Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID LUNES 11 s 6 s 2007 ABC Uno de los aspectos que más cuidan es la seguridad de los viandantes debido a la potencia de las máquinas Han sustituido a los limpiadores de los distritos, que tenían que dejar su trabajo cotidiano para acudir a las concentraciones Tienen más de 40 trabajos diarios, incluidos accidentes Limpiar el entorno del Bernabéu tras un partido de fútbol supone a estos equipos menos de media hora de trabajo DANIEL G. LÓPEZ Casi como una patena El Servicio de Limpieza Urgente (Selur) ha supuesto toda una revolución de limpieza urbana en Europa, y un alivio para el trabajo diario de los distritos: acuden a las grandes concentraciones y accidentes de tráfico, limpian en pocos minutos, se han especializado en la recogida de sustancias peligrosas y, sobre todo, ya son la envidia de otras grandes capitales europeas JOSÉ MARÍA CAMARERO MADRID. Ante los miles de kilos de basura que depositamos diariamente los madrileños en los contenedores de basura, el reciclaje se ha convertido en la solución. Pero, ¿qué ocurre con todos esos restos que dejamos tras una manifestación, en un partido de fútbol e, incluso, cuando nos damos un pequeño susto en la carretera? Hasta hace poco tiempo, nada. O los recogían los barrenderos del propio distrito, descuidando la limpieza de las calles, o los restos permanecían varias horas- -e incluso días- -en el lugar. Pero desde hace cinco años, la capital cuenta con uno de los servicios de limpieza urgente más codiciados en toda Europa. Y no es ningún farol a lo castizo Los alcaldes de Roma, París o Berlín; los concejales del ramo franceses, belgas o británicos, y hasta eurodiputados verdes se han acercado a la capital para aplicarlo, en la medida de lo posible, en otras grandes urbes. No se trata de ningún sistema de emergencia al que puedan llamar los vecinos para que les solucione un problema de limpieza puntual, aunque el Selur sí está coordinado con el Centro de Emergencias Madrid- 112 para que, en el caso de que se produzca algún incidente, acudan los equipos distribuidos en tres centros desde donde actúan para la ciudad. Existen actos programados, de gran envergadura, como las decenas de manifestaciones que se dan cita en la capital, partidos de fútbol en el Santiago Bernabéu o el Vicente Calderón, cabalgatas como las de Carnaval o los Reyes Magos... Allí acuden barredoras, furgonetas y vehículos de transporte de empleados. Pedro y Juan son los jefes de mando que, a veces, coinciden en las afueras del Bernabéu cuando el Real Madrid juega un partido los do- Hasta 130 intervenciones al día Desde que comenzó a desarrollarse, el Selur ha aumentado su ritmo de trabajo. En apenas cinco años, han llegado a tener más de 130 intervenciones diarias- -algunas programadas, pero muchas inesperadas- trabajan hasta 40 personas en el turno de tarde y unas 60 en el de mañana, incluidos fines de semana. Mantienen las tres bases de Latina, Moncloa y Ciudad Lineal, aunque es la de Latina la que dirige toda la actividad del sistema y donde se encuentran la mayor parte de operarios. Tienen una velocidad de desplazamiento de 60 kilómetros por hora, en apenas unos 15 minutos llegan al lugar donde son precisos sus servicios y en tres cuartos de hora ya han acabado su trabajo. tramos de todo, desde propaganda, hasta vasos, botellas, cajas, etcétera Y es que las 80.000 personas que se dan cita en estadios como éste van dejando un rastro tras su paso. Eso sí, puntualizan en general somos limpios, porque si todos los que acuden a estos actos ensuciaran, esto sería un caos Aproximadamente, calculan, sólo un 10 por ciento de población ensucia deliberadamente. Limpiar el entorno del Bernabéu, tras un partido, les supone no más de media hora. El trabajo de los empleados es sencillo, pero no por ello deja de ser muy útil. Las máquinas se encargan de recoger toda la basura acumulada en el suelo, mientras que los operarios van limpiando las zonas donde no llegan las automáticas- -bordillos, esquinas... no sin quejarse de las condiciones climatológicas en las que tienen que trabajar. Es duro, porque en invierno estás con el frío entre los dedos, y en verano, la escoba se te resbala del calor que hace comenta jocoso Manuel, uno de los operarios. Uno de los aspectos que más cuidan es el de la seguridad a la hora de trabajar. Son máquinas rápidas, pequeñas pero potentes, que pueden arrollar a alguien aseguran los mandos del Selur. Por ello, suelen parar su actividad cuando hay dema- siada aglomeración, y esperan a que pase la gente para poder continuar sus labores. No se ha dado ningún caso grave de atropello, pero si lo podemos evitar, mejor Y evitar es también lo que hacen con respecto a otros compañeros de la Concejalía de Medio Ambiente que se encargan de la limpieza de las calles. Evitar que tengan que dejar sus labores habituales ante actos como éstos. Antes, eran los limpiadores de distrito los que tenían que dejar sus labores habituales para acudir a una manifestación o un concierto, lo que provocaba que dejaran su barrio sin limpiar comenta Juan. Ahora, permanecen en su distrito, sin necesidad de ir a otro lugar, porque para eso están los servicios del Selur. Con 40 salidas al día, es uno de los servicios municipales con más trabajo, aunque aparentemente sólo se les vea detrás de los grandes acontecimientos. Porque su labor va más allá de estas concentraciones. Cuando hay un accidente de tráfico, también acudimos, porque, además de limpiar los restos del vehículo, suelen dejar líquidos peligrosos comenta Pedro. En realidad, se trata de aceites, lubricantes e incluso carburantes que dejan su rastro por el asfalto. Son materiales peligrosos para la salud de otros viajeros y para el resto de vehículos. Por ello, las dotaciones del Samur cuentan con los últimos avances tecnológicos en recogida de sustancias peligrosas: agua a presión, disolventes y el uso de otro tipo de líquidos son los materiales que utilizan estas unidades que se han especializado también en esta complicada labor química y que, en parte, agradecen mucho las dotaciones de la Policía Municipal, porque también les quitamos mucho trabajo de encima Innovación tecnológica A pie de calle Barredoras, furgonetas... mingos. Nos instalamos en la zona, distribuimos a todos los trabajadores y comienzan a limpiar incluso antes de que la gente salga comentan. El objetivo, anticiparse a la masa que dejará, tras su paso, todo tipo de objetos: Encon-