Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA ETA rompe la tregua LUNES 11 s 6 s 2007 ABC Batasuna considera que la oportunidad del proceso sigue abierta EP MADRID. Batasuna asegura que la oportunidad del proceso sigue existiendo y que la izquierda abertzale no da el proceso por enterrado, ni finiquitado Así lo expresa la formación ilegalizada en un breve documento en el que intenta justificar ante su militancia la ruptura del alto el fuego por parte de ETA y en el que responsabilizan al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por su falta de valentía El texto, al que tuvo acceso Europa Press, afirma que, aunque la desesperanza de algunos sectores es comprensible, sigue existiendo la oportunidad y por lo tanto hay que seguir invirtiendo todos los esfuerzos trabajando día a día para que, cuanto antes, un escenario real de soluciones sea una realidad Batasuna responsabiliza al Ejecutivo del bloqueo del proceso por su falta de valentía y le acusa de no haber hecho un esfuerzo honesto y sincero por aparcar la estrategia policial y judicial El Gobierno se ha limitado a gestionar los tiempos y evitar el debate político explica, al tiempo que carga también contra el PNV por haber evitado la puesta en marcha de la mesa o mesas de partidos Si alguien hubiera planteado al inicio del proceso que íbamos a ser ilegales un año después de la declaración del alto el fuego, hubiera parecido un disparate insisten. Asimismo, recuerdan cómo el PSOE ha hecho bandera, video en mano, y se ha jactado de hacer menos que el PP en tiempos de Lizarra Distribuido en euskera y en castellano con el anagrama de Batasuna en la parte superior, el texto se titula La oportunidad sigue estando aquí, trabajemos para conseguir la solución democrática y en él explican las razones que, según Batasuna, han provocado el bloqueo del proceso. En este sentido, la formación ilegalizada denuncia la falta de voluntad política del Ejecutivo así como la ausencia de un diálogo de condiciones cuya guinda dicen, han sido las últimas elecciones municipales en las que denuncian un acoso a todas las actividades de la izquierda abertzale Por último, defienden la propuesta de Anoeta que definen como concreta y realista Nuestro mago implacable Zapatero siente ahora en su persona toda la precariedad, el desorden, la incapacidad y el caos que ha inoculado a la tarea de Gobierno y a las instituciones Hermann Falta de valentía Ausencia de diálogo eré implacable Parece más una frase de Iván el Terrible, Pedro el Grande o Murat el Magnífico. Pero no. Es nuestro presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dolido como está ante tanta incomprensión, agotada su paciencia democrática, ya decidido a no tolerar abobinables (sic) críticas quien nos anuncia que lo será ante la amenaza del terror Nos dicen sus cronistas que Zapatero ya ha dado así una respuesta contundente a la amenaza de ETA. En un vibrante discurso, ante el Comité Federal del PSOE, el máximo órgano dentro del partido entre congresos, Zapatero desgranó su estrategia antiterrorista Habrán de creerles quienes aún estén dispuestos porque nada que se parezca a estrategia antiterrorista aparece en los textos que glosan tan intensa reunión ni la alocución pública de José Luis el Implacable. Sólo citan por enésima vez las letanías plañideras de Zapatero, su gente y sus medios en lamento por el hecho de que la oposición no los siguió al terrible error y fracaso que ha sido el llamado proceso de paz ni parece dispuesto a compartir la responsabilidad por el mismo. S Zapatero y Rajoy se saludan antes de su última entrevista en La Moncloa los Seco Serrano en la entrevista que publicó el sábado ABC. Y no es ETA. Su enemigo profundo e íntimo es la derecha una construcción imaginaria suya en la que incluye todo lo que no es propio a su iconografía y su muy elemental cultura. A esta derecha la identifica con la maldad y por ello le discute no ya sólo la autoridad moral sino también el derecho como opción legítima de pensamiento y gobierno. Ahora