Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 s 6 s 2007 MADRID 53 Aguirre comunicará hoy el nombre del nuevo presidente de la Asamblea Los partidos se reunirán en la Cámara para definir la composición de sus grupos parlamentarios s Aguirre apostará por un equipo continuista esta legislatura M. OLIVER MADRID. Comienza otra vez la actividad para los diputados regionales madrileños. La Asamblea levantará mañana oficialmente el telón para iniciar la actividad parlamentaria, con la constitución de la Cámara regional para los próximos cuatro años. Como preludio a este acto inaugural, está previsto que hoy se reúnan los partidos de la Cámara para que conformen los diferentes grupos parlamentarios. También será hoy cuando la presidenta regional en funciones y máxima dirigente del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, nombre a la persona que presidirá la Asamblea de Madrid en la VIII legislatura y que sucederá en el cargo a Concepción Dancausa. Aguirre presidirá la sesión constitutiva del grupo popular, en el edificio de Grupos de la Asamblea, donde propondrá a Antonio Beteta para revalidar su cargo como portavoz del grupo. Por su parte, el PSOE también ratificará el reparto final de cargos en su grupo que- -según anunció el sábado la gestora y de forma provisional hasta la formación de la próxima Ejecutiva regional que resulte del Congreso- -liderará la número dos, Matilde Fernández, como portavoz y el número tres, Andrés Rojo, como portavoz adjunto. Asimismo, Izquierda Unida confirmará también la composición de su grupo parlamentario, cuya portavocía previsiblemente ocupará la cabeza de lista, Inés Sabanés. Al día siguiente, martes, una vez designado el presidente de la Asamblea y formados los grupos parlamentarios, se constituirá el Parlamento regional. La semana que viene será la investidura de Aguirre y justo después la presidenta deberá comunicar la formación de su Formación de Gobierno El PP de Coslada recibe el edil en disputa, pero no gobernará M. D. M. La Junta Electoral Central finalmente decidió que el edil que se disputaban el PP y el PSOE de Coslada por un voto considerado nulo fuera para los primeros, aunque el PSOE ya ha anunciado que recurrirá a los tribunales. Tras esta decisión, el escrutinio final establece que los populares suman 12 concejales, frente los 9 del PSOE, los 3 de IU y el único edil de la Plataforma de la Izquierda de Coslada (PIC) La decisión de la Junta Electoral permitiría a PP y PIC revalidar el pacto que les hizo gobernar de 2003 a 2007, aunque la PIC ya ha anunciado que no volverá a pactar con los populares entendiendo que su debacle electoral es un voto de castigo a este pacto: el líder y fundador de la PIC fue alcalde cuatro legislaturas con IU. La PIC ya se ha sentado a negociar con PSOE e IU, mientras que el alcalde en funciones, Raúl López (PP) ha calificado este posible tripartito de indecencia democrática y ha tildado de desleal a su ex socio, con el que gobernó con tal tensión que llegaron a los tribunales. nuevo Gobierno. La presidenta regional no tiene intención de realizar muchos cambios. El buen funcionamiento que ha tenido su equipo en estos últimos cuatro años llevará a la dirigente autonómica a apostar por una política continuista de cara a la próxima legislatura, según apuntan fuentes regionales. Eso quiere decir que se verán pocas caras nuevas en el nuevo equipo ejecutivo de Aguirre. Durante estos días la presidenta está llamando a los consejeros que ha tenido en estos últimos años para conocer qué es lo que quieren hacer. Después de escuchar a todos comenzará a tomar decisiones, aunque todo apunta que los cambios serán muy contados. Es posible que alguno de los consejeros puedan cambiar de cartera. Los nombres de Luis Peral (Educación) Mariano Zabía (Medio Ambiente y Urbanismo) Francisco Granados (Presidencia) o Alfredo Prada (Justicia) están estos días en boca de todos. De las caras nuevas, emerge con fuerza Gador Ongil. Se trata de una de las personas de máxima confianza de Aguirre, aunque fuentes consultadas por ABC consideran que la presidenta quiere contar con ella para controlar el partido, y no para que forme parte del Gobierno.