Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍAyNEGOCIOS Empresa DOMINGO 10 s 6 s 2007 ABC Alfredo Sáenz Consejero delegado del Santander Francisco González Presidente del BBVA José Manuel Entrecanales Presidente de Acciona Rafael del Pino Presidente de Ferrovial El 75 de las empresas se enfrentan a su desaparición en menos de 10 años ABC MADRID. Un reciente estudio realizado durante los últimos diez años por la consultora Bain Company entre las empresas del Fortune 500 ha puesto de manifiesto que tres de cada cuatro compañías se enfrenta a la amenaza de la extinción en menos de una década a no ser que maximicen los recursos que aún tienen sin explotar. Los grandes activos ocultos que figuran en el estudio de Bain son la clave para sobrevivir en un entorno altamente competitivo y de grandes turbulencias. De hecho, las compañías que buscan fórmulas de crecimiento basadas en los activos ocultos tienen entre cuatro y seis veces más probabilidades de sobrevivir. Las empresas deberían buscar dichos activos en tres áreas: los segmentos de clientes y los datos que pueden promover nuevos productos y negocios (activos ocultos de los clientes) plataformas que pueden expandir o crear nuevas líneas y unidades de negocio (plataformas ocultas de crecimiento) y capacidades (tecnologías, procesos y experiencia) que pueden liderar algún adelanto de producto o servicio (capacidades ocultas) El estudio revela que, por el contrario, los caminos habituales que muchas compañías siguen cuando sus negocios se encuentran en problemas- -como entrar en nuevos mercados, buscar fusiones o lanzar programas de innovación de gran calado- no han resuelto el crecimiento, hasta el punto de que han sobrevivido sólo el 10 de las organizaciones. Más de la mitad de las industrias están experimentando cambios en rentabilidad, frente al 20 que los registraban hace 30 años (un ratio de casi el triple) el tiempo de vida de los negocios ha caído a una media de 14 años; los consejeros delegados dejan sus trabajos con una frecuencia que dobla la de décadas previas, con una media de permanencia que actualmente alcanza los cuatro años; sólo una de cada diez empresas consigue un crecimiento sostenible en un período de diez años; el período medio que un inversor mantiene una participación en un mercado ha descendido desde los ocho años a los ocho meses; los líderes del mercado pierden más rápidamente sus posiciones; y los ciclos de vida de los productos en muchas industrias se han acortado un 70 %o más. El llamado Plan I06, o plan de stock options del Santander, establecía la puesta de 103,5 millones de acciones (un 1,65 del capital del banco) a disposición de 2.750 directivos, a un precio de 9,07 euros. El principal beneficiario: Alfredo Sáenz, a quien le corresponden 1.209.100 opciones sobre acciones. Ejecutadas a los precios actuales le permitirían embolsarse unas plusvalías del entorno de los 6 millones de euros. A principios de 2006, BBVA anunciaba un nuevo plan de incentivos para sus casi 1.800 directivos: compromiso de entrega de acciones de la entidad en 2008 por valor de 366,3 millones de euros. El plan incluye la promesa de entrega de un máximo de 22 millones de acciones, de las que 1,38 millones serían para los tres consejeros ejecutivos (Francisco González, José Ignacio Goirigolzarri y José Maldonado) Acciona aplicará este año un plan de retribución a la alta dirección del grupo, incluyendo los consejeros con funciones ejecutivas, que consiste en el pago de parte de su salario variable mediante entrega de acciones de la compañía. De esta forma, los consejeros directores generales, directores generales y directores generales de área del grupo recibirán un número máximo de 9.150 acciones en 2007. Ferrovial ha aprobado recientemente dos planes de retribución para directivos de BAA que suponen la entrega de stock options de características similares a los ya aprobados para directivos de Ferrovial. El primer programa es un plan de opciones sobre acciones para 500 directivos de los seis primeros niveles de dirección de BAA. Se le destinará un máximo anual de 1,10 millones de acciones, el 0,78 del capital social de Ferrovial. El sueldo de las grandes decisiones aún se paga con stock options Para algunos, se trata de un método asimétrico, puesto que aumenta las desigualdades salariales entre simples empleados y los altos cargos directivos M. J. PÉREZ MADRID. Pese a que en los últimos años han decaído las otrora archifamosas y polémicas stock options (opciones de compra de acciones) como instrumento que suelen utilizar, sobre todo, las grandes empresas que cotizan en Bolsa para motivar a sus trabajadores, en la actualidad aún siguen siendo muy habituales. Santander, BBVA, Telefónica, Ferrovial o ACS, son algunas de las compañías españolas del Ibex- 35 que tienen aún incentivos ligados a la cotización. Esta modalidad de retribución a empleados proviene de Estados Unidos. En líneas generales, consiste en posibilitar la incorporación como accionista- -con unas condiciones especiales- a los directores, gerentes o empleados con el objetivo fundamental de que el beneficiario permanezca en la compañía un largo plazo y a su vez agregue valor a la empresa. En España, este tipo de remuneración, que goza de una positiva fiscalidad, ha vuelto a la actualidad en los últimos días por la publicación en prensa de las plusvalías obtenidas por 39 directivos de ACS, entre ellos su presidente, Florentino Pérez, que han ejecutado sus planes de opciones sobre acciones de 2004 y 2005. En conjunto les ha generado unas plusvalías de 430 millones de euros, 100 millones para el propio Florentino Pérez. Este tipo de remuneración consiste básicamente en ofrecer a los empleados un número limitado de acciones a un precio fijo, que permanece constante durante un tiempo que oscila entre tres y cinco años. Una vez finalizado este periodo el titular tiene derecho a comprar el número de acciones que concretó en su día al precio fijado de antemano. Al cabo de ese tiempo, en el caso de que el valor haya subido en Bolsa, el empleado adquirirá las acciones al precio inicial y posteriormente las venderá en el mercado por un importe superior, obteniendo ganancias. Por el contrario, si el valor después del tiempo marcado es inferior al fijo concertado anteriormente, el empleado no ejercerá su derecho a comprar, ya que perdería dinero. Entre las ventajas para la empresa está el hecho de que fomenta la productividad y una gestión eficiente, al tiempo que evita la toma de decisiones por Es una decisión urgente Florentino Pérez, presidente de ACS parte de los directivos basadas en expectativas a corto plazo y garantiza la coincidencia de intereses entre gestores y accionistas. No obstante, también hay críticas, ya que, según los ex- JULIÁN DE DOMINGO pertos, aumenta las desigualdades salariales, puesto que normalmente los simples empleados sólo pueden adquirir cientos de stock options mientras que los directivos, cientos de miles.