Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA LUNES 11 s 6 s 2007 ABC El regreso político de Caldera Después de cuatro años plácidos en el lado amable de la política tras los cuatro anteriores en que fue el malo de la película el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales vuelve a la foto del núcleo duro de Zapatero para hacer el programa de 2008 POR GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. Por quinta vez recurre Zapatero a Jesús Caldera para acometer una tarea fundamental primero fue quien aglutinó el embrión parlamentario del que surgió Nueva Vía el grupo que le aupó en 2000 al liderazgo del PSOE; después, fue su ariete contra el Gobierno de Aznar, como portavoz parlamentario entre 2000 y 2004; más tarde, le encargó la coordinación del programa con el que ganó las elecciones de 2004; tras el triunfo electoral, le encomendó el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, que ha desplegado la mayoría de las reformas por las que los socialistas reivindican haber realizado en tan sólo cuatro años una auténtica revolución social y ahora, de nuevo, coordinará la elaboración del programa con el que aspirará a la reelección como presidente del Gobierno en 2008. Este nuevo encargo, formalizado el sábado ante el comité federal del PSOE, representa el regreso a la política de Caldera, que ya tuvo su anticipo cuando, ante los preparativos para la campaña municipal y autonómica del 27- M, le incorporó a los maitines semanales en La Moncloa como parte del núcleo duro del Gobierno y del PSOE, en los que participan la vicepresidenta Fernández de la Vega; el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; el secretario de Organización del PSOE, José Blanco; el portavoz parlamentario, Diego López Garrido; el director del Gabinete de Presidencia, José Enrique Serrano, y el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda. Cuando Zapatero conquistó el poder el 14- M, muchos creían que Caldera sería vicepresidente del Gobierno, siguiendo la pauta de Alfonso Guerra con Felipe González o Francisco Álvarez- Cascos con José María Aznar. Pero, a diferencia de estos, Caldera no tenía el control del partido y Zapatero tenía decidido que ese puesto sería para una mujer. Zapatero ofreció varias opciones a Caldera, que se inclinó por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, una macrocartera en la que encajaba por el perfil que el líder socialista buscaba: alguien con peso y empuje suficiente para pelear con Pedro Solbes y sacarle el dinero necesario para financiar el desarrollo de la parte del programa electoral que debía ser seña de identidad de su Gobierno. Al anunciar el encargo de coordinar de nuevo el programa electoral, Zapatero no escatimó elogios: La gestión de Jesús Caldera está colmada de grandes logros sociales, logros por los que se nos reconoce: tres millones de empleos, veinte acuerdos sociales, el periodo de mayor paz social en la demo- Jesús Caldera Zapatero ensalzó ante el comité federal del PSOE que se nos reconoce por los grandes logros sociales de la gestión de Jesús Caldera cracia, la ley de Igualdad, la ley de Autonomía frente a la Dependencia, la ley contra la Violencia de Género, el Estatuto de los Trabajadores Autónomos Un despliegue que no se ha capitalizado en presencia pública del ministro, hasta el punto de que en los momentos guadiana del Gobierno muchos se han preguntado: ¿Dónde está Caldera? Estaba disfrutando del lado amable de la política después de haber sido el malo de la película durante los cuatro años de oposición. Si el balance de su gestión como ministro es público, su influencia política se ha desdibujado, pero nunca dejó de existir. Miembro de la ejecutiva del PSOE y uno de los ministros que siempre hablan en el Consejo, ha conservado el hilo directo con Zapatero. Ahora regresa a la foto pero antes de hacerlo ya destapó la pluma De ella salieron algunas cosas que dijo Zapatero ante el comité federal: El programa de 2008 será el más ambicioso en lo social y en el conocimiento que hayamos podido imaginar nunca, un programa progresista, reformista e innovador, para una España que será líder en políticas sociales, en investigación, en compromiso con el cambio climático y en ayuda al desarrollo y que apostará por el pleno empleo.