Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 s 6 s 2007 INTERNACIONAL 39 Bush proclama la futura independencia de Kosovo en una Albania entregada Rusia y Serbia replican al presidente de EE. UU. que su posición sigue invariable SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. El 10 de junio es un gran día para la historia contemporánea de Albania, un día importante para nuestro futuro y un día que lo vamos a recordar siempre Con estas palabras y un ambiente festivo, si bien bajo medidas draconianas de seguridad, la población y los dirigentes políticos albaneses recibieron ayer la visita del presidente de Estados Unidos, George W. Bush. El gobernante llegó al aeropuerto de Tirana alrededor de las diez de la mañana procedente de Roma, en la penúltima etapa de su visita a Europa. Por la tarde viajó a Bulgaria, donde fue recibido por el presidente, Georgi Parvanov. El motivo central de su visita a Albania fue el de lanzar desde aquí un fuerte mensaje de apoyo a la independencia de Kosovo, región serbia con mayoría albanesa donde, valga la casualidad, se encuentra también la mayor base militar norteamericana de la región. En efecto, Bush no defraudó a los albanokosovares y repitió en numerosas ocasiones en Tirana que apoya la propuesta de independencia de esa región. Rechazó la idea de un diálogo interminable sobre el futuro estatus de Kosovo y afirmó que es ya tiempo de que se den los pasos necesarios para establecer esa independencia. Veintiuna salvas por el héroe americano en un país de mayoría musulmana S. T. LIUBLIANA. George W. Bush fue recibido en Tirana como un héroe, con 21 salvas por ser el primer presidente de Estados Unidos que visita Albania en su historia y por haber sido la Administración Clinton la que tomó la decisión de intervenir militarmente en 1999 cuando sus hermanos de Kosovo fueron víctimas del intento de genocidio a manos de las tropas serbias de Slobodan Milosevic. Desde entonces en Albania, junto a la bandera nacional, se iza siempre la de EE. UU. La población de Tirana le saludó ayer como si fuera nuestro presidente con carteles y paneles en los que se podía leer Bienvenido a Albania, presidente Bush y con las calles abanderadas. Para el Gobierno albanés, Bush es un amigo, un socio y un superaliado y como tal se decidió editar tres sellos postales con su imagen y nombrar una calle de Tirana con su nombre. El presidente fue recibido entre fuertes medidas de seguridad, a cargo- -por decisión expresa del Parlamento albanés- -de fuerzas militares estadounidenses que prácticamente blindaron la capital. En la última etapa de su gira por Albania, junto a su esposa Laura Bush visitó Fushe Kruja, una pequeña localidad próxima a Tirana. Allí, en un modesto bar, en mangas de camisa y sin corbata, se tomó un café en compañía de empresarios del lugar. Luego, olvidando pagar el café, se entretuvo saludando a la multitud que lo rodeaba y puso en un aprieto a los agentes de seguridad. Albania es seguramente el único país del mundo de mayoría musulmana donde Bush haya podido permitirse algo así. Bush charla con una albanesa que portaba una bandera norteamericana en Fushe Kruje nión, hay que hacer un esfuerzo para encontrar una manera de que el mundo diga que es (la independencia) una buena idea Agregó que si esa manera no se encuentra, más pronto que tarde llegará el momento en que se tendrá que decir basta: Kosovo es independiente enfatizó. En otras palabras, insinúo que si Rusia y Serbia no se convencen de esta necesidad y siguen insistiendo en volver a abrir las negociaciones, Estados Unidos y posiblemente la Unión Europea (UE) reconocerán una declaración unilateral de independencia de Kosovo. Ante esta afirmación, fuentes diplomáticas de la Casa Blanca se apresuraron a precisar que Estados Unidos sólo actuará en el marco del Consejo de Seguridad de la ONU Las posiciones de Rusia y Serbia al respecto continuaban ayer invariables según indicaron fuentes del entorno del presidente ruso, Vladimir Putin. Las fuentes citadas por la agencia Interfax consideraron que las declaraciones de Bush en Tirana tenían un marcado tinte electoral porque se acerca la campaña en EE. UU. Por otra parte, Bush invitó a Albania a colaborar en los esfuerzos por conservar la paz en Kosovo, sobre todo en el proceso que debiera conducir a esta AP Sólo en el marco de la ONU En la conferencia de prensa conjunta con el primer ministro albanés, Sali Berisha, Bush consideró que es necesario que este proceso avance. La meta es la independencia y el momento es ahora En su opi- región hacia un Estado con una independencia controlada por la comunidad internacional y sin el derecho a unirse en un solo país. El presidente norteamericano no se olvidó de elogiar a las tropas albanesas destacadas en Irak y Afganistán. Nuestro Ejército los respeta. Vuestros soldados son aplicados en lo que hacen. Están bien preparados, son valientes y disciplinados destacó Bush. ABC. es Vídeo de la visita del presidente de Estados Unidos, George Bush, a Albania en abc. es internacional