunca se fue del partido, con una cabeza de hierro. El primer set no fue muy vistoso, a ambos les costó entrar, errores inusuales de los dos y algo temblón el suizo en los momentos decisivos. De hecho, perdió hasta diez bolas de break en esa manga, algo insólito. Nadal estuvo italiano Aguantó en pie firme la embestida y a la primera que tuvo logró el break en el séptimo juego, suficiente para adjudicarse el parcial, pero dando la impresión de que ambos estaban todavía en rodaje. El segundo fue tremendo. Federer entró en juego con todo, alzó su nivel y, aunque el español mantuvo el suyo, siempre estuvo un pelín por debajo del suizo, que metió muy buenos servicios y puso al mallorquín en jaque. Arriesgó mucho Federer Nadal se prepara para el revés en un momento de la final que disputó ante Federer en la pista central de Roland Garros en este set. No le quedaba otra y también quemó buena parte de sus energías en una manga en la que tuvo que trabajar duro para ganar porque Rafa no le dio nada. Incluso estuvo peleándole todos los servicios para ir desgastándole, golpes al cuerpo para sacarle el aire. Cuando Roger empató parecía exhausto, sin recursos para seguir. Rafa lo vio, no se sabe muy bien cómo, pero lo percibió y se fue a por él en el momento justo, en el instante exacto. Le rompió el saque a las primeras de cambio cruzándole mucho la bola, haciendo labor de limpiaparabrisas, derecha, izquierda, para agotarle. Y sobre todo, mucho revés alto para luego meter la derecha cruzada, lejos del helvético, que sudó como un jornalero, algo que no le gusta, a él, que es tan fino y suave, tan elegante. Rafa no le dio opción, aguantó su saque y en el tercero siempre lo tuvo contra la pared, hasta que le remató. Es cierto que lo intentó Ro- AFP De lleno en la lucha ger, pero se encontró con un adversario inesperado: el servicio de Rafa, que fue muy ajustado, dando opción a que tomase la iniciativa en cada punto. En sentido figurado, le tenía agarrado por el cuello con zarpa de acero y ya no le iba a soltar. A Federer se le iban las fuerzas y cuanto más arriesgaba pa-