Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 s 6 s 2007 ESPAÑA 21 Un nigeriano muere en el vuelo regular que lo deportaba a Lagos Una mujer aborta en una patera camino de Fuerteventura y el feto es tirado por la borda ERENA CALVO LAS PALMAS. Un nigeriano murió el sábado a bordo del avión de Iberia en el que era deportado a Lagos custodiado por agentes policiales, después de que un juzgado de la localidad madrileña de Fuenlabrada hubiera dictado orden de expulsión contra él, informaron a Efe fuentes policiales. El inmigrante falleció de muerte súbita según estas fuentes a la espera de la autopsia. Osamuyia A. de 23 años, fue embarcado en el aeropuerto madrileño de Barajas en un vuelo con destino a Lagos en cumplimiento de una orden de expulsión. El deportado tenía once antecedentes por diversos motivos, entre los que figuran agresión sexual, robo, amenazas, daños, resistencia y desobediencia. El piloto del avión pidió permiso para aterrizar en Alicante tras ser informado por los policías de la muerte del nigeriano. En total viajaban 97 pasajeros, entre ellos tres deportados. Por otro lado, a principios de esta semana llegaban cuarenta indocumentados al puerto grancanario de Mogán con los cadáveres de dos de sus compañeros de viaje. Pocos días después una mujer subsahariana perdía a su bebé durante el trayecto y la joven madre no llegaba a serlo. dáveres recuperados. Tras un infernal trayecto, la mujer que perdió a su bebé fue atendida en un centro de salud de Fuerteventura, hasta donde llegó con una fuerte hemorragia vaginal y poco después fue ingresada en el Hospital General de la isla, donde continuaba todavía al cierre de esta edición. Posiblemente ahora piense como Nafiseh, la joven ghanesa de 24 años que tras desembarcar hace unas semanas en la localidad de Motril con su pequeña de diez meses recomendaba a sus compatriotas que no intentasen llegar a España a bordo de embarcaciones clandestinas. Recomendación, no obstante, difícil de seguir. La propia Nafiseh era la segunda vez que lo hacía, y la primera fue de las pocas que logró escapar al naufragio que hundió su patera. Desde última hora de este sábado una nueva oleada de embarcaciones clandestinas ha dejado cientos de indocumentados en distintos puntos de las costas canarias, aunque en ningún caso- -al cierre de esta edición- -se tuvieron que lamentar más pérdidas humanas. Una pequeña barquilla alcanzaba Fuerteventura a media tarde del domingo, aunque fuentes de la Guardia Civil no pudieron precisar el número exacto de ocupantes, que no superaba el medio centenar. Otros dos cayucos fueron localizados cuando navegaban próximos a las costas de Tenerife y El Hierro, la más pequeña de las islas canarias. El primero arribó, escoltado por Salvamento Marítimo y Guardia Civil, al muelle de Los Llanos de Santa Cruz de Tenerife con 139 personas a bordo de origen subsahariano que se encontraban en aparente buen estado de salud y entre los que viajaban, al menos, tres menores de edad. El otro cayuco, más alejado de la costa, se esperaba que alcanzase tierra firme entre la madrugada del lunes y esta maña- Un policía da instrucciones a los inmigrantes llegados al puerto de Los Cristianos na con cerca de ochenta o cien ocupantes, a falta de precisar el número exacto de indocumentados que formaban la expedición clandestina. A última hora del pasado sábado, además, desembarcaba en Gran Canaria una patera sin ser detectada con unos quince inmigrantes, de los que sólo tres fueron detenidos. A pesar de que la oleada de inmi- AP Nueva oleada de cayucos grantes a las Islas Canarias se ha reducido en un 60 por ciento respecto a 2006, el ritmo de llegadas en junio está aumentado y es comparable al del año anterior. Un joven pastor de Malí aspira a lo mismo que un chico de Lavapiés Alfonso Ortiz s Director de Casa África viajarán mañana a Las Palmas de Gran Canaria para presidir la inauguración de este organismo, que contará con la presencia de altos representantes del continente africano. ¿Canarias es la mejor Casa de África en España? -Indudablemente. No sólo por su situación geográfica, sino por los vínculos históricos y culturales que les han unido siempre. ¿Cuál es su principal objetivo? -Conseguir que españoles y africanos aprendan a apreciarse. Debemos quitarnos las gafas de la desconfianza con las Embarazada de tres meses Embarazada de tres o cuatro meses, según informaron a este periódico fuentes de la Cruz Roja, se vio obligada a abortar en la patera que a última hora del sábado le permitía desembarcar en Fuerteventura. La historia la contaban a su llegada dos mujeres que viajaban con la afectada, una de ellas de sólo catorce años. Otros 32 africanos, varones adultos, formaban parte de la expedición, que trató de ayudar en todo momento a la mujer embarazada. El feto, según el testimonio de los inmigrantes, fue lanzado a las profundidades del océano, donde terminan tristemente miles de inmigrantes; seis mil según cifras oficiales durante 2006. En lo que va de año, ya son 17 los ca- Hoy se espera otro cayuco POR E. CALVO LAS PALMAS. Alfonso Ortiz ha aceptado el reto de dirigir Casa África, y lo ha hecho con una amplia experiencia a sus espaldas después de haber trabajado en países como Ghana, Congo, Burundi, Egipto o Sudán. Sus Majestades los Reyes que miramos a los africanos; al final, tenemos los mismos problemas. El joven pastor de cabras de Malí aspira a lo mismo que un chico de Lavapiés. -Y busca fuera de su país lo que no encuentra dentro... -Evidente. Desde Casa África lo que queremos hacer es reflexionar sobre toda esta cuestión y analizar las medidas que se han ido tomando. El tiempo político de la crisis migratoria es el presente y la solución por la vía del desarrollo es el futuro, a largo plazo. El problema es el espacio entre el presente y el futuro. ¿Cómo evitar que vengan? No se puede si no encuentran trabajo en su país, y un país no se puede desarrollar en diez meses. ¿Somos hipócritas a la hora de invertir en África? -En África hay países con recursos estratégicos imprescindibles para Occidente y la competencia internacional por el acceso a esos productos sí que puede producir abusos. Hay que trabajar sobre la responsabilidad social de la empresa.