siente en su persona toda la precariedad, el desorden, la incapacidad y el caos que ha inoculado tanto a la tarea de gobierno como a las instituciones desde que llegó al poder. En tales condiciones, esta alma herida es capaz no sólo de pasearse aullando lamentos por las televisiones sino de intentar demostrarnos sus razones históricas con cualquier tipo de ocurrencias irreparables. En este sentido, el jefe de la oposición, Mariano Rajoy, que acude hoy a Moncloa, debe ser plenamente consciente de que Zapatero es ahora mucho más peligroso que nunca, lo que no es poco. Probablemente ha pretendido desde siempre- -aquí no se le puede negar el éxito- -convertir sus cuitas y fantasmas personales en herida nacional. Su discurso sectario es susceptible de empeorar. En la historia reciente de Europa no se encuentran precedentes de una legislatura que, en tiempos de paz, haya causado tantos y tan graves daños a las instituciones y al tejido social y a la convivencia como la que ha dirigido el PSOE bajo un líder lanzado a su demencial carrera de experimentación al grito de magia potagia y a la activación simultánea del sentimentalismo político y los peores instintos. Es triste y grave que no haya habido socialistas que se resistieran a la demonización del PP y tuvieran coraje para poner coto al desmán sectario y fin al aventurerismo. Es hora por tanto de que, si los socialistas se han perdido el respeto tanto como para seguir al Gran Mago por la senda de la catástrofe, el único partido de la oposición y a un tiempo único partido nacional ahora existente, ponga pie en pared. Mariano Rajoy tiene mucha razón en reducir sus expectativas- -como señalaba ayer en su entrevista en estas páginas- a una muy improbable explicación por parte del presidente de lo que los bardos zapateriles llaman estrategia antiterrorista es decir, los pasos concretos que en la lucha contra el terrorismo se han proyectado. Se habrían de acometer IGNACIO GIL Ocurrencias irreparables en todos los frentes en los que con tanta efectividad se trabajó y se combatió contra ETA en la segunda legislatura del PP. Hasta que Zapatero entabló, desde la oposición, negociaciones secretas para buscar unos acuerdos de cara a una paz por separado con el enemigo del Estado. Se dice pronto. Detalles de esta gran conspiración los daba ayer uno de los mensajeros y asesores áulicos del presidente. Pronto las completará la versión de los otros conspiradores, ahora muy enfadados. Desear un acuerdo entre los dos grandes partidos no significa creer que vaya a ser posible mientras Zapatero tenga algo que decir en Moncloa y en el PSOE. Lo probable es que Rajoy salga asustado de La Moncloa y antes de caer la tarde los clarines de Ferraz proclamen la culpa total del PP. Por eso, más allá de las realidades virtuales del Gran Mago y al margen de la amenaza de ETA a los españoles, es preocupante la retórica de Zapatero y su entorno en momentos de aprieto y la amenaza patente de profundizar en la socialización de la herida familiar del nieto. Como dice Santiago González en su impagable blog, si De Juana y Otegi están en la cárcel a pesar de que el presidente considera al primero partidario del proceso de paz y al segundo un líder de la izquierda abertzale con un discurso por la paz ¿qué castigo reservará el Gobierno para los enemigos del proceso de paz? La reunión de hoy Reducir expectativas Autoconmiseración La única estrategia que se percibe realmente es la conocida y grotescamente expuesta en la entrevista a un Iñaki Gabilondo que no pudo ayudar al pobre hombre a reconducir su vergonzoso alarde de autoconmiseración adolescente. Como los planes. Durante ese triste espectáculo se pudo comprobar una vez más que el presidente del Gobierno del Reino de España sólo tiene en realidad una obsesión y un enemigo, probablemente producto de esa herida familiar de la que no quiere curarse a la que se refería Car- Es grave que no haya habido socialistas que se resistieran a demonizar al PP y tuvieran coraje para poner coto al sectarismo